Carmena regresa al escaparate público con una plataforma de debate contra "las estructuras enfermas" de la política

La exalcaldesa Manuela Carmena en la primera sesión de su plataforma de debate. / David Arenal

Manuela Carmena ha tardado tres minutos en aclarar lo que todos los presentes se preguntaban en la sala. "No voy a volver a la política, lo he dicho veinte veces y lo digo veintiuna. Hay cosas que hay que decirlas muchas veces". Así inauguraba la exalcaldesa de Madrid su nuevo escaparate social siete meses después de dejar el cargo en el Palacio de Cibeles: una plataforma de debate abierta para la "acción y reflexión política".

Más Madrid: dos almas, dos modelos y dos visiones para el futuro

Más Madrid: dos almas, dos modelos y dos visiones para el futuro

En una sala del hotel Vincci de Callao, estrecha y abarrotada de cámaras, Carmena se ha sentado alrededor de una mesa con la catedrática de Ética Adela Cortina como invitada y la desigualdad como tema nuclear de la conversación. El punto de partida del debate han sido precisamente unas declaraciones del actual alcalde de Madrid que vinculó la falta de equidad con las sociedades desarrolladas.

La idea es repetir estos encuentros con diferentes personalidades de manera periódica, según ha explicado la presentadora del acto, la periodista Marta González Novo. En el acto se ha debatido en torno a varias preguntas enviadas por email antes del encuentro pero no se ha permitido a los asistentes preguntar ni a la exalcaldesa ni a la filósofa.

La excaldesa pone en marcha este espacio como una respuesta a lo que, ha dicho, considera un "diálogo institucional pervertido". En una dura crítica a la política de partidos de la que formaba parte hasta hace unos meses, Carmena busca lograr con este foro de debate "un espacio fuera de esas estructuras enfermas".

"Los programas no tienen ni pies ni cabeza, parece que los hace un becario. Y los debates electorales se convierten en un ejercicio grotesco y de bajo nivel, de intercambio de insultos y descalificaciones", ha ejemplificado en una dura crítica al "enfrentamiento de los partidos políticos" que vierte por el sumidero "el sentido común", a su juicio. "En el metro me paraban para decirme que qué bien lo habíamos hecho con Madrid Central gente que me decía que tenía otra ideología y que por eso no podía votarme", ha relatado la exalcaldesa como ejemplo de esta falta de sentido común.

Minutos antes de iniciar el acto, la exalcaldesa departía en la cafetería con Cortina y su amiga y concejala, Marta Higueras, con quien ha planeado la vuelta a la esfera pública a espaldas de los ediles más cercanos a Inigo Errejón, que no conocían que se estaba fraguando este espacio de debate, como ha publicado eldiario.es.

La que fue su número dos durante su paso por la alcaldía y a quien siempre vio como su sucesora estaba en las primeras filas. Pero el acto también ha servido para reunir concejales próximos a la exalcaldesa, que han recibido con los brazos abiertos la nueva plataforma como un modo, también, de recuperar atención mediática resentida por su situación de oposición en el Ayuntamiento de Madrid, con otros ediles más cercanos al líder de Más País, Ínigo Errejón, que tampoco se ha perdido la cita pese a que la distancia entre él y la exalcaldesa se ha acusado tras las últimas elecciones generales, en las que el partido que ahora lidera Errejón logró dos escaños.

Hace poco más de un año, ambos parían un nuevo espacio político con vocación local y regional, Más Madrid, que no consiguió sus objetivos en las citas electorales. Rita Maestre, Jorge García Castaño, José Manuel Calvo se han acercado al estreno como representantes del grupo municipal. Inés Sabanés, con el acta de diputada recién estrenada, también ha encontrado un hueco. Del grupo parlamentario de la Asamblea de Madrid ha acudido el portavoz, Pablo Perpinya, y la diputada Mónica García.

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2020 - 20:29 h

Descubre nuestras apps

stats