La portada de mañana
Acceder
Europa subordina su política de defensa a la estrategia de la OTAN
El calor extremo de junio abrasa todo el hemisferio norte
OPINIÓN | 'Se apagaron las luces y queda la pobreza', por Esther Palomera

Una nueva plazuela para Madrid frente al teatro María Guerrero

El antes y el después de la peatonalización de la calle Tamayo y Baus

Diego Casado


3

Una peatonalización poco publicitada acaba de ver la luz en Madrid. Se trata del nuevo espacio sin coches creado frente al Teatro María Guerrero, en la zona de Chueca-Salesas más cercana al paseo de Recoletos. El Ayuntamiento decidió eliminar allí el tráfico y sustituir las estrechas aceras alrededor del histórico teatro por una plazuela, dentro de la reforma de las aceras del barrio.

El Ayuntamiento ampliará aceras, rebajará bordillos y creará una plaza en Salesas, la zona residencial más cara de Madrid

Proyecto para ampliar aceras, rebajar bordillos y crear una plaza en Salesas

Las imágenes del antes y el después de peatonalizar la mitad de la calle Tamayo y Baus hablan por sí solas de los beneficios para vecinos y asiduos al teatro de este nuevo emplazamiento peatonal, que todavía está en obras pero que ya se puede recorrer tanto desde la calle Almirante como desde Marqués de Monasterio. El tráfico se ha restringido del todo, salvo para vehículos de servicio municipales y similares.

La reforma de esta zona del distrito Centro va más allá de la calle dedicada al dramaturgo Tamayo y Baus: se ha extendido por San Lucas, Santo Tomé, Piamonte, Marqués de Monasterio, Conde de Xiquena, Almirante y Prim. Comenzó el pasado verano y el Ayuntamiento gastará 2,8 millones de euros en unos trabajos cuyo fin estaba previsto para este mes de mayo. El proyecto fue presentado por la concejala de Obras, Paloma García Romero, y por el concejal de Centro, José Fernández, hace casi un año.

La plazuela frente al María Guerrero para poner en valor este teatro y hacer sitio a algunos árboles es la actuación más destacada, aunque la movilidad peatonal y la accesibilidad ha mejorado en todas las calles intervenidas. Se han reducido el espacio para coches en casi todas las vías, aunque se conservan las plazas de aparcamiento -mejor ordenadas- en muchas de ellas. Además se han rebajado los bordillos de San Lucas, Santo Tomé y Piamonte para convertirlas en espacios con plataforma única.

Por último, el Ayuntamiento está reordenando el mobiliario y el alumbrado para maximizar el espacio disponible de las aceras. Además, se han creado nuevos pasos de peatones y elevado en las intersecciones para reducir la intensidad y velocidad de los vehículos. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats