eldiario.es

9

MADRID

El giro profesional de la exportavoz de Podemos: Ruiz-Huerta ficha como coordinadora en Greenpeace

Los ecologistas contratan a Lorena Ruiz-Huerta como coordinadora de análisis jurídico y subrayan que su fichaje "ya no tiene ninguna vinculación política"

La exdiputada, que dejó su escaño y Podemos hace un mes, es abogada y concurrió a un proceso de selección para acceder al puesto, recién creado

Percibirá por este trabajo la mitad del salario bruto del que le correspondía como portavoz en la Asamblea de Madrid, aunque una parte la donaba a Podemos

Ruiz-Huerta tacha de "muy decepcionante" la comparecencia de la CRUE

La exportavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta. EFE

De la política al tercer sector. La exportavoz de Podemos en Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha dado un giro a su vida profesional tras dejar hace un mes su escaño y el partido por discrepancias con la "deriva" de Podemos. Según ha podido saber eldiario.es, el lugar donde ha retomado su trabajo como abogada es la organización ecologista Greenpeace, que acaba de ficharla como coordinadora de análisis jurídico, dentro del área de incidencia política. 

La organización ecologista explica que se trata de un cargo de nueva creación, remunerado con 34.500 euros anuales, al que la exportavoz accedió tras "un proceso de selección abierto donde competía con una decena de candidatos". Ruiz-Huerta concurrió al concurso cuando aún era diputada de Podemos.

Como cara visible del grupo parlamentario, percibía más del doble de salario (unos 74.000 euros anuales), aunque el partido le restaba, como al resto de diputados regionales, un porcentaje dentro de su política para limitar los sueldos de cargos públicos a tres veces el salario mínimo interprofesional. 

"El puesto se creó porque necesitábamos reforzar la parte jurídica del área de incidencia política, que creamos hace tres años. La función es, básicamente, analizar toda la legislación que va saliendo que pueda afectar a la defensa del medio ambiente", sostiene Julián Carranza, director de Organización de Greenpeace España. Carranza subraya que Ruiz-Huerta "ya no tiene ninguna vinculación con ningún partido político" y asegura que su perfil encajó "como la pieza del puzzle" con lo que estaban buscando. 

Ruiz-Huerta es licenciada en Derecho. Trabajó como profesora asociada de Derecho Penal en la Universidad Carlos III hasta 2012 y dio clases en el Máster de Acceso a la Abogacía de la Universidad Autónoma en 2015. Pertenece a la Asociación Libre de Abogados y ha trabajado como letrada en el turno de oficio.

Una dimisión por sorpresa

La salida de la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid pilló por sorpresa al grupo parlamentario y a la dirección nacional, que no conocía, antes de que la hiciera pública, su decisión de no completar la legislatura. Ruiz-Huerta, afín a la corriente Anticapitalistas, ya sabía que su condición de cara visible tenía fecha de caducidad toda vez que la candidatura de Iñigo Errejón para 2019 ya se había oficializado. 

Así que, siete meses antes de las elecciones y seleccionada para un nuevo trabajo, Ruiz-Huerta dejó dejó su acta de diputada y también su cargo orgánico en Podemos, organización política de la que ha quedado desvinculada por sus desacuerdos con el "proyecto". "Ya no lo comparto. Y la dirección y el grupo parlamentario no comparten las ideas que he defendido siempre", dijo la exportavoz en una rueda de prensa para anunciar su marcha.

Ante los periodistas admitió que se encontraba "en una situación de minoría" e invitó a dar "un paso adelante" a "quien tenga más sintonía con la deriva que está tomando Podemos". La diputada Clara Serra, próxima a Iñigo Errejón, ocupó su lugar tras ser propuesta de forma unánime por todo el grupo parlamentario. 

Su marcha cerró un capítulo más de las broncas internas de Podemos que han marcado la legislatura en Madrid. Anticapitalistas estaba cada vez más lejos de los modos y el discurso de las direcciones estatal y autonómica. La renuncia a concurrir a las primarias en la región para disputarle el liderazgo a Iñigo Errejón marcó una ruptura (dentro y fuera de la corriente) que ya venía cocinándose desde el principio de la legislatura.

El plan puesto en marcha por Pablo Iglesias y Ramón Espinar, al frente de la formación regional, para perfilar cuanto antes a Errejón como "referente" y candidato, agrandaron una brecha que reforzaba la "situación de minoría" de la portavoz, como ella misma ha admitido. Tras unos meses en el centro del conflicto, Ruiz-Huerta emprende una nueva etapa profesional alejada del foco mediático.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha