Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

Michelin vuelve a la carrera espacial

Recreación del prototipo con el que Michelin y sus socios optan a surtir a la NASA.

V. C.

La NASA anunció a comienzos de mes las tres empresas seleccionadas para desarrollar prototipos de vehículos lunares para asistir a los astronautas en la misión Artemis V, que tiene previsto llegar a la Luna en 2029. Intuitive Machines, en la que participa el gigante del neumático Michelin, es una de las elegidas y, como sus competidoras -Lunar Outpost y Venturi Astrolab-, tendrá que desarrollar a partir de ahora un proyecto de rover que sirva de apoyo a la misión.

Michelin asume así el reto de diseñar una rueda lunar capaz de funcionar a temperaturas superiores a 100 grados positivos e inferiores a -240, de soportar la exposición a la radiación solar y galáctica y de garantizar la máxima duración y tracción en suelos sueltos agresivos. La compañía considera que los desarrollos técnicos y los avances científicos que se realizarán en el marco de este proyecto le permitirán seguir innovando y adquirir nuevos conocimientos en materia de soluciones de movilidad para las aplicaciones que tienen lugar en tierra.

La NASA se dispone, según su propia declaración oficial, a desplegar “una hoja de ruta de viabilidad con el objetivo de desarrollar y desplegar un Vehículo Lunar Terrestre (LTV, por sus siglas en inglés) en el Polo Sur de la Luna, donde las condiciones son extremas”. La adjudicación de la primera fase de este contrato marca la entrada de Intuitive Machines y las otras dos empresas en las operaciones de vuelos especiales tripulados dentro del proyecto LTV Services, que se desarrolla en el marco del proyecto Artemis y que cuenta con un presupuesto total de 4.600 millones de dólares.

La agencia espacial explica que cada firma comenzará a trabajar con una “una orden de viabilidad”, lo que significa que durante un año llevarán a cabo un estudio para desarrollar un sistema que cumpla con los requisitos de la NASA, antes de comenzar formalmente el diseño preliminar, que corresponderá a un único proveedor.

Junto con AVL, Boeing y Northrop Grumman, Michelin es uno de los socios del equipo Global Moon Reusable Autonomous Crewed Exploration Rover (RACER) de Intuitive Machines, que tiene como misión proporcionar una arquitectura para un LTV con sistemas avanzados de gestión de energía, conducción autónoma, comunicaciones y navegación que cumpla los requisitos de la NASA para la exploración lunar.

AVL se centrará en el tren motriz, la dirección y la suspensión del rover; Boeing apoyará el diseño general, la fabricación, las pruebas, la integración, la planificación de la misión y las operaciones del vehículo de vuelo y las maquetas estáticas y dinámicas; mientras que Northrop Grumman aprovechará su experiencia en equipos de propulsión, otros sistemas de vehículos y planificación y formación de misiones. Tras completar la fase de evaluación de viabilidad, Intuitive Machines espera presentar una oferta para la adjudicación de la segunda fase del proyecto LTV Services, destinada ya sí al desarrollo, entrega y explotación del Vehículo Lunar Terrestre.

Un neumático biomimético impreso en 3D

Para desarrollar una solución de neumático sin aire adaptada al LTV, Michelin partirá de su experiencia en materiales de alta tecnología, el conocimiento adquirido en anteriores colaboraciones con la NASA y el desarrollo de soluciones sin aire para aplicaciones extremas.

El primer prototipo del neumático lunar de Michelin pudo verse en el Vehículo Lunar Terrestre de Northrop Grumman presentado en el Salón de la Electrónica de Consumo CES de Las Vegas de 2022. Los ingenieros de Michelin recurrieron a la impresión en 3D y al biomimetismo, una ciencia que busca desarrollar soluciones tecnológicas innovadoras inspiradas en los diseños de la naturaleza.

El prototipo, que se evaluó en condiciones similares a las del terreno lunar en el volcán de Lemptégy en Francia, combina una estructura ligera que permite una elevada capacidad de carga con un diseño flexible que permite al vehículo adaptarse al terreno suelto y a las zonas de cráteres de la superficie lunar.

Estas ruedas combinan una baja masa con una elevada capacidad de carga, lo que permite multiplicar por más de tres la eficiencia de las montadas en el vehículo lunar original de las misiones Apolo de la NASA. 

Michelin fue pionera en el desarrollo de neumáticos empleados en aviación antes de poner su capacidad de desarrollo técnico al servicio de la conquista del espacio. En los años 90 suministró los neumáticos del transbordador espacial de la agencia estadounidense, imprescindibles para garantizar un aterrizaje seguro al regresar de su misión.

Una década más tarde, la firma de Clermont-Ferrand colaboró nuevamente con la NASA para crear el Michelin Lunar Wheel, un neumático basado en la tecnología Tweel destinado a equipar a los vehículos de exploración lunar de la agencia. Este neumático puede considerarse el anticipo del nuevo prototipo que ahora debe diseñar para tener la opción de calzar al futuro Lunar Terrain Vehicle.

Etiquetas
stats