Orden de cerrar 39 meses para Soniquete, el after junto al parque del Canal

Fachada del local que alberga el Soniquete | SOMOS CHAMBERÍ

Tres años y medio cerrado y 21.500 euros de multa. Es el precio que tiene que pagar Soniquete, el after hours de la calle Boix y Morer, por saltarse en repetidas veces la Ley de Espectáculos y acumular hasta diez multas impuestas por el Ayuntamiento, además de causar notables molestias por ruido a los vecinos.

La cifra la ha publicado este martes el diario ABC, que explica que desde el pasado mes de mayo y por un cambio legal en el decreto que rige la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (Lepar) el Ayuntamiento de Madrid puede sancionar con más efectividad a los propietarios de los after, locales que abren a las 6.00 de la madrugada bajo una licencia de cafetería y que en realidad funcionan como discotecas hasta bien entrada la jornada.

El Soniquete es uno de los locales más sancionados por este cambio legal. Ubicado a pocos metros del parque del Canal sobre el Tercer Depósito, lleva bajo la lupa de la policía desde hace años: ha sido clausurado en varias ocasiones y relacionado con el nombre de Mario Cornacchia, el empresario que convirtió el negocio de los after en un jugoso beneficio, informó El Confidencial.

Pero la nueva legislación podría apagar la música en el local. Hasta el pasado mayo, las multas de la Agencia de Actividades apenas tenían efectividad ya que los tribunales habían sentenciado que su licencia les permitía a estos negocios ejercer su actividad, añade ABC. Pero ahora les controla y sanciona la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental, que levanta actas de infracciones graves en cada visita por, por ejemplo, poner música sin disponer de permiso para ello.

Sin embargo, parece que el local todavía no se ha dado por enterado. Este fin de semana seguía publicando su programación en su página de Facebook, que incluye sesiones desde las 6.00 de la madrugada durante todos los sábados y domingos del mes.

La actuación del Ayuntamiento se ha extendido a otras zonas de Madrid como las sanciones al Moroder de Malasaña o al Jaguerground de Chueca-Salesas. El primero no podrá abrir en 12 meses y el segundo ha sido sancionado con una multa de medio millón de euros y cinco años de suspensión.

Ignacio

Este ayuntamiento cierra lo que hay que cerrar, no como el anterior que nos dejo sin instalaciones deportivas, sin poder circular y sin golf par los que no disponemos de posibles.

Teresa

El golf no era precisamente para quienes no tienen posibles , además de ser una chapuza de plástico . Y referente a poder circular , peor es no poder respirar sin llenar los pulmones de contaminación.

Nollug

Pues que cierren el New Millenium que hay en Avenida de Pablo Iglesias 4, otro after andrajoso de mala muerte, que está lleno de putas y camellos. Que se ve mucha policía pero ahí sigue abierto...., anda queeee.....
Etiquetas
Publicado el
11 de febrero de 2020 - 12:44 h

Descubre nuestras apps

stats