La Comunidad de Madrid mantiene el confinamiento de Andrés Mellado y General Moscardó pese al descenso de contagios

Zonas cerradas perimetralmente en Chamberí y Tetuán

Los habitantes de las dos zonas confinadas desde diciembre en Chamberí y Tetuán, las de Andrés Mellado y General Moscardó, seguirán una semana más sin poder salir de sus barrios. La Consejería de Sanidad considera que el descenso de casos experimentado durante la última semana no es suficiente para poder levantar las restricciones. El confinamiento se extenderá allí al menos hasta el 21 de febrero, lo que significa que el área chamberilera cumplirá ese día dos meses de cierre perimetral.

La decisión se toma después de que ambas zonas básicas de salud (ZBS) ya no sean las que mayor tasa de contagios marcan a día de hoy en sus distritos: la de Andrés Mellado marca 1.010 nuevos casos por cada 100.000 habitantes (frente a los 1.186 de la contigua Guzmán el Bueno), mientras que la de General Moscardó está en 900 (la de Bustarviejo se encuentra en 994).

La Comunidad de Madrid mantiene el cierre de decenas de zonas de salud en toda la región, que afectan a 1,4 millones de habitantes, con el 24% de los positivos. En la capital no se ha decretado ningún nuevo confinamiento aunque sí el levantamiento de las restricciones a la movilidad en Barajas, Sanchinarro y en varias áreas de Hortaleza. En estos lugares se ha producido un descenso del 45% de los casos respecto al pico máximo, ha detallado la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

Si la Consejería de Sanidad mantiene el mismo criterio, para llegar al desconfinamiento de Andrés Mellado, este área tendría que bajar de 637 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, algo que a día de hoy parece lejano. En el caso de General Moscardó, la cifra a alcanzar sería menor a 632.

Toque de queda a las 23.00 desde el jueves

Los responsables de la Consejería de Sanidad han anunciado que si la tendencia de los contagios continúa a la baja, la semana que viene se relajarán algunas restricciones como la del toque de queda de las 22.00, que se retrasaría a las 23.00, y el cierre de bares y restaurantes a las 21.00, que podrán apurar hasta la hora del toque de queda.

Se mantendrá la prohibición de reunirse en los domicilios y la ocupación máxima por mesa en los establecimientos de hostelería y restauración seguirá siendo de cuatro personas en interior y de seis personas en terraza. La Delegación del Gobierno, por su parte, está preparando un plan especial para evitar las numerosas fiestas ilegales en pisos durante los fines de semana.

Etiquetas
Publicado el
12 de febrero de 2021 - 13:21 h

Descubre nuestras apps

stats