Tregua en la “guerra de las salchichas”: la UE y Reino Unido retrasan los controles del Brexit en Irlanda del Norte

Una protesta en Belfast contra el Protocolo de Irlanda del Norte, este junio.

EFE / elDiario.es


1

La Unión Europea y Reino Unido han acordado prorrogar tres meses, hasta el 30 de septiembre, el periodo de gracia en el que no se aplican los controles fronterizos en Irlanda del Norte a los productos cárnicos refrigerados procedentes de Gran Bretaña, han indicado este miércoles fuentes comunitarias.

La UE y Reino Unido pasan página del Brexit, pero los problemas no se acaban

La UE y Reino Unido pasan página del Brexit, pero los problemas no se acaban

El protocolo irlandés incluido en el acuerdo sobre la retirada de Reino Unido de la UE evita el regreso de una frontera comercial entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Sin embargo, crea nuevos controles sobre las mercancías que viajan desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte, región de Reino Unido en la que se siguen aplicando las normas del mercado único comunitario tras el Brexit.

El vigente periodo de gracia sobre la venta de productos cárnicos refrigerados, como salchichas británicas, carne picada y nuggets de pollo en Irlanda del Norte expiraba este miércoles 30 de junio.

Las fuentes comunitarias explican que la prórroga de tres meses permitirá a las partes interesadas, en particular a los supermercados de Irlanda del Norte, completar los ajustes necesarios en la cadena de suministro. Precisan que hasta ahora las empresas han adaptado las cadenas de suministro al nuevo contexto, pero “no lo suficiente”.

En cualquier caso, subrayan que esta “solución temporal” está sujeta a “estrictas condiciones”, como que los productos cárnicos permanezcan bajo el control de las autoridades competentes de Irlanda del Norte o que tengan un certificado sanitario oficial de Reino Unido. Además, la carne refrigerada solo se podrá vender a los consumidores finales en supermercados ubicados en Irlanda del Norte y deberá ser empaquetada y etiquetada “como corresponde”.

Las fuentes detallan que la intención de la UE es utilizar estos tres meses adicionales para debatir un acuerdo “más amplio” sobre controles sanitarios y fitosanitarios con Londres y recordaron que Bruselas ya ha ofrecido un pacto temporal similar al cerrado con Suiza “que eliminaría el 80 % de las inspecciones” a los productos que llegan a Irlanda del Norte desde Gran Bretaña. De hecho, con un pacto al estilo suizo los controles sanitarios y fitosanitarios desaparecerían por completo y solo se mantendrían los relativos a las normas aduaneras.

Pese a aceptar la prórroga, Bruselas ha advertido este miércoles de que no tiene intención de conceder nuevas extensiones porque Irlanda del Norte “se merece estabilidad y previsibilidad”. “El mejor modo de lograrlo es tener una solución permanente acordada de manera mutua”, constatan las fuentes.

David Frost (Reino Unido): “Un primer paso positivo”

El negociador británico para el Brexit, David Frost, ha afirmado este miércoles que la prórroga alcanzada entre Londres y Bruselas es “un primer paso positivo” aunque será necesario encontrar una “solución permanente” a la disputa.

El político británico se ha pronunciado en una declaración a la BBC acerca del acuerdo fraguado entre la Unión Europea (UE). “Nos complace haber sido capaces de acordar una extensión sensata sobre las carnes refrigeradas que van desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte; una que no requiera que las reglas en el resto del Reino Unido se alineen con futuros cambios en las normas agroalimentarias de la Unión Europea”.

Según el político, ese acuerdo entre ambas partes supone “un primer paso positivo” pero alerta de que se “necesitará aún acordar una solución permanente” ya que “Irlanda del Norte es una parte integral de Reino Unido y sus consumidores deberían poder disfrutar de los productos que han comprado de Gran Bretaña durante años”. Frost agrega asimismo que esto supone “una señal muy clara de que el protocolo tiene que operar de manera pragmática y proporcionada”.

“El asunto sobre las carnes refrigeradas es solo uno de los muchos problemas con la forma en que el protocolo está operando actualmente y se han de encontrar soluciones con la UE a fin de asegurar que este se ejecuta según sus objetivos originales: proteger el Acuerdo de Belfast (de Viernes Santo); salvaguardar el lugar de Irlanda del Norte en el Reino Unido y proteger el mercado único de alimentos de la UE”, dice. En este sentido, subraya que este país “busca trabajar con energía con la UE para hacerlo”.

Medicamentos y animales

Por otro lado, el club comunitario ha anunciado una solución para asegurar el suministro de medicamentos desde Gran Bretaña a Irlanda del Norte. La Comisión Europea presentará en otoño una propuesta legislativa para permitir de manera excepcional que ciertas funciones para garantizar que los medicamentos cumplen la normativa se ubiquen en Gran Bretaña. El objetivo es que la ley se apruebe antes de fin de año.

Las fuentes explican que ese remedio permitirá que los genéricos sigan estando disponibles en Irlanda del Norte. Especifican que ciertas funciones regulatorias deben ubicarse en la Unión Europea para que los medicamentos se puedan comercializar en Irlanda del Norte y reconocen que ello plantea problemas cuando se importan genéricos desde países terceros como India hasta un mayorista en Gran Bretaña que los exporta a Irlanda del Norte.

Por ello, es necesario ese ajuste legal que la Comisión ya ha debatido con los Estados miembros (colegisladores de la UE junto con la Eurocámara) y que se espera adoptar a finales de año, cuando culmina otro periodo de gracia sobre medicamentos.

Bruselas ha anunciado este miércoles, igualmente, una “solución” para facilitar la movilidad de los perros guía que acompañan a personas que viajan desde Gran Bretaña hasta Irlanda del Norte.

Asimismo, las fuentes aseguran que se va a dejar de exigir a los conductores de Reino Unido mostrar su certificado verde de seguro múltiple, lo que según dijeron, ayudará a aquellos que cruzan la frontera de Irlanda del Norte y entran en la República de Irlanda. También se va a facilitar el movimiento del ganado que con frecuencia pasa de Gran Bretaña a Irlanda del Norte.

Reino Unido y la UE están actualmente sumidos en una disputa sobre el protocolo, puesto que Londres arguye que los controles aduaneros que se pactaron tras el Brexit generan demasiadas fricciones en su mercado interno, mientras que la UE insta al Reino Unido a ajustarse a lo acordado. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats