El Ayuntamiento revoca la cesión de la Casa de Cultura de Chamberí sin evaluar sus actividades ni tener proyecto alternativo

Una de las actividades acogidas en la Casa de Cultura de Chamberí

No habrá prórroga municipal para la cesión del local de Bravo Murillo 39. El concejal-presidente de Chamberí, Javier Ramírez (PP), ha notificado esta mañana la extinción de la concesión al proyecto vecinal de la Casa de Cultura de Chamberí el próximo 24 de marzo, cuando cumplirán cuatro años en este espacio.

La Casa de Cultura de Chamberí pide al Ayuntamiento renovar su concesión cuatro años más

La Casa de Cultura de Chamberí pide al Ayuntamiento renovar su concesión cuatro años más

El documento ha sido recibido por los cesionarios en la mañana de este jueves, un día después de que hicieran pública su solicitud formal de la renovación. En el escrito de respuesta no se ofrece ninguna razón a la revocación de la concesión obtenida en 2017 por concurso público, más allá de recordar que la facultad para decidirlo reside en el concejal de distrito y que este puede dictarla al final del periodo de cuatro años.

El Ayuntamiento de Madrid quiere recuperar el local ubicado en la Mancomunidad de San Cristóbal, de 318 metros cuadrados, sin tener todavía ningún proyecto alternativo al de la Casa de Cultura de Chamberí. "Desde el distrito se están estudiando distintas alternativas para el destino del inmueble", ha reconocido la Junta de Distrito en el escrito de respuesta al que ha tenido acceso Somos Chamberí.

En la misma notificación ordena a la organización cesionaria que "antes del 24 de marzo de 2021 haga entrega del citado inmueble en óptimas condiciones de conservación". También recuerda que las organizaciones vecinales pueden interponer un recurso de reposición o un contencioso-administrativo contra la resolución municipal.

"Vamos a acudir a la Junta de Chamberí a pedir explicaciones", anuncian desde la Casa de Cultura de Chamberí en declaraciones a este medio, al que declaran su "indignación" porque la Junta no presente "otro proyecto" para el espacio. Sus responsables, no obstante, van a seguir poniendo en valor las 2.626 actividades organizadas en este local para 40.351 vecinos. Lo harán entregando la memoria del espacio a diferentes responsables políticos, y mostrándoles las decenas de cartas de apoyo a su proyecto que están recibiendo desde numerosos ámbitos de la cultura y de la sociedad madrileña.

"Guerra de Almeida contra las organizaciones vecinales"

La cesión de la Casa de Cultura es la segunda que rechaza renovar el Ayuntamiento de Madrid a colectivos vecinales, después de la del Espacio Vecinal Arganzuela (EVA), cuyo permiso acaba el 8 de febrero. Hace unos meses también intentó revocar la adjudicación de la Casa del Cura, en Malasaña, a las asociaciones que ganaron el concurso para gestionarla hasta 2023, aunque ese intento está parado de momento en los tribunales.

Estos tres ejemplos en los que el Ayuntamiento de Madrid rechaza ampliar cesiones adjudicadas por concurso público durante la etapa de Manuela Carmena como alcaldesa contrasta con la renovación esta misma semana de la concesión de un local en Camino de Vinateros 51 a la Asociación de Víctimas de Terrorismo, que seguirá gestionando este inmueble durante diez años más.

"Sigue la guerra de Almeida contra las organizaciones sociales y todo lo que suene a participación vecinal. Toca unirse, movilizarse y dar la pelea frente al gobierno ultra", ha lamentado el concejal de Más Madrid Jorge García Castaño, quien en su momento entregó las llaves de la Casa de Cultura a las asociaciones como concejal de Chamberí.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats