El viceconsejero que Ayuso puso al frente de la COVID deja la Comunidad de Madrid para ocupar un cargo en el PP de Feijóo

El exviceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, y la presidenta Isabel Díaz Ayuso.

David Noriega


15

El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, deja su puesto en el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para acompañar a Alberto Núñez Feijóo, como nuevo responsable nacional de Salud Pública del Partido Popular. Zapatero es un reputado internista al que la presidenta madrileña fichó para dirigir el hospital de campaña instalado en Ifema durante lo peor de la crisis de la COVID-19 y al que ella definió como uno de los mayores expertos “a nivel mundial”.

Feijóo ficha para Eficiencia Pública en el PP a la responsable de comprar las mascarillas a Medina y Luceño

Feijóo ficha para Eficiencia Pública en el PP a la responsable de comprar las mascarillas a Medina y Luceño

El vicepresidente del Gobierno, Enrique Ossorio, ha alabado la labor de Zapatero durante la pandemia y ha indicado que el cese se produce “a petición propia”. Una petición que se ha efectuado, ha asegurado el número dos de Ayuso, tras un “acuerdo” entre la presidenta regional y el líder del PP “de que cuenten con la persona del señor Zapatero”. “Lo ha hecho fenomenal durante la pandemia, yo creo que los madrileños son conscientes, y lo que ahora se ha acordado es que esos servicios tan destacados los preste a nivel del PP a nivel nacional”, ha asegurado.

La viceconsejería y la nueva responsabilidad de Zapatero en el Partido Popular no son puestos incompatibles. Preguntado por este asunto, Ossorio ha echado balones fuera y se ha referido a su actividad profesional. “Ser responsable del área de asistencia sanitaria y salud pública es una responsabilidad política al margen de lo laboral. El señor Zapatero va a seguir presentado sus servicios profesionales como doctor de la sanidad pública madrileña y, a parte de eso, puede realizar la labor política que considere oportuna”.

Tras su paso por Ifema, Ayuso premió a Zapatero con la viceconsejería de Salud Pública, una materia en la que no tenía experiencia antes de la pandemia, y Plan COVID-19 del Gobierno regional, un puesto con competencias en la desescalada de la Comunidad de Madrid y al frente del cual llevó a cabo los confinamientos por zonas básicas de salud, con un sueldo de 104.700 euros. El Ejecutivo regional ha presumido desde entonces de lo que llamaron “hospital milagro”. “Antonio Zapatero ha sanado al 99% de los pacientes que pasaron por Ifema”, llegó a afirmar la presidenta, obviando que por el hospital de campaña solo pasaron enfermos leves.

“Termino hoy una etapa dura y difícil, empecé en IFEMA, luego con la gestión COVID-19, con criterio científico y por último asistencia sanitaria, y siempre como objetivo proteger a los ciudadanos”, ha escrito este miércoles en su cuenta de Twitter, donde ha anunciado que deja el Gobierno regional. Ha sido, ha dicho, “un honor haber trabajado en el gran equipo que teníamos en la Consejería de Sanidad, dirigido por Enrique Ruiz Escudero, siempre por delante”.

En un hilo de mensajes, en los que no nombra a la presidenta, reconoce que empieza ahora “con mucha fuerza y muchas ganas otro proyecto a nivel nacional que va a ser muy ilusionante dirigido por [la vicesecretaria de Políticas Sociales del PP] Carmen Navarro y Alberto Núñez Feijóo”.

La viceconsejería que deja vacante Zapatero será ocupada por el director general de Hospitales e Infraestructuras Sanitarias de la Comunidad de Madrid y exdirector del Hospital Enfermera Isabel Zendal. Preguntado por si la marcha se debe a los cambios que lleva realizando en los últimos meses la consejería de Sanidad, Ossorio lo ha descartado de pleno.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats