eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Se ha abierto un peligroso vacío en los Balcanes

El sueño de entrar en la UE, que fue uno de los argumentos decisivos para lograr la paz en los Balcanes tras las terribles guerras civiles de los años 90 se ha disipado prácticamente del todo

- PUBLICIDAD -
Tusk propone retrasar la cumbre UE-Japón por las inundaciones y celebrarla en Tokio

EFE

La UE se aleja de los Balcanes y China se dispone a entrar

El sueño de entrar en la UE, que fue uno de los argumentos decisivos para lograr, siempre provisionalmente, la paz en los Balcanes tras las terribles guerras civiles de los años 90 se ha disipado prácticamente del todo. Aunque formalmente esa perspectiva siga aún abierta y el proceso de adhesión de varios países siga activo, en teoría, ya nadie cree seriamente que ese proceso vaya a llegar a buen fin. Así lo ve el Financial Times:

"La reunión del pasado lunes en Londres sobre la cuestión proporcionó buenas palabras y dignas iniciativas. Pero hizo muy poco por avanzar en las perspectivas de Serbia, Montenegro, Macedonia, Bosnia y Herzegovina, Kosovo y Albania -colectivamente conocidos como los Balcanes Occidentales- de convertirse en miembros de la UE. La reunión siguió a una cumbre de la UE del mes pasado que fue un fiasco al posponer las conversaciones iniciales de adhesión de Macedonia y Albania, a pesar de que Macedonia, bajo presión de la UE, había dado un gran paso para resolver su conflicto con Grecia sobre el nombre del país, que duraba 25 años".

"Tras dos décadas de espera, los Balcanes Occidentales están perdiendo la fe en que las puertas de la UE se abran para ellos. En una región de divisiones étnicas y religiosas, que sigue tratando de recuperarse de las guerras de los 90, eso crea peligros reales. Reduce el más poderoso incentivo para las reformas democráticas y económicas y para la reconciliación regional. Y abre un vacío que otros poderes –China y Rusia- están tratando de llenar".

"La tibia actitud de muchos estados de la UE hacia la ampliación es comprensible. Hasta el pro-europeo presidente francés Emmanuel Macron ha dicho que el bloque debe antes resolver sus problemas internos. Las dificultades económicas de la pasada década y los temores a las emigraciones masivas han provocado un 'cansancio de la ampliación' entre los votantes. Y si la UE es ya disfuncional con 27 o 28 miembros, ¿qué sería con más de 30?".

"Las capitales europeas occidentales también están frustradas por el lento proceso de los Balcanes para hacer frente a la corrupción y al crimen organizado. El retroceso democrático en Hungría y en Polonia, y la erosión del estado de derecho en Rumania, les hacen ser cautelosos a la hora de admitir nuevos miembros de la antigua Europa del Este".

"Pero esas preocupaciones se están viendo auto-cumplidas. Cuanto más distante se vea la perspectiva de la entrada en la UE, menos motivaciones habrá para hacer reformas difíciles. Mientras tanto, China está utilizando su influencia económica para cortejar a la antigua Europa comunista. Los Balcanes Occidentales estaban entre los 16 países de la Europa Central y del Este invitadas a una cumbre con China en Bulgaria en la que China prodigó sus intenciones de invertir en ellos".

Los límites del milagro indio: los jóvenes quieren ser funcionarios

Le Monde destaca una noticia impresionante: 23 millones de candidatos, mayoritariamente jóvenes, se acaban de presentar a un concurso de los ferrocarriles indios para cubrir 23.000 plazas.

"La función pública está siendo tomada al asalto”, dice el diario parisino, sugiriendo también que el sector privado indio, que en los medios internacionales se vende como uno de los mayores milagros económicos del mundo, es mucho menos atractivo para los demandantes de empleo".

"La empresa pública de ferrocarriles -el mayor empleador del mundo con 1,3 millones de asalariados- no es la única que atrae tanta demanda. A la policía de Bombay le ha entrado el vértigo cuando ha descubierto que 200.000 personas pretendían ocupar los 1.137 puestos que ofrecía. Y las oposiciones para la alta función pública también baten todos los récords. El número de candidatos ha pasado de 325.000 en 2008 a un millón en 2017 para solo 1.000 plazas".

"27 años después de la liberalización de la economía india, trabajar para el Estado anima mucho más a los jóvenes que las empresas de Internet. Según un estudio realizado por el Centre for the Study of Developing Societies en 2016, sobre los 6.000 jóvenes sondeados, un 65% prefería una plaza de funcionario y solo el 7% aspiraba a trabajar en el sector privado. Es la consecuencia del paro y de las difíciles condiciones de trabajo en el sector privado. Pawan Gupta ofrece un motivo: 'Cuando cumples los 40 años, las empresas privadas nos sustituyen por gente más joven. En una empresa público tendré al menos seguridad en el trabajo'".

"No hay que invertir en Turquía", dice Bloomberg

Con un tono de inusual dureza en este tipo de cuestiones, la poderosa y muy influyente agencia internacional  Bloomberg ha puesto el veto a Turquía. Un país cuyo formidable crecimiento económico de los últimos ha tenido justamente en las inversiones extranjeras una de sus principales palancas. Marcus Ashworth, una de las firmas de su página online, ha escrito lo siguiente:

"Desafortunadamente el presidente turco Recep Tayyip Erdogan es un hombre de palabra. Prometió asumir un mayor control de la política monetaria durante la reciente campaña para su elección y no ha perdido tiempo en hacerlo. Ha cortado los últimos hilos de la red de seguridad que existía en Turquía y ha convertido su nación en un lugar en el que no se puede invertir".

"El viceprimer ministro Mehmet Simsek y el ministro de hacienda Naci Agbal han sido despedidos. Eran el tipo de dirigentes que gustaban a los inversores globales oficiales, comprometidos con la adecuada gestión de las finanzas y los principios económicos. El presidente dijo el lunes que su yerno, Berat Albayrak, dirigirá un ministerio de hacienda y del tesoro. Eso acaba con cualquier esperanza de que el buen sentido y la responsabilidad reinarán en los asuntos fiscales. Erdogan mismo se ha atribuido el poder de nombrar al gobernador del banco central y así atribuirse la posibilidad de aplicar su anti-ortodoxa visión de unos tipos de interés más altos causan inflación".

"Es probable que la penosa reacción de los mercados del martes sea solo el principio. Lo mejor que pueden hacer los inversores es mantenerse alejados de Turquía".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha