El Pleno censura el plan del Ayuntamiento para privatizar 6 piscinas con gimnasio y aparcamiento en Madrid

Planos de los seis polideportivos municipales publicados en los estudios de viabilidad para los CDM de Barajas, Las Tablas, Sanchinarro, Montecarmelo, Tetuán y Valdebebas

El modelo de nuevos centros deportivos municipales presentado por el Gobierno de PP y Ciudadanos se llevó un revés este martes en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, cuando el resto de partidos censuraron su plan para construir seis equipamientos iguales en Las Tablas, Barajas, Montecarmelo, Sanchinarro, Valdebebas y Tetuán, criticando que no atendiera a las necesidades específicas de cada distrito, proponiendo en sus anteproyectos un modelo único de gimnasio, piscina y aparcamiento.

Deporte e individualismo: una relación encarnada en la política municipal madrileña

Deporte e individualismo: una relación encarnada en la política municipal madrileña

La enmienda a la totalidad se produjo a través del apoyo a una propuesta de Más Madrid, que reclamaba la retirada de los anteproyectos y la presentación de otros nuevos "previo consenso con el tejido vecinal y deportivo". Mar Barberán, la concejala encargada de defender la iniciativa, denunció que "han desaparecido del mapa los proyectos que fueron consensuados con los vecinos y las vecinas" y que el área de Obras, en colaboración con Deportes, "se han cargado pabellones para el deporte base en todos los centros", lo que según Barberán ofrece una décima parte de los ingresos para las empresas concesionarias "y dan pie a salas de fitness, porque eso da más dinero".

"Madrid no necesita parquigyms ni pelotazos urbanísticos en el deporte", dijo al cuestionar el modelo elegido por el Ayuntamiento para levantar nuevos polideportivos en esta legislatura. "Lo que quieren es que les salgan los números a las empresas", advirtió.

El equipo de Gobierno defendió su plan con las palabras de Paloma García Romero, la delegada de Obras, que destacó el gasto de 130 millones de euros en equipamientos y actividades deportivas, a la vez que valoraba el ahorro de gasto municipal al privatizar "por unos años" la construcción y la gestión de los centros deportivos en cuestión.

García Romero defendió que los seis estudios de viabilidad presentados son anteproyectos y que los definitivos podrán cambiar. Aunque es algo que no ha sucedido en otros casos anteriores de esta legislatura, como en el futuro Centro Deportivo Municipal de Cuatro Caminos, donde se suprimió la pista polideportiva para deportes como baloncesto o voleibol, pese a las alegaciones de partidos políticos y asociaciones deportivas del distrito.

Críticas de Vox

La delegada de Obras afirmó que la "colaboración público-privada" ya estaba en sus acuerdos de gobierno con Ciudadanos y con Vox. Este último partido, que también pidió la retirada de los anteproyectos, afeó que se hayan presentado "seis estudios de viabilidad calcados unos a otros", denunció la concejala Arantzazu Cabello López. "Me preocupa que la delegada de Obras no entienda para qué sirven: no es un trámite formal para hacer una licitación" -dijo- sino que se trata de "la base pura de la licitación". La edil pidió que conociera cuál es la situación del barrio, las demandas de los vecinos y "no interferir con la competencia" de los gimnasios privados del entorno.

Cabello López cuestionó también que el Ayuntamiento se reuniera previamente con cuatro empresas dedicadas a la gestión de centros deportivos durante todo este proceso. "Me da a mí que estas cuatro empresas van a acudir a la licitación cuando salga", afirmó antes de cuestionar la legalidad de que se postulen para un futuro concurso: en su opinión, por haber participado en el proceso y "por la ley de contratos públicos, estas empresas están inhabilitadas para participar en la contratación en el caso de que hayan participado en el estudio que da a lugar a los pliegos".

Pese a que el equipo de Gobierno perdió la votación, el Ayuntamiento no está obligado a cumplir los acuerdos del Pleno en su acción de gobierno, por lo que no es probable que retire los estudios de viabilidad actuales para elaborar otros. No obstante, al expresarse de forma tan clara Vox, con los que han pactado los dos últimos presupuestos municipales, podría llevar a cabo alguna modificación del proceso en curso, como ya admitió la delegada de Obras durante el debate.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats