La portada de mañana
Acceder
La auditoría de la Iglesia detecta al menos 30 acuerdos con víctimas de pederastia
No es (solo) la sequía: cómo hemos llegado a los cortes en el grifo del agua
Opinión – Catalunya, un país de colonos, 'botiflers' y traidores, por Pere Rusiñol

Balears inyecta 15 millones de euros al sector náutico para su descarbonización

Europa Press

0

La Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática ha puesto a disposición del sector náutico 15 millones de euros del Plan de Inversiones de Transición Energética de Balears (Piteib) para su descarbonización.

Así lo ha informado el vicepresidente y conseller, Juan Pedro Yllanes, durante su visita este jueves al astillero de laúdes 100% eléctricos de la empresa Medvolt Marine.

En concreto, el Piteib incluye un programa de 70 millones de euros centrado en hacer frente a los principales retos de la insularidad, como son la movilidad sostenible, la descarbonización del mar y ciclo del agua.

En este sentido, Yllanes ha indicado que la línea 3 de este programa, centrada en la descarbonización del mar, incluye específicamente que de estos 70 millones, 15 son exclusivamente para la descarbonización del sector náutico.

“La electrificación de las embarcaciones va en consonancia con los objetivos marcados por el Govern balear, el Gobierno del Estado y la Unión Europea, y somos conscientes de que la movilidad es uno de los grandes emisores y es vital empezar y facilitar su descarbonización, que debe ir ligada también a una descarbonización de los puertos”, ha dicho el conseller.

Asimismo, ha sostenido que tienen el deber “de cuidar y proteger” el entorno balear, especialmente el marítimo, en un lugar que vive directamente del Mediterráneo. “Estas actuaciones van en esta dirección, incluyen la perspectiva medioambiental y la sostenibilidad en un sector que aún tiene mucho camino por recorrer”, ha reiterado.

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha manifestado que se deben aprovechar los fondos europeos para transformar la economía y que la visita de este jueves es un ejemplo de que se puede “apostar por una industria verde que ayude a cumplir los objetivos climáticos de reducción de emisiones”.

Electrificación de los puertos de Balears

Esta línea pretende la electrificación de los puertos de Balears y la instalación de energías renovables en el mismo puerto o en un entorno urbano cercano para proveer esta electrificación.

Además, persigue fomentar que las embarcaciones se adapten a una combustión menos contaminante y, a la vez, ayudar a crear un polo industrial para acelerar la implantación de empresas que puedan crear puestos de trabajo “estables y de calidad”.

Con estas inversiones puede fomentarse la fabricación de embarcaciones de cero emisiones en Balears para mejorar el tejido industrial sostenible de la comunidad, así como la adquisición de embarcaciones para particulares y empresas, y también sistemas de propulsión eléctricos para embarcaciones existentes, han destacado desde el Govern.

Por último, han añadido que pretende apoyar proyectos de carácter innovador en el mar, que también pueden ser un activo en la transición energética, tanto en producción como en almacenamiento de energía renovable en relación con el mar, como pueden ser el aprovechamiento de energía marina en puertos, hidrógeno renovable aplicado a la movilidad marítima, descarbonización de alguna línea de transporte marítimo u otras actuaciones de carácter innovador.

El vicepresidente del Govern también ha presentado este jueves el borrador del Plan de Transición Energética a los diferentes Grupos Parlamentarios con el objetivo de que sea “lo más consensuado posible”. En declaraciones a los medios antes de reunirse con el resto de formaciones políticas en el Parlament, el conseller ha indicado que esta reunión forma parte de un “primer momento para hacer partícipe a toda la sociedad, partidos políticos y sindicatos”.

“Con este plan estamos estableciendo una hoja de ruta de aquí a diez años para poner en marcha las líneas de actuación necesarias para los objetivos esenciales que tenemos como la descarbonización de la economía, el desarrollo de renovables y el cambio del paradigma en la movilidad”, ha indicado el conseller, quien ha estado acompañado en la reunión por el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava.

Modelo económico resiliente al cambio climático

Yllanes ha recordado que comenzaron exponiendo el Plan a un comité de expertos y a partir de ahí a sindicatos y partidos políticos. Además, ha señalado que ha sido presentado al Consell de Ibiza y la semana próxima lo harán en Menorca. “A través de unas fichas se pueden aportar ideas para que sean introducidas en este plan”, ha remarcado.

El Plan tiene como objetivo que para 2023 Baleares tenga las bases para un modelo económico sostenible, descarbonizado y resiliente al cambio climático, hecho que permitirá un crecimiento socialmente justo, inteligente y democrático.

Así, este Plan pretende dar forma a la planificación de la política de transición energética y cambio climático balear, de forma que se pueda dar cumplimiento a los compromisos que emanan de la Ley de cambio climático y transición energética.

El borrador del Plan ya fue presentado al Consejo Balear del Clima el pasado 12 de mayo y deberá prever las medidas necesarias para la reducción de gases de efecto invernadero respecto a 1990 y avanzar hacia la mayor autosuficiencia energética reduciendo el consumo primario de energía respecto a 2005, así como ampliar la potencia de las energías renovables en las Islas y asegurar la adaptación del territorio y de los sectores económicos de Baleares a los impactos del cambio climático.

Según este Plan, el primer objetivo es reducir las emisiones un 40% en 2030 para llegar a la neutralidad climática en 2050. Así mismo, la reducción del consumo primario deberá bajar un 26% en 2030 y hasta un 40% en 2050.

Por otro lado, el Plan prevé cuotas quinquenales de penetración de energías renovables, por tecnologías, con objeto de lograr progresivamente los objetivos siguientes, definidos como proporción de la energía final consumida en el territorio balear: el 35% para 2030 y el 100% para 2050. Estos objetivos se deberán ajustar a las particularidades de cada isla.

Al acabar la reunión, el diputado del PSIB, Carles Bona, presente en la reunión en el Parlament, ha subrayado que es un “tema fundamental” para la ciudadanía de Baleares. Por ello, ha apostado por llegar al “mayor consenso” por cuestiones que “importan a todos”. “Es un tema que Baleares está por delante al nivel del Estado”, ha subrayado.

Por su parte, el diputado de Podemos Alejandro López ha indicado que Yllanes les ha pedido “implicación con propuestas concretas” para incluir en el Plan. “Es una cuestión esencial para Baleares, que cuenta con horas y horas de sol y donde las energías renovables tienen que desplegarse con todo su potencial; y tiene que contar con el consenso de todos los actores sociales y políticos de nuestras islas”, ha terminado.

La Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática ha puesto a disposición del sector náutico 15 millones de euros del Plan de Inversiones de Transición Energética de Balears (Piteib) para su descarbonización.

Así lo ha informado el vicepresidente y conseller, Juan Pedro Yllanes, durante su visita este jueves al astillero de laúdes 100% eléctricos de la empresa Medvolt Marine.

En concreto, el Piteib incluye un programa de 70 millones de euros centrado en hacer frente a los principales retos de la insularidad, como son la movilidad sostenible, la descarbonización del mar y ciclo del agua.

En este sentido, Yllanes ha indicado que la línea 3 de este programa, centrada en la descarbonización del mar, incluye específicamente que de estos 70 millones, 15 son exclusivamente para la descarbonización del sector náutico.

“La electrificación de las embarcaciones va en consonancia con los objetivos marcados por el Govern balear, el Gobierno del Estado y la Unión Europea, y somos conscientes de que la movilidad es uno de los grandes emisores y es vital empezar y facilitar su descarbonización, que debe ir ligada también a una descarbonización de los puertos”, ha dicho el conseller.

Asimismo, ha sostenido que tienen el deber “de cuidar y proteger” el entorno balear, especialmente el marítimo, en un lugar que vive directamente del Mediterráneo. “Estas actuaciones van en esta dirección, incluyen la perspectiva medioambiental y la sostenibilidad en un sector que aún tiene mucho camino por recorrer”, ha reiterado.

Por su parte, el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha manifestado que se deben aprovechar los fondos europeos para transformar la economía y que la visita de este jueves es un ejemplo de que se puede “apostar por una industria verde que ayude a cumplir los objetivos climáticos de reducción de emisiones”.

Electrificación de los puertos de Balears

Esta línea pretende la electrificación de los puertos de Balears y la instalación de energías renovables en el mismo puerto o en un entorno urbano cercano para proveer esta electrificación.

Además, persigue fomentar que las embarcaciones se adapten a una combustión menos contaminante y, a la vez, ayudar a crear un polo industrial para acelerar la implantación de empresas que puedan crear puestos de trabajo “estables y de calidad”.

Con estas inversiones puede fomentarse la fabricación de embarcaciones de cero emisiones en Balears para mejorar el tejido industrial sostenible de la comunidad, así como la adquisición de embarcaciones para particulares y empresas, y también sistemas de propulsión eléctricos para embarcaciones existentes, han destacado desde el Govern.

Por último, han añadido que pretende apoyar proyectos de carácter innovador en el mar, que también pueden ser un activo en la transición energética, tanto en producción como en almacenamiento de energía renovable en relación con el mar, como pueden ser el aprovechamiento de energía marina en puertos, hidrógeno renovable aplicado a la movilidad marítima, descarbonización de alguna línea de transporte marítimo u otras actuaciones de carácter innovador.

El vicepresidente del Govern también ha presentado este jueves el borrador del Plan de Transición Energética a los diferentes Grupos Parlamentarios con el objetivo de que sea “lo más consensuado posible”. En declaraciones a los medios antes de reunirse con el resto de formaciones políticas en el Parlament, el conseller ha indicado que esta reunión forma parte de un “primer momento para hacer partícipe a toda la sociedad, partidos políticos y sindicatos”.

“Con este plan estamos estableciendo una hoja de ruta de aquí a diez años para poner en marcha las líneas de actuación necesarias para los objetivos esenciales que tenemos como la descarbonización de la economía, el desarrollo de renovables y el cambio del paradigma en la movilidad”, ha indicado el conseller, quien ha estado acompañado en la reunión por el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava.

Modelo económico resiliente al cambio climático

Yllanes ha recordado que comenzaron exponiendo el Plan a un comité de expertos y a partir de ahí a sindicatos y partidos políticos. Además, ha señalado que ha sido presentado al Consell de Ibiza y la semana próxima lo harán en Menorca. “A través de unas fichas se pueden aportar ideas para que sean introducidas en este plan”, ha remarcado.

El Plan tiene como objetivo que para 2023 Baleares tenga las bases para un modelo económico sostenible, descarbonizado y resiliente al cambio climático, hecho que permitirá un crecimiento socialmente justo, inteligente y democrático.

Así, este Plan pretende dar forma a la planificación de la política de transición energética y cambio climático balear, de forma que se pueda dar cumplimiento a los compromisos que emanan de la Ley de cambio climático y transición energética.

El borrador del Plan ya fue presentado al Consejo Balear del Clima el pasado 12 de mayo y deberá prever las medidas necesarias para la reducción de gases de efecto invernadero respecto a 1990 y avanzar hacia la mayor autosuficiencia energética reduciendo el consumo primario de energía respecto a 2005, así como ampliar la potencia de las energías renovables en las Islas y asegurar la adaptación del territorio y de los sectores económicos de Baleares a los impactos del cambio climático.

Según este Plan, el primer objetivo es reducir las emisiones un 40% en 2030 para llegar a la neutralidad climática en 2050. Así mismo, la reducción del consumo primario deberá bajar un 26% en 2030 y hasta un 40% en 2050.

Por otro lado, el Plan prevé cuotas quinquenales de penetración de energías renovables, por tecnologías, con objeto de lograr progresivamente los objetivos siguientes, definidos como proporción de la energía final consumida en el territorio balear: el 35% para 2030 y el 100% para 2050. Estos objetivos se deberán ajustar a las particularidades de cada isla.

Al acabar la reunión, el diputado del PSIB, Carles Bona, presente en la reunión en el Parlament, ha subrayado que es un “tema fundamental” para la ciudadanía de Baleares. Por ello, ha apostado por llegar al “mayor consenso” por cuestiones que “importan a todos”. “Es un tema que Baleares está por delante al nivel del Estado”, ha subrayado.

Por su parte, el diputado de Podemos Alejandro López ha indicado que Yllanes les ha pedido “implicación con propuestas concretas” para incluir en el Plan. “Es una cuestión esencial para Baleares, que cuenta con horas y horas de sol y donde las energías renovables tienen que desplegarse con todo su potencial; y tiene que contar con el consenso de todos los actores sociales y políticos de nuestras islas”, ha terminado.

La Conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática ha puesto a disposición del sector náutico 15 millones de euros del Plan de Inversiones de Transición Energética de Balears (Piteib) para su descarbonización.

Así lo ha informado el vicepresidente y conseller, Juan Pedro Yllanes, durante su visita este jueves al astillero de laúdes 100% eléctricos de la empresa Medvolt Marine.