El PP quiere convertir en un hotel el faro de Cabo de Palos, joya de la costa murciana

Faro de Cabo de Palos en Cartagena, Murcia.

Primero fue un hotel. Ahora se trata de darle “un uso turístico diferencial” al faro de Cabo de Palos, y de este modo, dejar la torre vacía y trasladar el puesto de control de faros hasta Cartagena, según el presidente de la Autoridad Portuaria, Antonio Sevilla.

PSOE y Podemos contraatacan en el Congreso para que el faro de Cabo de Palos no se convierta en un hotel

PSOE y Podemos contraatacan en el Congreso para que el faro de Cabo de Palos no se convierta en un hotel

“La propuesta del hotel no se ha abandonado, sino que se ha aplazado. Se nos convocó en una reunión para decirnos que se nos podría trasladar hasta Cartagena, pero es un contrasentido porque debemos estar donde más riesgo de incidencia hay, que es aquí”, dice Jesús Álvarez, uno de los cuatro fareros que habita desde hace más de 30 años el lugar junto con su familia. Los fareros se hacen cargo de los ocho faros del litoral murciano y las dársenas de Cartagena y Escombreras.

“El traslado del centro de control de Señalización Marítima del faro de Cabo de Palos a Cartagena parece una represalia a los faristas por haberse manifestado en contra de la construcción de un hotel en el faro”, señalan desde el comité de empresa de la Autoridad Portuaria. De hecho, en 1999 ya se trasladó a Cartagena y en 2002 volvió a su antigua sede de Cabo de Palos al no resultar operativo.

El presidente de la Autoridad Portuaria ha argumentado que con el traslado el puesto de control de faros estará cerca de Salvamento Marítimo, la Guardia Civil y la Cruz Roja, aunque el comité de empresa desmiente que la proximidad a estos cuerpos “tenga nada que ver con la señalización marítima”. Añaden que “el sistema actual de trabajo centralizado en Cabo de Palos ha demostrado durante muchos años un funcionamiento realmente eficaz obteniendo tasas de fiabilidad cercanas al 100%”.

“El hecho final es una amenaza. Nunca se había hablado de las viviendas de los faros hasta que surgió lo del hotel”, añade Álvarez.

No han sido sólo los fareros los que han manifestado su rechazo a la construcción de un hotel en este faro que lleva en uso desde 1865, sino que la plataforma ciudadana `Salvemos el faro de Cabo de Palos´ también ha hecho bastante ruido para impedir esta Proposición No de Ley (PNL) que impulsó el diputado nacional del Partido Popular Teodoro García el pasado 14 de marzo en el Congreso y que fue finalmente aprobada con los votos del PP, Ciudadanos y PNV.

El diario La Verdad publicó recientemente que el 31 de marzo la Autoridad Portuaria había recibido la propuesta de construcción de un hotel por parte de una empresa de reciente creación llamada Faros de Levante SL. La propuesta del proyecto para dicha empresa había sido diseñada por el arquitecto Rogelio Martín y el abogado Andrés Ayala, diputado del PP hasta mayo del año pasado y portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Fomento del Congreso. Actualmente es uno de los tres miembros de la Oficina del Cargo Popular, creada para reforzar la lucha contra la corrupción dentro del partido.

El organismo portuario no aceptó la propuesta de Faros de Levante SL el pasado 17 de julio, aunque en la empresa no tienen constancia. “Las maniobras para hacerse con el hotel han sido muy poco finas”, dice Álvarez, quien considera que la idea de la construcción del hotel sigue “en standby hasta que se pase la ola”. “Además la PNL tiene elementos que no son ciertos: ni el faro está deteriorado ni en desuso. ¿Dónde está el agarradero, salvo que haya un interés oculto, aunque es notorio?”, añade el farero.

Además, en 2002 se abrió el expediente para convertir este faro en un Bien de Interés Cultural (BIC), aunque el proceso administrativo sigue sin haberse concluido.

“La única zona que queda sin edificar en Cabo de Palos es el faro y que vengan los de siempre a quemar hasta el último cartucho, pues la gente ha dicho hasta aquí”, señala el farero respecto a la efervescencia que se ha vivido en la localidad en contra de la propuesta hotelera. “En verano cada día pueden venir unas 200 o 300 personas a pasearse por la base del faro y ver atardecer desde allí. La gente no quiere perder eso”, añade.

Gloria Moya, uno de los miembros de la plataforma `Salvemos el faro de Cabo de Palos´, señala que “claramente una concesión de la Autoridad Portuaria a 30 o 50 años es una privatización encubierta. Pueden jugar con el lenguaje, pero entendemos lo que hay entender”.

“Es muy extraño que el PP llevara el tema del faro a nivel nacional sin tener en cuenta a la Asamblea Regional. Al fin y al cabo es un emblema regional, además de que de este faro dependen el resto de la Región. Es como desalojar a los controladores aéreos de la T4. Por otra parte, en el Ayuntamiento de Cartagena todos los grupos parlamentarios excepto el PP votaron en contra de la propuesta del hotel”, añade Moya.

Según el Catálogo de Faros con valor patrimonial de España elaborado en 2017 por la Universidad del País Vasco por encargo del Instituto de Patrimonio Cultural de España el nivel de conservación, utilización y acceso al edificio del faro es excelente, el único aspecto deficiente que evalúa es la protección jurídica.

La plataforma `Salvemos el faro de Cabo de Palos´plantea que el faro se abra al público como aula de naturaleza, centro de interpretación o museo fotógrafico sobre la reserva marina de Cabo de Palos e Islas Hormingas y, que al mismo tiempo, permita a las cuatro familias de los fareros seguir habitando el lugar.

En lo que respecta a la ocupación hotelera, la Región de Murcia registró en 2016 una media del 49,6%, lo que supone que casi la mitad de las plazas hoteleras se quedaron sin vender y que, con este dato, la Comunidad está aún lejos de la media nacional, que se situó en 2016 en el 59,9%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats