Un estudio concluye que el Golfo de Bizkaia atrapa a más del 85% de los plásticos que entran en él

Las corrientes y el viento del golfo de Bizkaia atrapan a más del 85% de los plásticos que entran en esta zona

Los plásticos que llegan al mar Cantábrico, especialmente los de mayor tamaño, se quedan atrapados en el golfo de Bizkaia. En su destino tienen influencia las corrientes pero, sobre todo, el viento, que evita que más del 85% de grandes partículas de este material se disperse hacia el Atlántico. Es la conclusión de un estudio en el que investigadores de las universidades de Santiago y Vigo y del Centro Oceanográfico de esta última ciudad, han analizado la trayectoria que siguen diferentes plásticos en esta costa entre los años 2009 y el 2018.

"Se detectó que los plásticos que ingresan en el golfo de Bizkaia rara vez abandonan esta zona, lo que la convierte en una región de atrapamiento", asegura la investigación. Los investigadores simularon la circulación de las partículas contaminantes de manera virtual teniendo en cuenta las velocidades de las corrientes marítimas y los niveles de arrastre además de los diferentes tamaños de los plásticos y, "por lo tanto, su exposición al efecto del viento". Aunque las corrientes son las que marcan el patrón de movimiento, el estudio indica que su trayectoria puede ser modulada por el viento, sobre todo con plásticos de mayor tamaño.

El estudio, que se ha publicado recientemente en la revista Journal of Sea Research, indica que solamente consiguen abandonar el golfo entre un 4 y un 15% de los plásticos que entran desde la costa atlántica, especialmente desde el cabo Ortegal (A Coruña).

Los plásticos que más se quedan atrapados en el golfo son los que tienen un tamaño superior a los cinco milímetros, que son los que más se ven afectados por el viento que se dirige a tierra. "Este tipo de plásticos tienden a acumularse en una franja estrecha a lo largo de la costa (con una probabilidad en torno al 90%) lo que favorere su acumulación en la costa (con una probabilidad del 60%)", indica el estudio. A diferencia de estos, los microplásticos tienen una "gran tendencia" a dispersarse hacia el Atlántico, más allá de la Península Ibérica y la Bretaña francesa.

El golfo de Bizkaia está considerada como una región media en contaminación por plásticos. Como recuerda la investigación, este material representa el 70% de los residuos que se encuentran en el mar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps