La apertura de la nueva piscina del Parque Móvil se retrasará hasta 2022 y costará un 18% más

Obras paradas en la piscina del Parque Móvil | SOMOS CHAMBERÍ

El hallazgo de unos depósitos imprevistos y la burocracia municipal obligará a retrasar enormemente la puesta en marcha de la nueva piscina del Parque Móvil, que debería estar ya construida pero que no podrá entrar en funcionamiento hasta, al menos, el año 2022, según los cálculos del área de Obras del Ayuntamiento de Madrid.

El anuncio lo efectuó la Junta de Chamberí en el último pleno del distrito, a pregunta del PSOE. En él informó con detalle del proceso técnico de estas instalaciones, donde se iniciaron las obras hace más de un año, el 14 de agosto de 2019, después de un lustro de cierre, un cambio de titularidad (el Estado las cedió a Madrid la pasada legislatura) y una demolición.

Los trabajos previos y el movimiento de tierras se llevaron a cabo durante los meses de agosto y septiembre de 2019, pero pronto aparecieron los primeros problemas: se encontraron unos contenedores metálicos rellenos de combustible de procedencia desconocida, así como otras construcciones en el subsuelo. Ante el hallazgo, la empresa adjudicataria (Cyopsa-Sisocia) pidió la suspensión de la obra en noviembre para identificar los restos y el recálculo del presupuesto.

La Dirección General del Patrimonio Cultural indicó mientras tanto que los restos no poseían valor arqueológico alguno y que debían ser retirados para continuar con el proyecto, lo que llevó a un proceso de suspensión del contrato en vigor -valorado en 3,8 millones de euros- y aprobación de uno nuevo con un presupuesto adicional para la retirada de los elementos hallados. Este fue el trámite burocrático que ha acarreado más dilación, puesto que el proyecto modificado se preparó en marzo y hasta mayo no se inició la tramitación del expediente para el nuevo contrato, que a mediados de julio aún no estaba firmado.

Una vez que empiecen los trabajos, la obra para la construcción del polideportivo tendrá diez meses de plazo más "el tiempo no consumido del anterior contrato" (unos ocho meses), lo que significa que la piscina podría entrar en funcionamiento, como muy pronto, para el año 2022 o inicios de 2023, poco antes de las elecciones.

El parón de las obras ya fue adelantado por Somos Chamberí el pasado mes de enero, aunque en ese momento no se conocían ni los plazos definitivos proyecto ni el sobrecoste asociado, que será del 18% más para ejecutar las retiradas de los elementos encontrados.

Los trabajos, que se ejecutan a través de la Dirección General de Arquitectura y Conservación del Patrimonio del área de Obras, costarán 4,48 millones de euros (impuestos no incluidos) y servirán también para construir una piscina municipal con un vaso de 25×12,5 metros, dividido en seis calles, además de sus correspondientes vestuarios y una pista polideportiva para la práctica de fútbol sala y baloncesto, entre otros deportes. Las instalaciones podrían dar servicio al cercano colegio de San Cristóbal, que no cuenta con infraestructuras deportivas de este tipo.

Tres piscinas en 2023... que iban a estar operativas en 2020

El antiguo polideportivo del Parque Móvil cerró en junio de 2014, después de más de siete décadas de servicio primero a los trabajadores de este parque y luego a los vecinos de Chamberí. Los terrenos fueron cedidos al Ayuntamiento por Patrimonio del Estado justo después del cierre, para que ejecutara las obras de construcción de una nueva instalación deportiva. Esta se levantará en un área de Madrid peculiar, enclavado en la Colonia de San Cristóbal, junto al Parque Móvil del Estado, el enorme edificio que usa el Gobierno nacional para aparcamiento y reparación de vehículos.

Con la construcción del Centro Deportivo del Parque Móvil serán tres las piscinas municipales de las que puedan disfrutar los vecinos de Chamberí. La ya citada, la del Centro Deportivo de Vallehermoso (en Islas Filipinas) y la que se va a construir junto a Cuatro Caminos, a un paso del distrito, que iba a contar también con pista polideportiva y gimnasio pero que en el proceso de privatización iniciado por el actual equipo de gobierno ha perdido la cancha para practicar fútbol o baloncesto a cubierto.

Los polideportivos del Parque Móvil y de Cuatro Caminos fueron aprobados en la época de gobierno de Manuela Carmena, con la intención de que estuvieran disponibles en la segunda mitad de 2020, pero los retrasos constructivos en el primer caso y la anulación del concurso para otorgar la construcción y explotación durante 40 años a una empresa privada en el segundo retrasarán su puesta en marcha hasta 2022 o, probablemente, el 2023.

Etiquetas
Publicado el
11 de septiembre de 2020 - 09:54 h

Descubre nuestras apps

stats