Batidos contra los líderes de la extrema derecha: la protesta de moda en la campaña electoral del Reino Unido

Nigel Farage alcanzado por el contenido de un batido de McDonald's en la ciudad de Newcastle, Inglaterra.

Nigel Farage, ex líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés) y líder y fundador del Partido del Brexit que encabeza las encuestas de intención de voto en el Reino Unido de cara a las próximas elecciones europeas del 26 de mayo, ha sido alcanzado este lunes por un batido que le ha arrojado un hombre de 32 años mientras caminaba por el centro de la ciudad de Newcastle, en Inglaterra.

Farage se une así a la lista de víctimas de una serie de incidentes similares perpetrados contra candidatos de extrema derecha durante la campaña electoral. Stephen Christopher Lennon, activista conocido por el pseudónimo de Tommy Robinson, y el candidato de UKIP, Carl Benjamin, también han sido alcanzados por batidos y otros alimentos arrojados por manifestantes. Este último, bajo investigación policial por los comentarios que hizo sobre la violación de la diputada laborista Jess Phillips, ha sido rociado, al menos cuatro veces, durante la campaña.

Tras lo ocurrido, el líder y fundador del Partido del Brexit ha publicado un tuit lamentando que "las campañas se estén volviendo imposibles". A lo que ha añadido: "Para que una democracia civilizada funcione se necesita el consentimiento de los perdedores. Los políticos que no aceptan el resultado del referéndum nos han llevado a esto".

El partido de Farage es el que, según los últimos sondeos, lograría más escaños en las próximas elecciones europeas en el Reino Unido. Desde la formación están haciendo campaña para abandonar la Unión Europea sin llegar a un acuerdo, un escenario sobre el que los economistas han advertido que tendría un severo impacto financiero.

Paul Crowther, un hombre de 32 años de edad, ha sido arrestado tras el suceso, según ha informado la Policía. Durante su detención, Crowther ha dicho que el lanzamiento del batido suponía un ejercicio de su "derecho de protesta", y ha afirmado a los periodistas allí presentes que era un batido de plátano y caramelo comprado en la cadena de comida rápida Five Guys.

Sean Seddon, reportero del diario Newcastle Chronicle y uno de los periodistas presentes durante el incidente ocurrido, ha informado en su cuenta de Twitter de cómo, tras el suceso, Farage, furioso, recriminaba a su equipo de seguridad lo ocurrido: "¿Cómo sucedió eso? (...) Es un completo fracaso, podrías haberlo visto a una milla de distancia".

Una práctica 'de moda' durante la campaña

Esta práctica de arrojar un batido de leche a miembros de la derecha británica se ha convertido en una constante. Todo comenzó a principios de este mes, después de que un vídeo en el que un manifestante lanzaba un batido de la cadena de restaurantes de comida rápida McDonald's a Stephen Christopher Lennon, conocido por el pseudónimo de Tommy Robinson, se volviera viral. Lennon fue alcanzado por la misma bebida días después en un evento diferente.

Otro manifestante hizo lo mismo con Carl Benjamin, candidato del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), que fue rociado con un batido este domingo en Salisbury, Inglaterra.

El pasado viernes, siendo conocedores de varios de estos incidentes previos en los que diferentes activistas de extrema derecha han resultado empapados en leche, la Policía escocesa ordenó a McDonald's no vender batidos cerca del mitin de Nigel Farage en Edimburgo, según ha informado este domingo el canal de televisión CNN.

"No venderemos batidos ni helados esta noche. Esto se debe a una petición de la policía, dados los recientes acontecimientos", anunciaba un cartel en la ventana de un establecimiento de la cadena de comida rápida en la capital escocesa.

Una prohibición con la que, después de conocerse, Burger King, principal competidor de McDonald's, lanzó un tuit al respecto queriendo hacer un poco de humor: "Querido pueblo de Escocia. Vamos a vender batidos todo el fin de semana. Diviértete." escribió en su cuenta Twitter. A esta publicación la siguió con otra aclarando que no estaba incitando ni abogando a practicar el lanzamiento de batidos: "¡Nunca apoyaríamos la violencia ni desperdiciaríamos nuestros deliciosos batidos! Así que disfruten el fin de semana y por favor beban responsablemente".

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2019 - 22:39 h

Descubre nuestras apps

stats