Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

“Madrid ahora a la venta”: el hotel que promete 'golden visa' con habitaciones que miran a la Fórmula 1 de Ifema

Terrenos donde será construido el Hotel 101 Madrid

Diego Casado

Madrid —

14

“Sol, siesta, tapas y sangría: ¡únete todos los días a la fiesta!”. Con esta frase llena de tópicos sobre España vende en internet la cadena Hotel101 su próximo proyecto en Madrid, el que promete ser uno de los hoteles más grandes de la capital y el primero con un modelo de negocio que mezcla cientos de propietarios inmobiliarios con una explotación turística conjunta a través de habitaciones.

El hotel se levantará en la mayor explanada sin construcciones de Valdebebas, cerca de Ifema y al lado del futuro intercambiador del barrio. Pegado a la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Hoy es un descampado por donde solo pasan runners camino del parque forestal cercano, pero a partir del año 2026 promete ser un hervidero, gracias a la llegada de la Fórmula 1 justo al lado: por allí girarán los monoplazas en la curva más espectacular del futuro circuito urbano de Madrid.

La cadena, propiedad del grupo filipino Double Dragon, celebró el acto oficial de colocación de la primera piedra hace tres semanas. Allí se dio a conocer que Ferrovial se encargará de las obras y que invertirá unos 150 millones de euros. Pero la realidad a día de hoy es que en el descampado donde irá el hotel todavía no se ha movido nada. Tan solo unas banderolas con el logo del hotel recuerdan que allí se van a levantar 680 habitaciones, con la vista puesta en abrir a lo largo de 2025, unos meses antes del desembarco de la F1.

Antes de empezar las obras en el número 328 de la avenida de las Fuerzas Armadas, tendrán que talar decenas de árboles (el Ayuntamiento exige a la constructora que la compense luego con 315 ejemplares de frondosas) y vaciar la laguna formada con las lluvias de estos días en parte de los terrenos, con aguas procedentes del antiguo arroyo de Valdefuentes, en las que esta semana nadaban varios patos y que se extiende hasta la parcela cercana, propiedad de Metrovacesa.

Lo que sí que ha comenzado es la venta de las habitaciones, que si va bien servirán para financiar casi toda la inversión. Los números desvelados estos días por El Confidencial indican que cada una cuesta 179.900 euros, según la información que la empresa está ofreciendo a los posibles inversores. A ella se le suman las comisiones de cierre (6.692 euros) y el IVA del 21%, aunque es posible obtener un descuento por pronto pago del 7% (12.593 euros).

Cada estancia cuenta con 21 metros cuadrados y tres camas, además de un baño. Pero lo que se vende no es la posibilidad de ocupar este lugar, sino una habitación en régimen de condominio (o condotel, como lo llaman ellos) que luego explotará el Hotel101 en régimen de tres estrellas, alojando turistas. A cambio, el comprador obtiene una rentabilidad variable, que la cadena calcula en un 9,84% anual si se alcanza el 100% de ocupación. Como deferencia, el inversor puede reservar cinco noches al año en este lugar y otras cinco en otros hoteles de la compañía en todo el mundo.

El negocio de las golden visa

Además del sol y la sangría, el gran reclamo para la venta es la promesa de que los compradores podrán obtener un permiso de residencia en España con la compra de tres habitaciones, una posibilidad que remarcan en su información a los inversores. Su precio es de 501.921 euros (descontando comisiones e IVA), un poco por encima de los 500.000 euros con los que premia el Ministerio de Economía a los inversores extranjeros que adquieran propiedades inmobiliarias en el país.

Con este modelo de negocio, el hotel se pagará prácticamente solo: portavoces de la empresa aseguraron el día de la presentación del proyecto que podrán obtener hasta 143 millones de euros en ingresos por “la alta demanda de inversión inmobiliaria en Madrid impulsada por la golden visa española”. Las habitaciones se comercializan online, pero también en las oficinas del grupo en el distrito de Salamanca, además de en Manila (Filipinas) y en Singapur.

El proyecto de Hotel101 tiene las bendiciones de las autoridades políticas madrileñas. Tanto la consejera de Economía de la Comunidad de Madrid, Rocío Albert, como la delegada de Turismo en el Ayuntamiento, Almudena Maíllo, acompañaron a la compañía en la colocación de la primera piedra a mediados de marzo.

Albert indicó en el acto que el Gobierno de Ayuso asesoró a Double Dragon para traer a Madrid este nuevo modelo de negocio, que es el primero que la cadena construirá sobre suelo europeo. La compañía, en plena expansión, prevé ampliar su presencia a 25 países en solo dos años, con más de 7.300 habitaciones que seguirán la filosofía que quieren implantar en la capital de España. La Comunidad de Madrid saca pecho por haber atraído una iniciativa que “incrementa la oferta de plazas de hospedaje, y por tanto la capacidad para atraer turismo y eventos”. Y Rocío Albert recordó en el mismo acto que “más de la mitad de la inversión extranjera que llega al país lo hace aquí”.

El proyecto del Hotel101 se enmarca dentro de una política municipal y regional de facilitar la apertura de hoteles, tanto en el centro de Madrid como en la periferia. Solo en la Gran Vía está prevista la llegada de miles de nuevas habitaciones de lujo, coincidiendo con una apuesta por los grandes eventos que atraigan gran cantidad de turistas a la capital. El máximo exponente es la la Fórmula 1, aunque no es el único. La reforma del Bernabéu, donde desde finales de este mes se empezarán a celebrar macroconciertos para más de 80.000 personas, es otra de las partes de esta estrategia. Allí la Liga de Fútbol Americano (NFL) disputará un partido en el año 2025.

Etiquetas
stats