Vox amaga con impedir la investidura del PP en Murcia a pesar de su reunión de más de cinco horas con Ciudadanos

Teodoro García Egea y José Miguel Luengo (jefe del comité negociador del Partido Popular) antes de la reunión con Cs y Vox

La reunión a tres bandas que mantienen PP, Cs y Vox por el Gobierno de la Región de Murcia ha sido suspendida por el partido de extrema derecha. Los dirigentes de Vox, Pascual Salvador y Luis Gestoso, se han levantado de la mesa tras las declaraciones del secretario general de Cs, José Manuel Villegas, y del diputado Juan Carlos Girauta en las que apuntaban que en esa reunión no estaban negociando  sino que habían quedado para "tomar un café".

A la salida del fallido encuentro a tres que se celebra en la Asamblea Regional, el dirigente de Vox, Luis Gestoso, ha explicado a los medios de comunicación que Cs no quiere firmar un acuerdo y, por tanto, "no vamos a dar un cheque en blanco". 

Quedan escasas horas para la segunda votación de la investidura del popular Fernando López Miras, pero Vox mantiene su voto en contra (bastaría la abstención para que salga adelante el Gobierno de coalición PP-Cs) si no hay un documento firmado por los tres: "El voto ahora mismo es 'no', ha afirmado Gestoso. 

Por otra parte, el diputado nacional de la formación naranja, Miguel Garaulet, ha explicado a la salida de la reunión que no habrá un documento programático firmado con los de Abascal: "Hemos escuchado los puntos que Vox presentó al PP", ha señalado Garaulet. 

A las 09:30 comenzó el primer encuentro de los tres partidos con los dirigentes del PP Teodoro García Egea y José Miguel Luengo (jefe del comité negociador del partido), el diputado nacional de Ciudadanos, Miguel Garaulet, y, por parte de Vox, Luis Gestoso y Pascual Salvador. Esta negociación 'in extremis' se produjo horas después de que Cs y Vox se profirieran insultos y reproches en redes sociales ante la incertidumbre de los gobiernos de Murcia y Madrid.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, viajó de urgencia a Murcia ante el riesgo de que los populares perdieran una plaza que gobiernan desde 1995. El dirigente del PP se muestra confiado en redes sociales minutos antes de comenzar esa reunión que tiene lugar en la cuarta planta de la Asamblea Regional: "Si nos pusimos de acuerdo en Andalucía, podremos conseguirlo en la Región de Murcia", publica García Egea en Twitter.

Con este encuentro a tres bandas se cumplía una de las exigencias del partido de extrema derecha para apoyar (con voto positivo o abstención) la investidura y al Gobierno de coalición de PP-Cs: "Una negociación visible, transparente y simultánea de los tres partidos", pidieron los de Abascal, al mismo tiempo que afirmaron que no "apoyaremos a nadie que insulte, margine o menosprecie a nuestros votantes o que trate de marginarnos en cualquier negociación para formar gobierno".

Era la primera vez que la formación naranja se sienta a la mesa con Vox en Murcia ya que en reiteradas ocasiones habían declarado que solo negociarían con su "socio preferente" y nunca con Vox: "Ciudadanos no va a llegar a ningún acuerdo de Gobierno con aquellos partidos que quieran hacer retroceder a la Región de Murcia", expresó Isabel Franco, líder del partido en la Región de Murcia, sobre las exigencias de Vox.

Otras de las condiciones que exige Vox para apoyar la investidura de López Miras es la confección de un acuerdo programático en el que se plasmen algunas de sus medidas, como la derogación de leyes LGTBI o la deportación de inmigrantes, tal y como publicaron en un documento

En caso de fracasar el acuerdo entre PP, Cs y Vox, el PSOE de Murcia anunció que su líder, Diego Conesa, se presentará a la investidura. Los socialistas, que ganaron las elecciones del 26M, podrían llegar al poder con el apoyo de Ciudadanos ya que entre ambas formaciones suman mayoría absoluta en la Asamblea Regional.

Etiquetas
Publicado el
4 de julio de 2019 - 12:05 h

Descubre nuestras apps

stats