eldiario.es

9

Nueva York se convierte en la primera ciudad de EEUU en cobrar por acceder al centro en coche

La ciudad impondrá una tasa a partir de 2021 para los vehículos que quieran acceder al centro y destinará más del 80% de lo recaudado a mejorar el metro de la ciudad

Polémica en Nueva York por el cobro de peajes para acceder a Manhattan

Polémica en Nueva York por el cobro de peajes para acceder a Manhattan

La aprobación del cobro de peajes dentro de Nueva York, específicamente para acceder a la parte baja del distrito de Manhattan, ha generado el rechazo de algunos sectores debido al elevado coste de vida en la ciudad.

La iniciativa, aprobada como parte del nuevo presupuesto, establece una tasa para entrar con vehículo a la parte sur de Manhattan. Esta medida había enfrentado a la oposición y al Gobierno cuando fue propuesta por primera vez por el entonces alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y murió al no ser votada en 2008.

La propuesta ha resurgido bajo la administración del actual gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, como una alternativa para aliviar la congestión de tránsito en una zona siempre abarrotada por autobuses, camiones, taxis, coches de residentes o visitantes y obras. La medida quiere recaudar dinero y destinarlo al maltrecho metro de la ciudad.

Cuomo se ha anotado una gran victoria al lograr el apoyo para esta controvertida propuesta. El gobernador había sido muy criticado, sobre todo durante la pasada campaña electoral, por la manera en que ha atendido los problemas con el metro de la ciudad, administrado por la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), que él controla.

La medida, que una vez se ponga en marcha en 2021 inyectará más de 1.000 millones de dólares al sistema de transporte público –el 80 % para el metro– ha sido apoyada por grupos como la organización Riders Alliance, que defiende los intereses de los usuarios del metro. Sin embargo, la tasa también ha recibido el rechazo de muchos neoyorquinos al tener que añadir un gasto más a su ya limitado presupuesto para acceder de la calle 60 para abajo.

La propuesta también afectará a taxistas, según ha advertido la Asociación de Conductores de Autos de Alquiler y Taxistas (FHV), que considera que será una carga financiera importante para pequeñas empresas que dependen de los puentes gratuitos para mantener costes reducidos. Igualmente hay quienes alegan que la entrega de servicios a domicilio será más costosa.

"Esto es un impuesto contra la gente que simplemente tiene el descaro de viajar por su propia ciudad", afirmó durante la votación el senador republicano Andrew Lanza al oponerse a la medida.

Un comité que conformó Cuomo el año pasado sugirió que el coste sea de 11,52 dólares por auto y 25,34 dólares para los camiones.

Esta acción de Nueva York servirá como una prueba para otras ciudades en EEUU que exploran esta posibilidad pero que aún están muy lejos de lograrlo, apuntaba este lunes The Wall Street Journal.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha