El otro Colegio del Pilar que abrió en Madrid en 1914

Fachada del Colegio del Pilar, en la calle Bravo Murillo, que estuvo abierto de 1914 a 1972

El primer colegio llamado Nuestra Señora del Pilar abrió en Madrid en la calle Bravo Murillo, en Chamberí. Lo pusieron en marcha las Hijas de la Caridad en el año 1914 para acoger a los hijos de los obreros del barrio de Cuatro Caminos. Su trabajo docente había empezado en 1897 con un pequeño centro escolar para alumnas en esta zona situada por entonces del extrarradio de Madrid, con abundante población humilde y escasa formación.

Cuando Guzmán el Bueno era campo: vista del cuartel de la Guardia Civil en 1936

Cuando Guzmán el Bueno era campo: vista del cuartel de la Guardia Civil en 1936

El nuevo colegio, levantado en una zona todavía con muchos terrenos -aún no se habían construido al lado las Cocheras de Cuatro Caminos- fue obra del arquitecto Rafael Martínez Zapatero. Contaba con grandes instalaciones y capacidad para 600 alumnas de primaria, 400 para párvulos e incluso comedores para 200 obreros, explican desde al institución que lo puso en marcha. "Tenía aulas enormes, salones para el recreo cuando llovía, un gran teatro... las niñas decíamos que aquello había sido antes un palacio", recuerda Carmen Santamaría, lectora que comparte la imagen del Pilar situada sobre estas líneas, procedente de un folleto promocional del centro que guarda su familia.

El solar fue vendido en el año 1972, cuando el colegio se trasladó a su actual emplazamiento de Villaamil-Valdezarza, en la calle Sánchez Preciado. En su lugar se levantaron los edificios Azafata, bloques grises de siete alturas que permanecen junto a la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles. La institución no tiene relación alguna con el conocido Colegio del Pilar, de los marianistas, situado en el barrio de Salamanca, con un alumnado de otra clase social y que fue construido poco después del de Chamberí, en 1921.

Carmen recuerda que los patios de recreo de este colegio llegaban hasta la calle Esquilache y en ellos había un corralito donde se criaba un cerdo. La misma orden religiosa fundó otros centros escolares por Tetuán, más pequeños: en Bellas Vistas contó con 300 alumnos y en la calle de Tenerife 11 se puso en marcha un centro con hasta 200 niños de 4 a 8 años. Cerró en 1977.

Más fotos antiguas:

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats