La portada de mañana
Acceder
Felipe VI calla ante el intento de la extrema derecha de patrimonializar su figura
Familias de la concertada reniegan de la campaña contra la Ley Celaá
Opinión – Baladronadas a estribor, por Elisa Beni

Dos nuevos templos del juego llegan al Centro

Aunque los planes del magnate estadounidense Sheldon Adelson dejarán finalmente a la Comunidad de Madrid sin Eurovegas, el corazón de la capital contará en los próximos días con dos nuevos espacios en los que el azar y el juego serán los auténticos protagonistas. Gracias a la modificación de la Ley del Juego madrileña los dos únicos casinos de la región han podido abrir una sala satélite en otro municipio.

El primero en mostrar sus cartas ha sido el Casino Gran Madrid, que el pasado lunes abrió entre los números 37 y 41 del Paseo de Recoletos (al lado del Museo de Cera, frente a Colón y cerca de la calle Génova) el primer casino de juego de la metrópoli, justo noventa años después del cierre oficial del último establecimiento de estas características de la ciudad.

Este nuevo casino, que tiene una superficie de 4.123,28 metros cuadrados distribuídos en 4 plantas, se ubica en un inmueble de aspecto futurista, fruto de la reforma del edificio Recoletos Colonial que en 2010 recibió una distinción del Colegio de Arquitectos de Madrid y se ha convertido en todo un referente arquitectónico dentro del Eje Prado-Recoletos.

Junto con la tradicional oferta de juego (que incluye 27 mesas, 65 máquinas de azar y una sala privada de juego), también habrá servicios de restauración (el restaurante "Columbus", gestionado por los hermanos Sandoval) y cafetería (el "Bond" y el "Rhum&Rhum Bar"), así como un moderno afterwork.

Como el proyecto de Adelson, el Casino Gran Madrid-Colón hace una gran apuesta por la creación de empleo: de las 450 que trabajarán en él, 250 serán de nueva incorporación. La mayoría de ellos (162) ejercerán su trabajo en el Departamento de Juego, más de treinta nuevos profesionales se sumarán al Departamento de Seguridad y en Hostelería (exceptuando los del restaurante Columbus) la plantilla se incrementa con una quincena de empleados.

La otra gran apuesta por el juego perteneciente al Casino de Aranjuez, que abrirá previsiblemente sus puertas este fin de semana en Gran Vía, 24, en un mítico edificio que durante años albergó las instalaciones del Círculo de la Unión Mercantil e Industrial de Madrid y en el que hasta hace poco se encontraban las dependencias del Área de Gobierno de Economía, Empleo y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid.

Se trata de tres plantas dedicadas al juego, con ruletas francesas y americanas, mesas tradicionales de Punto y Banca, Poker y Black Jack, a los que se suman las más modernas máquinas de azar y ruletas electrónicas. Además, contará con dos salas (la Sala Real y la exótica Sala Asiática), ofrecerá espectáculos en vivo y pondrá a disposición de los visitantes una gran variedad de espacios de restauración, gestionados por el grupo Goizeko.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2013 - 09:00 h

Descubre nuestras apps

stats