La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

La Justicia admite a trámite el recurso de Ecologistas en Acción y la FRAVM contra la Operación Chamartín

Operación Chamartín

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Ecologistas en Acción y la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) contra el proyecto de la Operación Chamartín, ahora Madrid Nuevo Norte, aprobado definitivamente por la Comunidad de Madrid el pasado mes de marzo en pleno estado de alarma.

La admisión a trámite supone que ahora se abre un proceso en el que las partes implicadas deben presentar alegaciones. Una vez transcurrido ese proceso, el Tribunal determinará si el macroproyecto urbanístico se ajusta a derecho o es nulo, tal y como defienden las organizaciones recurrentes. "El objetivo de Ecologistas en Acción y FRAVM es lograr la nulidad del proyecto en los términos en que se ha aprobado porque entienden que es innecesario, contiene una edificabilidad sobredimensionada, no mejora la carencia en dotaciones de los barrios vecinos, reduce las cesiones de equipamientos públicos, contempla zonas verdes por debajo de los mínimos permitidos y elimina dos vías pecuarias. Todo ello para beneficiar el interés privado", aseguran desde las asociaciones en un comunicado.

Madrid Nuevo Norte se articulará alrededor de la estación de tren de Chamartín y afecta a unos 2,65 millones de metros cuadrados. El proyecto contempla la construcción de 348 edificios de oficinas (60%), 11.500 viviendas y equipamientos públicos. Durante los últimos 26 años, la sociedad privada y la empresa pública Adif (propietaria de gran parte de los terrenos) han ido renovando el contrato por el que la empresa pública ha vendido los terrenos a una sociedad privada formada por BBVA y la constructora San José, unos documentos que publicó en exclusiva eldiario.es. La evolución de estos contratos supone una transformación completa del plan inicial, con condiciones muy distintas a las que, en su momento, consiguió el banco Argentaria –entonces público– cuando ganó el concurso convocado por Renfe para esta operación. Nunca se volvió a sacar a concurso.

Ahora, el desarrollo del proyecto llega de nuevo a los tribunales como ocurrió en 2011 con la aprobación definitiva llevada a cabo por Alberto Ruiz Gallardón. Tras un recurso similar al actual, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló la Operación Chamartín, una sentencia que ratificó dos años después, en 2017, el Tribunal Supremo.

La FRAVM y Ecologistas en Acción interpusieron un recurso administrativo contra el acuerdo de aprobación definitiva por parte del Gobierno de Ayuso. Ahora un decreto de este Tribunal, de fecha 3 de septiembre admite a trámite el recurso presentado, al tiempo que ha solicitado el expediente completo a la Comunidad de Madrid.

"Una cuestión clave en el proyecto, a juicio de ambos colectivos, es la losa de hormigón de 20 hectáreas (superficie equivalente a 20 campos de fútbol) que se pretende construir sobre las vías de tren, junto a la estación de Chamartín, para ubicar las zonas verdes. Este tipo de espacios debe crecer sobre el suelo natural, nunca sobre una losa de hormigón. Sin embargo, el colocar las zonas verdes de cesión en una losa permite a DCN construir más sobre el suelo natural. Es decir, una vez más se antepone el interés privado del BBVA sobre la calidad de vida de las personas", critican sobre una parte del proyecto, pero ponen más cosas en cuestión: que solo un 20% de las viviendas vayan a tener algún tipo de protección.

Etiquetas
Publicado el
14 de octubre de 2020 - 11:54 h

Descubre nuestras apps

stats