La portada de mañana
Acceder
El Gobierno afronta el 'segundo asalto' en la batalla por subir el salario mínimo
Mapa del mayor éxodo de la última década: así se mueve la población en pandemia
Opinión - Lo que se vende y se compra con la información manipulada, por Rosa María Artal

El posible caso de coronavirus detectado en diciembre en Francia vuelve a reabrir la cronología de la pandemia

Tres jóvenes pasean con mascarilla por el centro de París, Francia.

El coronavirus ya estaba en Francia el 27 de diciembre y no solo a partir del 24 de enero, como se creía. Es la conclusión preliminar a la que ha llegado un estudio médico elaborado por varios hospitales franceses tras volver a analizar los tests PCR realizados a pacientes con neumonías durante los meses de diciembre y enero. Esto reabre la hipótesis de que el coronavirus empezó a propagarse entre humanos antes de lo que hasta ahora se pensaba.

Este informe, junto a uno similar en EEUU, ha hecho reaccionar a la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha pedido investigar los casos sospechosos de los meses de enero, diciembre, e incluso noviembre, para identificar posibles contagios anteriores de COVID-19 en los países. "Esto dará una imagen más nítida" del alcance del virus "antes de que China lo notificara", ha dicho en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier.

El responsable de cuidados intensivos de los hospitales Avicenne de Bobigny y Jean Verdier de Bondy, Yves Cohen, ha explicado en declaraciones emitidas este lunes por France Info que gracias a un trabajo retrospectivo de los test PCR que se hicieron a 24 pacientes internados en esos meses con un cuadro de neumonía se cree que uno de los casos era en realidad un positivo en coronavirus, aunque otros expertos han señalado que podría ser un falso positivo.

Se trata, según la cadena BFMTV, de Amirouche Hammar un hombre que no había viajado al extranjero recientemente y que no tenía trabajo conocido por el que se pudiera haber infectado. Además, los hijos han pasado también la misma infección, pero no así la mujer, que, a pesar de haber estado asintomática, podría ser el origen del contagio en la familia. Ella trabaja en la pescadería de un supermercado próximo a uno de los aeropuertos de París al que acuden muchos turistas internacionales.

Contagio previo al anuncio oficial del gobierno chino

Hasta el momento la llegada de un francés de origen chino y de dos turistas chinos a Francia el pasado 24 de enero procedentes de la ciudad china de Wuhan estaban considerados como los primeros contagios en Francia por coronavirus. El positivo de Hammar es incluso previo al primer caso identificado en Europa, un ciudadano alemán infectado por un conocido que visitó Alemania entre el 19 y el 22 de enero.

Por lo que este posible nuevo caso –sin un vínculo con China y sin haber viajado al extranjero– sugiere que ya estaba en suelo europeo desde antes, aunque, según Yves Cohen, no se puede afirmar que sea el paciente cero en el país.

Además, este contagio sería anterior al anuncio que hizo el gobierno chino el pasado 31 de diciembre de 2019 de que se había detectado una "neumonía de causas desconocidas" en las zonas aledañas al mercado de mariscos de Wuhan, clausurado un día después. Aunque ya a mediados de diciembre varios trabajadores del mercado tuvieron que ser ingresados por síntomas similares a los de una neumonía. No fue hasta el 9 de enero cuando se identificó a este nuevo coronavirus posteriormente bautizado como SARS-CoV-2, que dejó su primera muerte en Wuhan la noche antes.

Investigaciones posteriores han indicado que el primer paciente en China –que no tenía vinculación alguna con el mercado de mariscos– empezó teniendo síntomas a principios de diciembre de 2019. Se sospecha también que podría haber habido casos en noviembre y que China no los notificó.

El caso del ciudadano francés, del que se publicarán los resultados finales la semana que viene en un revista científica, es similar a uno elaborado en Estados Unidos del que se desprendió que el virus llegó al país antes de lo que se pensaba y que la primera muerte con coronavirus se produjo el 6 de febrero en California, 23 días antes de la primera muerte que se anunció, ocurrida en el estado de Washington el 29 de febrero.

La OMS ha asegurado este martes "no estar sorprendida" por estos hallazgos y ha insistido en que los países investiguen posibles casos previos de neumonía ocurridos a finales de 2019. El portavoz de la organización ha subrayado que no sería raro que el coronavirus estuviera ya fuera de China en fechas tan tempranas, "ya que los primeros casos de la enfermedad se remontan a principios de diciembre y entra dentro de lo posible que algunos de los infectados viajaran desde Wuhan a otros países".

La OMS sostiene que el coronavirus es de origen animal

En los últimos días, el presidente de EEUU, Donald Trump y su secretario de Estado Mike Pompeo, han vuelto a sugerir que el coronavirus tuvo su origen en un laboratorio de Wuhan y que "contaban con cantidad de pruebas" que lo demuestran, aunque no han mostrado las evidencias. En cambio, la OMS ha desmentido de nuevo las afirmaciones y asegura que tiene origen animal, y que "circula de forma ancestral entre los murciélagos", según el análisis genético del virus, algo que ya ha afirmado la organización en ocasiones anteriores.

Anthoni Fauci, el principal epidemiólogo de la Casa Blanca, en una entrevista en National Geographic recogida por EFE, ha descartado este martes la teoría de Trump por la evolución del coronavirus en los murciélagos, que demostraría que "no pudo ser artificialmente o deliberadamente manipulado". Es más, el jefe de la inteligencia estadounidense también desmintió a Trump y explicó a mediados del mes de abril que no hay pruebas que indiquen que el virus fuera diseñado en un laboratorio, sino que se originó de forma natural.

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2020 - 22:04 h

Descubre nuestras apps

stats