Mujeres en Inglaterra ofrecen refugio a desconocidas ante el temor al aumento de la violencia machista tras la final de la Eurocopa

Imagen de la campaña de 2018 del National Centre for Domestic Violence

"Cualquier mujer en el este de Londres que esté preocupada por la violencia machista esta noche, que me mande un mensaje directo (obviamente tenemos un espacio limitado, pero si alguna otra mujer puede ofrecer el mismo espacio seguro, por favor que lo haga)", tuiteó Kate este domingo mientras Inglaterra e Italia disputaban la final de la Eurocopa de fútbol. El partido acabó del lado italiano en la tanda de penaltis.

Nottinham, Bristol, Plumstead... Las ofertas se multiplicaron, con gente ofreciéndose incluso a pagar el viaje en Uber o a ir a recogerlas donde fuese necesario. "Haz una mochila para la noche y te recogeré", decía otra mujer en el mismo hilo de Kate. Las cifras dicen que la violencia machista aumenta cuando hay partido. El fútbol y el consumo de alcohol servirían de catalizadores de esta violencia y varias organizaciones e incluso miembros del Gobierno habían alertado del peligro durante la final de la Eurocopa.

"Sabemos que la violencia machista aumenta cuando hay grandes partidos de fútbol y aunque todos queremos que gane Inglaterra, debemos acordarnos de aquellas para las que [el fútbol en casa] es una amenaza a menudo acompañada de alcohol y violencia", afirmó el jueves pasado el viceministro de Justicia conservador David Wolfson.

Un estudio publicado el 4 de julio por el Centre for Economic Performance de la London School of Economics confirma esta realidad. El estudio cruza las llamadas e información criminal en la zona de Manchester con el horario de 800 partidos del Manchester United y el Manchester City celebrados entre 2012 y 2019.

Los investigadores señalan que las agresiones se reducen un 5% durante los partidos, pero que aumentan un 8,5% en las diez horas posteriores al inicio del encuentro. El estudio descarta que el aumento de la violencia se deba a las emociones desencadenadas por el partido, sino al consumo de alcohol relacionado con el encuentro.

En este sentido, el incremento de estos incidentes se produce cuando los partidos se celebran a mediodía o por la tarde. Si el enfrentamiento es a partir de las 19 horas, los investigadores señalan que no hay alteración notable. Por esta razón, los autores del documento piden más partidos en las noches de días laborables con el objetivo de reducir el consumo de alcohol.

"Estos resultados sugieren que los eventos deportivos no desencadenan violencia machista por sí mismos, sino por el excesivo consumo de alcohol que habitualmente acompaña a estos eventos", dice Ria Ivandic, investigadora del centro.

Durante el Mundial de 2018, la organización National Centre for Domestic Violence lanzó una campaña en la que la sangre de una mujer golpeada formaba la bandera de Inglaterra bajo el lema: "Si Inglaterra recibe una paliza, ella también la recibirá".

Durante la competición de 2018, varias organizaciones difundieron una cifra: cuando Inglaterra pierde un partido de la Copa del Mundo, la violencia machista aumenta un 38%. El dato se basa en un estudio "relativamente pequeño" –en palabras de sus autores– elaborado por tres profesores de la Universidad de Lancaster que analiza los incidentes ocurridos en la ciudad durante los Mundiales de 2002, 2006 y 2010. Según el informe, la violencia machista aumentó un 26% cuando la selección nacional ganaba o empataba y un 38% si el equipo perdía.

Etiquetas
Publicado el
12 de julio de 2021 - 15:12 h

Descubre nuestras apps