Madrid se abona al modelo de gimnasios privatizados que excluyen pistas de deportes de equipo para ser más rentables

Planos de los seis polideportivos municipales publicados en los estudios de viabilidad para los CDM de Barajas, Las Tablas, Sanchinarro, Montecarmelo, Tetuán y Valdebebas

En el año 2050, quien que se encuentre al frente del Ayuntamiento -después de las elecciones del 2047- recibirá de golpe una decena de polideportivos municipales para su gestión, fruto de la oleada de concesiones durante un cuarto de siglo que se avecina en la capital. Hasta que llegue ese momento, las empresas privadas se encargarán de gestionarlos y recibirán sus beneficios, según el modelo planificado por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, para los nuevos centros deportivos municipales de la ciudad en esta legislatura: 14 dotaciones con piscina y gimnasio que serán adjudicadas en contratos de 25 a 40 años a empresas privadas.

El polideportivo del Paseo de la Dirección tendrá piscina, prescindirá de pista y será privatizado durante 25 años

El polideportivo del Paseo de la Dirección tendrá piscina, prescindirá de pista y será privatizado durante 25 años

El área de Obras se está empleando a fondo para sacar adelante todos los proyectos y que estén blindados antes de que lleguen las elecciones de 2023. De momento ha sacado a información pública los estudios de viabilidad de seis polideportivos en Las Tablas, Barajas, Montecarmelo, Sanchinarro, Valdebebas y Tetuán. Todos son exactamente iguales en su planteamiento: 2.655,48 metros de superficie en los que se distribuyen una piscina para adultos, vaso de aprendizaje (planta baja y sótano) y cuatro salas para spinning, yoga, máquinas y baile.

Los proyectos de cada uno de los seis centros parecen un corta pega en su características básicas si no fuera por los planos de las plazas de aparcamiento que acompañan los estudios, que van de las 13 en Sanchinarro a las 125 en Barajas, "en función del tamaño de la parcela disponible", explica el Ayuntamiento de Madrid. Todos se parecen también a los que construyeron y gestionan empresas privadas líderes del sector como Go Fit o Forus en otras partes de la geografía nacional.

El Ayuntamiento justifica su decisión explicando que los seis proyectos idénticos "obedecen a un programa mínimo de necesidades, una vez se ponga en marcha la licitación, los concursantes podrán ampliar la dotación y la oferta deportiva tanto como la superficie edificable de cada parcela lo permita, así como modificar la configuración arquitectónica de las propuestas", indican fuentes del área.

En los diseños iniciales de los nuevos polideportivos el Ayuntamiento prescinde de las pistas para deportes de equipo, habituales en otro tipo de instalaciones y que en algunos casos incluso llegaron a planificarse durante la etapa de Carmena como alcaldesa, como en el de la calle Mistral (Barajas) que iba a contar con piscina de verano, pistas deportivas e incluso una pista de patinaje cubierta, según denuncia Más Madrid. Ahora el espacio sobrante se transformará en un párking de mayor tamaño que el propio centro deportivo municipal.

Algo parecido sucedió en el polideportivo de Cuatro Caminos, cuyas obras estaban ya licitadas y a punto de ser adjudicadas cuando el equipo de Almeida tomó posesión y anuló el concurso público. En lugar de la cancha para baloncesto, fútbol sala o balonmano ha proyectado más salas de máquinas, una planta menos y una concesión a la empresa que lo construya de 40 años de explotación, el mismo plazo que para los centros deportivos de Las Rosas (San Blas-Canillejas) y Ricardo Damas (Arganzuela), cuyo fin de obras está previsto para 2023.

En estos casos, las empresas concesionarias se encargarán de redactar el proyecto definitivo, tramitar las licencias y ejecutar la obra en un plazo de 18 meses desde su aprobación final. A cambio, tendrán que pagar un canon de 30.000 euros anuales al Ayuntamiento por su explotación (20.000 en el caso de Las Rosas). Además de los mínimos exigidos, podrán proponer durante el proceso de licitación la construcción de otras funcionalidades e incluso "aparcamientos en sótanos", recalcan desde el consistorio. También aclaran en el área de Obras que "se va a ir de la mano de los distritos, que son quienes establecen el programa deportivo de estos centros y van a estar presentes durante todo el proceso de adjudicación".

Sin pista cubierta para el baloncesto en Tetuán

En el Paseo de la Dirección (Tetuán), la parcela destinada al nuevo polideportivo iba a contar con tres pistas para deportes de equipo cuando se ideó el primer diseño para la instalación, hace casi dos décadas. Ahora tendrá, como todos los anteriores, un gimnasio de cuatro salas con piscina y aparcamiento. Una mala noticia para los equipos de baloncesto del barrio, que seguirán teniendo que entrenar al raso, haga frío, llueva o tengan que soportar 40ºC como en los últimos días. "A una empresa privada no le interesa tener una pista polideportiva en la que entrenen clubes" denunciaba cuando se conoció el proyecto Antonio Granero, de la Asociación Vecinal Cuatro Caminos-Tetuán.

La explotación económica es la clave en este modelo, aseguran los vecinos: los centros deportivos municipales -estén privatizados o no- tienen que reservar un buen número de horas en sus canchas para los clubes, que pagan un bono de temporada a precios reducidos y así poder entrenar todo el año. "Dejando espacio para los deportes de equipo la adjudicataria ingresaría un 10% de lo que conseguirá con el nuevo proyecto, sin pista y espacio para más gimnasio", explica Antonio. Vecinos y partidos políticos alegaron para cambiar el proyecto. Más Madrid resaltó que "el polideportivo se entiende como un elemento vertebrador de la vida comunitaria en Bellas Vistas, capaz de consolidarse como un centro comunitario que aglutine, a través del deporte y la cultura, las necesidades de esparcimiento y convivencia". El área de Obras hizo caso omiso a sus peticiones y ha aprobado el proyecto de construcción sin pista.

Desde el Ayuntamiento hacen referencia a una encuesta de hábitos deportivos del Consejo Superior de Deportes para justificar su elección por los gimnasios en sus estudios de viabilidad: el 22,8% de la población española afirma hacerlo semanalmente. Esta misma encuesta afirma que el 10,5% practica semanalmente deportes que necesitarían pistas para deportes de equipo como baloncesto, fútbol sala, balonmano o voleibol. "Se opta por una solución que encuentre los intereses de uso por parte de la comunidad, con la viabilidad económica–financiera adecuada para la explotación y mantenimiento de las referidas instalaciones deportivas", reza el estudio municipal.

"Son aparcamientos con gimnasio"

"Se trata únicamente de construir gimnasios para asegurar una rentabilidad de la empresa que garantice la rapidez en su construcción e inauguración, en detrimento de las demandas vecinales y de las necesidades municipales", denunció hace unos días la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre. "Suprimen piscinas, pistas colectivas interiores, pistas de patinaje o pabellones de los proyectos consensuados con las vecinas y vecinos y las sustituyen por salas de musculación, fitness o spinning, que reportan más beneficios económicos para las empresas concesionarias", añadió durante una visita al solar donde se ubicará el centro deportivo municipal de Sanchinarro. Allí denunció además que, con las prisas, el Ayuntamiento había publicado los planos de su estudio de viabilidad en una calle de Pinto en lugar de la de Madrid capital. 

Maestre considera que las instalaciones propuestas no son "en absoluto" los polideportivos "que reclaman y esperan las vecinas y vecinos, sino aparcamientos con gimnasio", que revelan "la apuesta del PP por una política que solo obedece a intereses partidistas, al entregar el suelo y la gestión del centro a manos privadas". Su compañero de partido Miguel Montejo cree además que esta política deportiva es "un fraude a la ciudadanía en toda regla, y eso que tienen 600 millones de euros de remanente disponibles, sin asignación alguna, al haber sido liberados temporalmente de la regla de gasto". 

Desde el área de Obras responden a la portavoz de la oposición: "Respetamos que haya a quien no le guste el modelo de concesión, pero nosotros creemos que del mismo modo que la gestión directa es buena en algunos casos, la indirecta también lo es en otros", replican. "El dinero público hay que gastarlo de la manera más eficiente. Para el ciudadano, que la gestión sea directa o indirecta no es significativo, ya que los precios para el público son los mismos", añaden las mismas fuentes.

Mientras el debate sigue, las licitaciones avanzan: además de los nueve polideportivos citados, el área de Obras se encuentra preparando ahora las de los centros deportivos de Pacífico (Distrito de Retiro), Cuatro Vientos (Distrito de Latina), Parque de Ingenieros (Distrito de Villaverde) y Cañaveral (Distrito de Vicálvaro). De momento se desconoce el plazo de concesión privada para estas dotaciones, que el Ayuntamiento ya ha avanzado que seguirán el mismo modelo que los anteriores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps