La portada de mañana
Acceder
El bloqueo de Orbán al embargo al petróleo ruso agrieta la unidad de la UE
La “COVID incidental” limita la vuelta a la normalidad de los hospitales
'El aborto y la renovación del CGPJ y del Constitucional', por Javier Pérez Royo

El primer eléctrico de Toyota y el Aygo X Cross ya asoman la cara en Madrid

Los Toyota Aygo X Cross, bZ4X y GR86.

La filial española de Toyota ha querido comenzar el año trayendo a sus instalaciones centrales de Madrid un ejemplar de tres modelos que va a comercializar durante 2022, dos de ellos en fechas próximas y otro a finales del ejercicio. Su primer eléctrico puro, el bZ4X, se hará esperar seguramente hasta diciembre, aunque se dejará ver por las calles antes en una versión que no será la que se ponga aquí a la venta, y tanto el Aygo X Cross como el GR86, sustituto del GT86, pueden encargarse ya y llegarán a manos de sus propietarios hacia el mes de mayo.

Comencemos hablando del bZ4X por la novedad que supone el primer vehículo 100% eléctrico de una firma especializada desde hace 25 años en híbridos y que ha esperado a la “madurez del mercado” para ofrecerle un modelo que funciona únicamente a pilas. Abanderado de una gama específica de eléctricos que lleva las iniciales de beyond Zero, la estrategia de Toyota hacia la neutralidad en carbono, el bz4X viene a ser una variante de baterías del RAV4, que ya está disponible en versiones híbrida e híbrida enchufable.

La firma japonesa garantizará la batería de su modelo de manera -digamos- plena de confianza, tras tantos años de fabricar este tipo de dispositivos para sus híbridos. El 90% de su capacidad debería conservarse al cabo de 10 años o 240.000 kilómetros, y el 70%, después de un millón de kilómetros.

En España, el coche contará con una batería de 71,4 kWh que le otorgaría más de 450 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP, según las estimaciones actuales. Habrá una versión con un único motor eléctrico en el eje delantero que rendirá 204 CV y otra de 218 CV con tracción a las cuatro ruedas X-Mode gracias a un motor en cada par de ruedas. La primera acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos y la otra, en 8,4 segundos, siendo la velocidad máxima la misma para los dos: 160 km/h.

El bZ4X tiene el espacio interior sobresaliente de un Toyota Camry, merced en gran parte al empleo de la plataforma específica para vehículos eléctricos e-TNGA, además de un maletero que cubica 450 litros. Su batería admite recarga rápida de hasta 150 kW, que le proporciona el 80% de la energía total en alrededor de media hora, y de hasta 11 kW en un poste doméstico, donde el 100% de la capacidad se recupera en unas seis horas.

Un pequeño SUV para reemplazar al Aygo

Por lo que hace al Aygo X Cross, viene a sustituir al Aygo con una propuesta de corte SUV, como manda la moda, pero además se beneficia del nivel de espacio interior y de seguridad del Yaris, modelo de un segmento superior. Para empezar, utiliza la plataforma TNGA-B del Yaris, que le otorga 24 centímetros más de longitud total que el Aygo y una capacidad de carga que aumenta 60 litros, para situarse en los 230 litros.

Además, el Aygo X Cross pasa a ser un modelo 100% Toyota, pues el anterior era fruto de una joint venture con PSA (ahora integrada en el grupo Stellantis) que dio lugar también al Peugeot 108 y al Citroën C1, mientras que este lo ha desarrollado enteramente la firma japonesa, y en su centro europeo para más señas.

El carácter crossover del coche, ya patente en su nombre, no es solo cuestión de imagen, ya que ofrece una apreciable distancia libre al suelo, 17 centímetros, así como una posición de conducción 55 milímetros más elevada que la del Aygo.

En cuanto al corazón que lo impulsa, se trata del conocido motor tricilíndrico 1.0 de 72 caballos, afinado ahora para cumplir la normativa anticontaminación Euro 6. El consumo se sitúa entre los 4,8 y los 5 litros/100 km y las emisiones de CO2, entre 109 y 114 gramos por kilómetro.

La transmisión manual multimodo, robotizada, que montaba hasta el momento el Aygo deja paso a un nuevo cambio automático CVT con convertidor hidráulico de par que se ha desarrollado especialmente para dispensar una gran respuesta a baja velocidad y, en general, para un buen desempeño en tráfico urbano. El vehículo también se seguirá vendiendo con caja de cambios manual.

En el acto celebrado en su sede madrileña, Toyota España ha mostrado además el nuevo GR86, que reemplaza al GT86 con una denominación que lo encuadra dentro de la familia de deportivos de Toyota en la que militan ya los GR Supra y GR Yaris. Producido conjuntamente con el Subaru BRZ, el GR86 incorpora ahora un motor bóxer de mayor cilindrada, 2,4 litros, y que ve incrementada su potencia hasta los 234 CV, con lo que el 0 a 100 km/h se reduce en un segundo (6,3 segundos).

Lo mejor no es, sin embargo, el aumento de fuerza, sino el modo en que esta llega al conductor. El par máximo, que sube a 250 Nm, se entrega en el nuevo motor a 3.700 revoluciones, en tanto que el GT86 ofrecía sus 205 Nm a un régimen mucho más elevado, 6.600 revoluciones, lo que lo hacía más picudo y exigente de manejar. El del GR86 brinda, en cambio, una aceleración más suave y, al mismo tiempo, más poderosa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats