El Ayuntamiento de Murcia aprueba las medidas de reactivación económica, pero "el vodevil" continúa

Pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Murcia / E.R.

La política siempre cuenta con un elemento teatral, pero el pleno extraordinario convocado en el Ayuntamiento de Murcia el jueves 25 de junio por la mañana tras dos semanas sin celebrarse el ordinario por las tensiones entre los socios de coalición PP y Ciudadanos, ha cumplido con todas las características de "vodevil", tal y como ha descrito el portavoz del grupo municipal del PSOE, José Antonio Serrano. El consistorio murciano ha aprobado por mayoría un conjunto de 80 medidas para la reactivación económica del municipio, la mayor parte de ellas acordadas previamente entre Ciudadanos, PSOE y Podemos, sin la aprobación inicial del Partido Popular.

La crisis del gobierno municipal murciano se resolvió al retirar a última hora el portavoz municipal de Ciudadanos y vicealcalde, Mario Gómez, la convocatoria del pleno extraordinario de este jueves, que igualmente había de ser convocado si un tercio de la cámara así lo decidía, como era el caso con la suma de los concejales de PSOE y Podemos. Pero la tensión entre ambos socios de gobierno, PP y Ciudadanos, se ha hecho patente durante el pleno hasta el punto de que el líder municipal naranja le ha espetado en una ocasión a la portavoz Popular, Rebeca Pérez, que le mirara "a los ojos" y no mintiera "por el bien del acuerdo de gobernabilidad" tras la intervención de la edil popular en la que le culpababa de haber "dinamitado" las reuniones de trabajo.

No es la primera vez que Gómez amenaza de forma más o menos soterrada con el acuerdo de coalición al PP -el portavoz naranja ha señalado durante el pleno que "nadie ha dicho que los acuerdos de coalición fueran fáciles"- para finalmente hacer las paces con el alcalde José Ballesta, aunque esta ocasión ha sido donde más lejos ha llegado, según tuiteó la portavoz popular el pasado 7 de junio.

Gómez se ha mostrado satisfecho, aún así, de haber conseguido sus "dos objetivos": que se celebrara "el pleno extraordinario" y "se debatieran las medidas" necesarias para que el municipio pudiera enfrentarse a los efectos causados por la irrupción de la COVID-19 después de haber culpado al PP de paralizar los grupos de trabajo del Ayuntamiento en busca de soluciones.

Sí ha "merecido la pena" y "lo seguiré haciendo" son dos de las frases que ha pronunciado el vicealcalde y concejal de Fomento respecto al pacto alcanzado con la oposición y que, finalmente, ha sido asumido por la corporación a excepción de Vox, que "en un guiño" al PP, en palabras de su portavoz José Ángel Antelo, se han abstenido, aunque han "echado de menos" medidas en apoyo a la tauromaquia y a la agricultura.

El líder del PSOE, José Antonio Serrano, ha hecho un listado de todas las fechas en las que la oposición estuvo proponiendo medidas para afrontar la COVID-19 sin obtener respuesta del gobierno hasta llegar al famoso pacto alcanzado entre Cs, PSOE y Podemos el pasado 4 de junio, tras el cual Ballesta decidió la suspensión de la junta de gobierno. "Han pasado tres semanas de vodevil", apuntó.

El portavoz de Podemos, Ginés Ruiz, también señaló el tiempo perdido y se preguntó a qué se había dedicado el gobierno municipal "además de hacer hilos de Twitter", mientras se acumulaban las necesidades de las familias a las que no les llegaba la recarga de la tarjeta de la beca de comedor, el 010 no daba abasto para atender las demandas de servicios sociales y los vendedores de los mercadillos se concentraban en la puerta del consistorio ante la falta de medidas, entre otras cuestiones.

"No se trata de ponerse de medallas", apuntó Ruiz, sino de recordar "la suspensión de dos juntas de gobierno" y el hecho de "torpedear el trabajo de otros grupos municipales por tomar la iniciativa", zanjó.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2020 - 14:03 h

Descubre nuestras apps

stats