La portada de mañana
Acceder
Ayuso se encomienda ahora al auxilio del Gobierno para afrontar la tormenta
Médicos de familia: "Estamos achicando agua de un sistema que naufraga"
OPINIÓN | El final de la escapada, por Antón Losada

Trabajadoras denuncian que el Sergas contrata al márgen de las listas del mecanismo pactado con los sindicatos

Hospital Teresa Herrera de A Coruña.

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) está prescindiendo de las trabajadoras y trabajadores apuntados en las listas de selección temporal a la hora de contratar refuerzos contra la epidemia de coronavirus. Lo denuncian los propios sanitarios y la CIG, sindicato mayoritario en la sanidad gallega, acaba de emitir un comunicado en el que exige a la Xunta que cumpla el pacto de selección temporal acordado con las centrales.

El sindicato mayoritario en la sanidad gallega acusa a la Xunta de despedir al personal temporal que contrae coronavirus

El sindicato mayoritario en la sanidad gallega acusa a la Xunta de despedir al personal temporal que contrae coronavirus

“¿Qué explicación tiene que el personal sanitario que está en listas de contratación baremado y reglado no haya sido llamado para renovar sus contratos y estén en sus casas y en cambio personal que no está en lista de contratación del Sergas sí haya sido renovado?”, se preguntan en una carta abierta dirigida a Alberto Núñez Feijóo Natalia Jiménez y Laura Sánchez, empleadas del Hospital de A Coruña (Chuac). “El personal sanitario que llevamos años a vuestra disposición, que nos hemos formado y cogido experiencia, no se merece quedar en casa”, dicen.

Las remitentes de la misiva recuerdan que las personas anotadas en las listas del Sergas “en muchas ocasiones” han firmado “varios contratos a la semana” y Sanidade a menudo no ha respetado descansos y han pedido “incorporaciones al turno con pocas horas de preaviso”. Sobre estas circunstancias insiste María Xosé Abuín, responsable nacional de Saúde de la CIG. “El Sergas tiene esta manera de contratar, está instalada en ella, la precariedad. Es un desastre”, denuncia.

Según el propio presidente de la Xunta expuso hace una semana, durante el estado de alerta la Consellaría de Sanidade ha contratado 1.700 trabajadores. “Vamos a necesitar a esos profesionales”, manifestó, “por lo menos durante los próximos meses, hasta ver como funcionan los rebrotes previstos para el otoño de acuerdo con todos los expertos consultados”. La CIG, que de entrada no se opuso a las medidas excepcionales para reforzar el Sergas, reclama ahora que esos refuerzos “se ofrezcan a las personas aspirantes por su orden de prelación en las listas, personas con experiencia suficiente para atender con solvencia en las unidades COVID”.

El sindicato, explica María Xosé Abuín, quiere que el Sergas vuelva a la mesa sectorial a negociar. Y considera que, en previsión de lo que pueda pasar en otoño, “hay que negociar los contratos, deben ser estables, y también un plan de formación estructural sobre el coronavirus”. En las listas de contratación de la Xunta figuran miles de personas y son más de 6.000, según cálculos de Abuín, las afectadas por este modo de actuar de la Administración.

Preguntado por ElDiario.es, el Sergas no ha ofrecido su versión.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2020 - 13:06 h

Descubre nuestras apps

stats