Ami, la nueva movilidad según Citroën

Citroën Ami.

Tanto ha cambiado en los últimos tiempos la noción de movilidad que la última presentación organizada por Citroën no ha tenido como protagonista un coche, como suele ser lo habitual, sino un concepto u objeto ideado con el fin de satisfacer la necesidad de los habitantes de las ciudades de trasladarse de un lugar a otro. Esa propuesta se denomina Ami, en homenaje al modelo homónimo que se comercializó en los años 60 y 70, y presenta todos los rasgos de un vehículo urbano llevados al extremo: ultracompacto (2,40 metros de largo), ágil, confortable y, por supuesto, 100% eléctrico.

El Ami pretende ofrecer movilidad al mayor número de usuarios posible. En primer lugar, porque puede conducirse sin carné, a partir de los 14 años en Francia y de los 16 en la mayoría de los países europeos; también porque estará a la venta desde 6.000 euros (precio del país vecino) y por ofrecerse además en alquiler de larga duración (19,99 euros al mes) y en carsharing, en este caso a través de la plataforma Free2Move.

Como objeto, el Ami es un cuadriciclo al estilo de otros eléctricos urbanos como el Renault Twizy o el Seat Mii. Su batería de iones de litio de 5,5 kWh lo habilita para recorrer unos 70 kilómetros, más de los que cualquiera suele cubrir en una jornada, y se recarga por completo en unas tres horas haciendo uso de una toma convencional de 220 voltios. La velocidad máxima que alcanza es de 45 km/h.

Por fuera, destacan sus ruedas de 14 pulgadas situadas en los cuatro extremos de la carrocería, rasgo que le concede una excelente maniobrabilidad si lo sumamos a la corta longitud total y a un diámetro de giro de solo 7,20 metros entre bordillos. Como no puede ser de otra manera, el estilo resulta muy desenfadado y permite numerosas posibilidades de personalización.

En el interior destacan una gran luminosidad, abundante espacio en general (para dos), numerosos huecos donde depositar objetos y, a diferencia por ejemplo del Twizy, una configuración en la que los asientos están situados uno al lado del otro y a la misma altura que la de la mayoría de los turismos. El habitáculo cerrado y climatizado lo distingue también del pionero modelo de Renault, más expuesto a las condiciones meteorológicas adversas. Aquí las opciones de personalizar el coche según los deseos del usuario se multiplican gracias a la fórmula Do it yourself y a la existencia de diferentes versiones, ambientes y paquetes.

Compra 'digital' para captar al público más joven

La experiencia de compra del Ami se aleja de los estándares tradicionales para responder mejor a las expectativas del mucho público joven que aspira a conquistar. Citroën ha desarrollado, de hecho, un ecosistema digital que permite llevar a cabo todas las fases de la adquisición en un proceso 100% online, además de haber firmado acuerdos de colaboración con grandes empresas de distribución para presentar el vehículo y creado centros de pruebas itinerantes sirviéndose de contenedores específicos que se situarán en lugares públicos muy concurridos. También se ha previsto la posibilidad de realizar la entrega del vehículo en casa del cliente.

Esto no significa que el objeto de movilidad de Citroën no pueda ser comprado a la manera convencional en un concesionario de la marca. A este respecto, la apertura de pedidos está programada para el 30 de marzo en Francia, unos meses más tarde en España, Italia, Bélgica y Portugal, y algo después en Alemania. Las primeras entregas a particulares tendrán lugar en el mes de junio en el país vecino, en tanto que su incorporación a la flota de carsharing de Free2Move se anuncia para primavera en la ciudad de París.

En compra directa, el Ami estará disponible en Francia desde 6.000 euros, precio que aplica el bono ecológico de 900 euros allí vigente y que lo convierte en una opción extremadamente competitiva. En la modalidad de carsharing podrá alquilarse por minutos (a partir de 0,26 euros para abonados en París), horas y días completos. Quienes quieran disponer de él a largo plazo sin adquirirlo en propiedad pueden acogerse a una fórmula que lo ofrece por 19,99 euros al mes, impuestos incluidos, con una aportación de 2.644 euros y el bono ecológico ya deducido.

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2020 - 11:36 h

Descubre nuestras apps

stats