eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Real Murcia: un descenso de manual

El descenso administrativo del Real Murcia a Segunda B confirma que la Liga de Fútbol Profesional intenta lavar su imagen pero tolera las deudas de los clubes más grandes

Durante la temporada 2013/14 la cifra adeudada sigue superando los 482 millones de euros, sin contar a Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Athletic Club y Club Atlético Osasuna, que no son sociedades anónimas deportivas

- PUBLICIDAD -
31/07/2104.- Un millar de aficionados del Real Murcia se han concentrado esta noche frente a la sede de la Delegación de Hacienda en la capital de la región para reclamar que sea aceptado el aplazamiento del pago de su deuda, que asciende a unos 13 millones de euros, para que así el conjunto grana pueda competir en la Liga Adelante 2014/2015. EFE/Marcial Guillén

Concentración de aficionados del Real Murcia frente a la sede de la Delegación de Hacienda en la capital de la región, el 31 de julio. EFE/Marcial Guillén

Si se realizara una encuesta sobre las personas más detestadas, ahora mismo en Murcia los nombres de Jesús Samper y Javier Tebas figurarían entre los más destacados. Samper, como presidente y accionista mayoritario del Real Murcia, y Tebas como el hombre que ha ejecutado administrativamente el descenso a Segunda B del club pimentonero como presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Tebas explicó el jueves todos los detalles por los que la decisión había sido tomada: "El Real Murcia no ha sido inscrito porque no cumple los requisitos de los ratios económicos de deuda que la LFP decidió para esta temporada con plazo hasta el 31 de julio. No ha sido una norma sorpresiva, esto se venía hablando desde marzo. 40 de 42 clubes que votaron a favor quisieron que entrara en vigor esta temporada".

Con esto intentaba anular los argumentos del Real Murcia que consideraba que se trataba de una medida aplicada por Hacienda desde el 1 de julio que les impedía negociar la deuda y que les dejaba sin margen de maniobra. La plaza del Murcia la ocupará el Mirandés. El club burgalés, a la espera de saber en qué categoría iba a jugar se encuentra con tan solo 13 jugadores y con un estadio que no cumple los requisitos de aforo mínimo para la Segunda División, conocida como Liga Adelante. El que ha salvado la categoría, de momento, es el Racing de Santander tras renegociar su deuda privada y obtener el beneplácito de la LFP.

"El Murcia ya tenía sanciones disciplinarias firmes recurridas ante la Justicia Ordinaria y cuando un club tiene reincidencia por incumplimiento con la Agencia Tributaria no se puede hacer nada. De esta temporada ya tenía tres expedientes disciplinarios, dos con resolución firme y éste que recurrirá a los órganos correspondiente", detalló Tebas.

"Lo importante es primar la integridad de la competición e intentar que los clubes estén lo más igualados a nivel económico. El Real Murcia ha presentado recursos ante la Agencia Tributaria, pero se ha considerado que eso no subsana por ser fuera de plazo", afirmó el presidente de la Liga.

Aunque la Liga presume de haber reducido la deuda de los clubes profesionales con Hacienda en 165 millones durante la temporada 2013/14 la cifra adeudada sigue superando los 482 millones de euros. Además, esos datos no incluyen a los cuatros clubes que no tributan como sociedades anónimas deportivas: Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Athletic Club y Club Atlético Osasuna.

Los ratios de los que habla Tebas son cuestionados por los clubes más modestos y sus aficiones que se consideran en inferioridad de condiciones respeto a los más grandes. Y es que en el fútbol también hay categorías en cuanto a la morosidad y no todas las deudas cuentan igual. Así lo explicó Tebas: "No es un tema de deuda cuantitativa. Es un tema de plazos de pago. Hay clubes con más deuda pero con muchos más ingresos. Otros la tienen aplazada. No es lo mismo deber 15 o 20 millones en diez años que 15 millones en 24 horas".

Desde Murcia se apunta a la enemistad de Samper con Tebas como motivo del descenso del club pimentonero. "El año pasado hubo un club que hizo trampas en sus cuentas (Guadalajara) fue descendido y el que subió, con mi voto a favor, fue el Murcia", se defendió Tebas.

El silencio de las últimas semanas de la directiva del Real Murcia y su aparente falta de acción ha indignado a sus propios aficionados, que reparten culpas entre LFP, Hacienda y Samper. Durante la última semana se han repetido las movilizaciones con manifestaciones de más de 5.000 personas en Murcia y otra con más de 600 aficionados que se trasladaron a Madrid para esperar en directo y ante la sede de la LFP el veredicto sobre el futuro del club.

Tanto la Federación de peñas murcianistas como el grupo de aficionados constituidos en Asociación de pequeños accionistas del Murcia se consideran engañados por Samper. Le acusan de ocultar los dos expedientes abiertos al club y de mentir en las negociaciones con Hacienda. En un comunicado emitido tras conocer el descenso, la asociación de accionistas señalaba a Samper: "Ha permitido que la afición murcianista albergara esperanzas de salvación cuando era consciente que estábamos sentenciados. Varios clubes de Primera y Segunda división como el Racing de Santander, no alcanzaron un acuerdo con Hacienda, pero a diferencia de Jesús Samper, trabajan en una vía alternativa para el cumplimiento de los ratios mediante acuerdos con  acreedores a corto plazo, o reduciendo la misma mediante el aporte de capital".

En la junta de accionistas del pasado 26 de junio, Jesús Samper mandó un mensaje tranquilizador que ahora ha resultado falso y tiene a la ciudad encendida: "En los últimos días he mantenido reuniones tanto con los responsables de la Agencia Tributaria Estatal como de la delegación murciana, y no han podido ser más positivas. En dos semanas presentaremos la solicitud de aplazamiento. Pagaremos una cantidad inicial y luego asumiremos plazos trimestrales hasta cubrir la deuda en cinco años. Nuestra propuesta ha sido bien acogida".

Jesús Samper fue el primer secretario general de la Liga de Fútbol Profesional y el encargado de diseñar el modelo del organismo, que se fundó en 1984. En 1998 se hizo con el control de parte del accionariado del Real Murcia y en 2009 con el control absoluto tras comprar las acciones que tenía su socio y cuñado Juan Manuel Trujillo. Desde su llegada el club ha pasado por un concurso de acreedores, un campo nuevo y dos temporadas  por Primera División. Las peñas del Murcia tenían una queja recurrente sobre el presidente: Samper apenas pasaba por la capital de la Región de Murcia, dirigía el club con mando a distancia desde Madrid y con cierta dejadez.

En el último partido de la temporada regular el Murcia se jugaba disputar la promoción de ascenso. Su rival ese día era el Castilla, el filial del Real Madrid, que estaba peleando por no descender. Desde la grada murciana se cantó durante buena parte del partido canticos que indicaban el camino del descenso al filial blanco que se completó con la victoria local. Ironías del destino, ahora ambos empezarán la temporada en Segunda B.

Recuerdos de la Liga de 22

Las manifestaciones multitudinarias de estos días en Murcia y Santander han recordado a las vividas en agosto de 1995 cuando la LFP determinó que Celta de Vigo y Sevilla FC debían descender a Segunda División B por presentar unas cuentas llenas de irregularidades y en las que no se había aportado el aval del 5% del presupuesto necesario tal y como exigía la Ley del Deporte. La LFP admitió de inmediato en Primera a Real Valladolid y Albacete Balompié. Tras dos semanas de protestas en Vigo y Sevilla y varias negociaciones  entre los dirigentes del fútbol español ambos clubes fueron readmitidos. Creando la eterna y poco seria Liga de 22.

El sistema se mantuvo dos años hasta que se fijo un descenso para cuatro equipos y la vuelta al formato de 20 equipos. El entonces presidente del Celta de Vigo era Horacio Gómez, inhabilitado en 2011 durante dos años por "irregularidades contables" cuando bajo su gestión el club entró en concurso de acreedores. El presidente del Sevilla era Luis Cuervas, ya fallecido, pero el que controlaba las cuentas del Sevilla en 1995 era un ambicioso abogado que acabaría haciéndose con la presidencia: José María del Nido. Hoy está en la cárcel  cumpliendo una condena como "cooperador necesario" por un delito cualificado de malversación de caudales públicos y un delito continuado de prevaricación en el Ayuntamiento de Marbella.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha