El hombre más rico de Asia está a punto de hacerse con la última televisión independiente de India

Hannah Ellis-Petersen

Delhi (India) —

0

Uno de los pocos canales de noticias que quedan en la India, conocido por su información independiente, está a punto de ser adquirido por el multimillonario Gautam Adani, aliado del primer ministro Narendra Modi.

La población mundial llega a 8.000 millones: India, a punto de superar a China como el país con más habitantes

Más

En estos años, el canal NDTV (New Delhi Television) ha tomado notoriedad entre los principales medios de comunicación como uno de los últimos bastiones del periodismo independiente desde que en 2014 Modi llegó al poder y empezaron a aumentar las presiones para que los medios acataran el discurso del Gobierno.

Adani, la persona más rica del continente asiático, empezó en agosto una operación encubierta para quedarse con NDTV mediante la adquisición de una tercera empresa con participaciones en el canal. Pero la operación se topó con la resistencia férrea del matrimonio formado por Prannoy Roy y Radhika Roy, fundadores y directores de NDTV, que trataron de bloquear el traspaso de las acciones y denunciaron que la operación se había hecho “sin debate, consentimiento ni aviso”.

Pero esta semana se ha confirmado que el grupo Adani ya es dueño de una participación del 29,18% en el conglomerado periodístico y que tiene abierta una oferta de adquisición por otro 26% de la empresa. Los Roys abandonaron el consejo de la empresa creadora de NDTV, que había vendido sus acciones a Adani.

Presión del Gobierno

Periodistas y analistas han expresado su preocupación por el riesgo que puede correr la independencia editorial de NDTV tras ser adquirido por Adani. Hay un contraste notable entre NDTV y otros canales convencionales de noticias, convertidos en gran medida en portavoces del Gobierno de derechas de Modi. Por ello, NDTV ha sufrido la presión directa del Gobierno, mientras que sus fundadores fueron investigados por blanqueo de dinero y se les prohibió salir de India.

Una ambiente desolador

La relación entre el primer ministro y Adani está ampliamente documentada. Comenzó hace más de dos décadas, cuando Modi era ministro jefe del estado de Gujarat y Adani un prometedor empresario de la zona. El ascenso en política de Modi ha tenido su reflejo en la expansión del gigantesco imperio empresarial de Adani, el tercero mayor de India, con intereses que van  desde las minas de carbón hasta el sector del transporte y el de las energías renovables.

Tras ganar las elecciones de 2014, Modi voló a Delhi en el jet privado de Adani. Desde la llegada al poder del actual primer ministro, el patrimonio neto de Adani ha aumentado en casi un 250%, debido en parte al impulso de la energía verde. Hace poco, el empresario superó a Jeff Bezos, fundador de Amazon, y se convirtió en el tercer hombre más rico del planeta.

Según Vinod Jose, editor Caravan - la revista india de reportajes largos que se ha enfrentado a presiones y causas penales contra sus periodistas por artículos críticos con el Gobierno -, la adquisición de NDTV por parte de Adani es un símbolo del “capitalismo oligárquico” de la India de Modi. “Es natural que un hombre rico sea dueño de una redacción de un gran medio cuando no hay leyes de prácticas comerciales monopolísticas y restrictivas en vigor”, dice. “Modi y sus grandes empresas amigas están cosechando los beneficios, el pueblo de India es el perdedor”, asegura.

El ambiente en la redacción de NDTV se fue ensombreciendo el miércoles a medida que la posibilidad de la adquisición se iba haciendo más real. “Estoy desolado”, apunta un periodista de NDTV que pide no ser citado con su nombre para no perder el trabajo. “Sabía que esto se avecinaba, pero cuando llegó el golpe ayer, creo que a todos nos sobrepasó, especialmente los periodistas como yo, que contra viento y marea intentan mantener vivo el periodismo con reportajes de verdad sobre el terreno”, sostiene.

“El ambiente es muy triste, obviamente, todo el mundo está haciendo lo que puede pero nadie sabe lo que nos deparará el futuro”, advierte. “No tengo dudas de que tendremos que seguir ciertas líneas”, asegura.

Perros faldero del Gobierno

En una entrevista concedida al periódico The Financial Times, Adani negó que la adquisición de NDTV fuera a socavar su independencia y dijo que el objetivo era que el canal tuviera una “presencial global”. “Independencia significa que cuando el Gobierno ha hecho algo mal, dices que está mal”, dijo al periódico británico. “Pero al mismo tiempo, hay que tener valor cuando el Gobierno hace lo correcto cada día, eso también hay que decirlo”, aseguró.

Uno de los primeros en marcharse, antes de la inminente adquisición, ha sido Ravish Kumar, un galardonado presentador de noticias de NDTV y alto ejecutivo del canal que era conocido por informar sin miedo de historias críticas con el Gobierno. Empleado por NDTV desde 1996, Kumar presentó este miércoles su dimisión tras confirmarse el traspaso de las acciones a Adani.

En un vídeo publicado en su nuevo canal de YouTube, Kumar hizo un llamamiento a la población para que siguieran apoyando a los periodistas que se atreven a cantarle las verdades a los poderosos en un momento de “grave amenaza para la democracia” en la India. “Este día tenía que llegar antes o después, hay muchos canales de noticias en este país, pero todos son 'medios de comunicación godi'”, apuntó Kumar, utilizando de manera peyorativa la palabra godi [perro faldero] para referirse a los medios dominados por el Gobierno.

Según Shakuntala Banaji, profesora de medios de comunicación en la London School of Economics, la adquisición forma parte de una tendencia más amplia y preocupante, en la que “el espacio mediático para la información y el debate democrático en la India se ha ido reduciendo implacablemente en los últimos años, mientras grandes medios de comunicación están siendo comprados por empresarios leales al Gobierno y vinculados a la extrema derecha”.

La reducción del panorama mediático significa que la democracia india ha sido “destruida desde dentro”, opina Banaji. Los ataques a los medios y las detenciones de periodistas críticos han hecho que muchos “guarden silencio por miedo”, mientras las noticias pagadas y la desinformación contra los disidentes y las minorías han aumentado de manera descontrolada.

Con información de Aakash Hassan desde Delhi

Traducción de Francisco de Zárate.

Uno de los pocos canales de noticias que quedan en la India, conocido por su información independiente, está a punto de ser adquirido por el multimillonario Gautam Adani, aliado del primer ministro Narendra Modi.

La población mundial llega a 8.000 millones: India, a punto de superar a China como el país con más habitantes

Más

En estos años, el canal NDTV (New Delhi Television) ha tomado notoriedad entre los principales medios de comunicación como uno de los últimos bastiones del periodismo independiente desde que en 2014 Modi llegó al poder y empezaron a aumentar las presiones para que los medios acataran el discurso del Gobierno.

Adani, la persona más rica del continente asiático, empezó en agosto una operación encubierta para quedarse con NDTV mediante la adquisición de una tercera empresa con participaciones en el canal. Pero la operación se topó con la resistencia férrea del matrimonio formado por Prannoy Roy y Radhika Roy, fundadores y directores de NDTV, que trataron de bloquear el traspaso de las acciones y denunciaron que la operación se había hecho “sin debate, consentimiento ni aviso”.

Pero esta semana se ha confirmado que el grupo Adani ya es dueño de una participación del 29,18% en el conglomerado periodístico y que tiene abierta una oferta de adquisición por otro 26% de la empresa. Los Roys abandonaron el consejo de la empresa creadora de NDTV, que había vendido sus acciones a Adani.

Presión del Gobierno

Periodistas y analistas han expresado su preocupación por el riesgo que puede correr la independencia editorial de NDTV tras ser adquirido por Adani. Hay un contraste notable entre NDTV y otros canales convencionales de noticias, convertidos en gran medida en portavoces del Gobierno de derechas de Modi. Por ello, NDTV ha sufrido la presión directa del Gobierno, mientras que sus fundadores fueron investigados por blanqueo de dinero y se les prohibió salir de India.

Una ambiente desolador

La relación entre el primer ministro y Adani está ampliamente documentada. Comenzó hace más de dos décadas, cuando Modi era ministro jefe del estado de Gujarat y Adani un prometedor empresario de la zona. El ascenso en política de Modi ha tenido su reflejo en la expansión del gigantesco imperio empresarial de Adani, el tercero mayor de India, con intereses que van  desde las minas de carbón hasta el sector del transporte y el de las energías renovables.

Tras ganar las elecciones de 2014, Modi voló a Delhi en el jet privado de Adani. Desde la llegada al poder del actual primer ministro, el patrimonio neto de Adani ha aumentado en casi un 250%, debido en parte al impulso de la energía verde. Hace poco, el empresario superó a Jeff Bezos, fundador de Amazon, y se convirtió en el tercer hombre más rico del planeta.

Según Vinod Jose, editor Caravan - la revista india de reportajes largos que se ha enfrentado a presiones y causas penales contra sus periodistas por artículos críticos con el Gobierno -, la adquisición de NDTV por parte de Adani es un símbolo del “capitalismo oligárquico” de la India de Modi. “Es natural que un hombre rico sea dueño de una redacción de un gran medio cuando no hay leyes de prácticas comerciales monopolísticas y restrictivas en vigor”, dice. “Modi y sus grandes empresas amigas están cosechando los beneficios, el pueblo de India es el perdedor”, asegura.

El ambiente en la redacción de NDTV se fue ensombreciendo el miércoles a medida que la posibilidad de la adquisición se iba haciendo más real. “Estoy desolado”, apunta un periodista de NDTV que pide no ser citado con su nombre para no perder el trabajo. “Sabía que esto se avecinaba, pero cuando llegó el golpe ayer, creo que a todos nos sobrepasó, especialmente los periodistas como yo, que contra viento y marea intentan mantener vivo el periodismo con reportajes de verdad sobre el terreno”, sostiene.

“El ambiente es muy triste, obviamente, todo el mundo está haciendo lo que puede pero nadie sabe lo que nos deparará el futuro”, advierte. “No tengo dudas de que tendremos que seguir ciertas líneas”, asegura.

Perros faldero del Gobierno

En una entrevista concedida al periódico The Financial Times, Adani negó que la adquisición de NDTV fuera a socavar su independencia y dijo que el objetivo era que el canal tuviera una “presencial global”. “Independencia significa que cuando el Gobierno ha hecho algo mal, dices que está mal”, dijo al periódico británico. “Pero al mismo tiempo, hay que tener valor cuando el Gobierno hace lo correcto cada día, eso también hay que decirlo”, aseguró.

Uno de los primeros en marcharse, antes de la inminente adquisición, ha sido Ravish Kumar, un galardonado presentador de noticias de NDTV y alto ejecutivo del canal que era conocido por informar sin miedo de historias críticas con el Gobierno. Empleado por NDTV desde 1996, Kumar presentó este miércoles su dimisión tras confirmarse el traspaso de las acciones a Adani.

En un vídeo publicado en su nuevo canal de YouTube, Kumar hizo un llamamiento a la población para que siguieran apoyando a los periodistas que se atreven a cantarle las verdades a los poderosos en un momento de “grave amenaza para la democracia” en la India. “Este día tenía que llegar antes o después, hay muchos canales de noticias en este país, pero todos son 'medios de comunicación godi'”, apuntó Kumar, utilizando de manera peyorativa la palabra godi [perro faldero] para referirse a los medios dominados por el Gobierno.

Según Shakuntala Banaji, profesora de medios de comunicación en la London School of Economics, la adquisición forma parte de una tendencia más amplia y preocupante, en la que “el espacio mediático para la información y el debate democrático en la India se ha ido reduciendo implacablemente en los últimos años, mientras grandes medios de comunicación están siendo comprados por empresarios leales al Gobierno y vinculados a la extrema derecha”.

La reducción del panorama mediático significa que la democracia india ha sido “destruida desde dentro”, opina Banaji. Los ataques a los medios y las detenciones de periodistas críticos han hecho que muchos “guarden silencio por miedo”, mientras las noticias pagadas y la desinformación contra los disidentes y las minorías han aumentado de manera descontrolada.

Con información de Aakash Hassan desde Delhi

Traducción de Francisco de Zárate.

Uno de los pocos canales de noticias que quedan en la India, conocido por su información independiente, está a punto de ser adquirido por el multimillonario Gautam Adani, aliado del primer ministro Narendra Modi.

La población mundial llega a 8.000 millones: India, a punto de superar a China como el país con más habitantes

Más

En estos años, el canal NDTV (New Delhi Television) ha tomado notoriedad entre los principales medios de comunicación como uno de los últimos bastiones del periodismo independiente desde que en 2014 Modi llegó al poder y empezaron a aumentar las presiones para que los medios acataran el discurso del Gobierno.