La confianza de los empresarios se desploma por la COVID-19 según un informe de la Cámara de Comercio de Murcia

Mas de un centenar de infectados por coronavirus en Italia y casos en Venecia

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia cae al -39,4 por ciento en el segundo trimestre del año. Se trata del descenso más brusco en un trimestre y el nivel más bajo de toda la serie histórica, que lo lleva a un signo negativo que no registraba desde mediados de 2013.

La encuesta, que valora los resultados obtenidos durante el primer trimestre y las perspectivas para el segundo, fue realizada durante el mes de abril, por lo que ya incluye los efectos de la crisis sanitaria de la COVID-19 y sus repercusiones económicas. Según señala el presidente de la Cámara: "Nos encontramos con un claro reflejo de la situación a la que nos enfrentamos los empresarios. A la pérdida de confianza que arrastrábamos como consecuencia de la desaceleración económica del último año, se ha unido en este primer trimestre el fuerte impacto económico de la pandemia por la obligada paralización de las actividades no esenciales". De hecho, la incidencia de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 ha sido citada como principal factor que ha limitado la actividad de las empresas en el primer trimestre del año por el 75 por ciento de los encuestados.

Frente a esta situación, los empresarios murcianos reclaman apoyo para que la recuperación se produzca de la forma más rápida posible con el fin de evitar el cierre de empresas y la destrucción de empleo. Para ello es vital la efectividad real de las medidas de financiación que garanticen la liquidez de las empresas con mecanismos ágiles y de sencilla tramitación; la flexibilización en las condiciones de los ERTE según se produzca la vuelta a la actividad; y no generar más incertidumbre con el anuncio de medidas como la modificación de la reforma laboral que resultarían perjudiciales en el actual contexto. Además, con el fin de no perjudicar el consumo y las necesidades de las familias es prioritario que los trabajadores dispongan de sus prestaciones sin retrasos.

Principales resultados

La parada de actividad empresarial decretada por el gobierno central como consecuencia del COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en todas las variables analizadas por el indicador y es previsible que siga teniéndolo en próximos meses. De este modo, el primer trimestre del año se ha cerrado con una disminución en su cifra de negocio para el 64,1 por ciento de las empresas encuestadas, mientras las perspectivas para el segundo trimestre de 2020 reflejan un descenso en el 47,3 por ciento de los casos.

Para concretar más los resultados, en esta ocasión se ha analizado expresamente qué porcentaje de las ventas de las empresas murcianas ha variado por el impacto de la crisis del COVID-19. Los empresarios cifran en términos porcentuales en un descenso medio del 33,6 por ciento el impacto directo que esta situación ha tenido en sus ventas durante el primer trimestre respecto al año anterior, esperando que este perjuicio se eleve hasta el 40,4 por ciento neto en el segundo.

En cuanto al empleo, el 27,4 por ciento neto de los encuestados señala que disminuirá su plantilla de trabajadores en el segundo trimestre. Se trata de unas perspectivas que profundizan el signo negativo que tomaron en el trimestre previo, donde la contratación de nuevos trabajadores disminuyó un 30,3 por ciento. La Región perdió en abril 13.322 afiliados a la Seguridad Social, un 2,3 por ciento, mientras el paro registrado se incrementó en 6.896 personas, la mayor subida de la serie histórica. Además, hay que considerar que estos datos no incluyen los casi 80.000 trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) contabilizados en la Seguridad Social a 30 de abril, ni los ceses de actividad de autónomos sobrevenidos por la declaración del estado de alarma y del cierre de actividades no esenciales con motivo de la crisis del Covid-19.

El 28,2 por ciento neto de los empresarios que realizan exportaciones señala haberlas disminuido durante los tres primeros meses del año, ya que en muchos casos las operaciones con países donde el Covid-19 ya estaba presente se habían dificultado o incluso interrumpido. Así, las exportaciones según la Secretaría de Estado de Comercio con datos disponibles para los tres primeros meses del año suman 2.534,9 millones de euros, un -1 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior. Las previsiones para el segundo trimestre indican una continuidad de la contracción hasta el 25,6 por ciento de las empresas exportadoras.

Respecto a la inversión, los encuestados esperan para el segundo trimestre un descenso en el 37,8 por ciento neto, mientras el que se produjo en el primero fue menos pronunciado, un 29,4 ciento. Finalmente, los precios de venta para el segundo trimestre disminuirán según el 27,6 por ciento neto de las empresas encuestadas, mientras en el anterior trimestre se habían reducido en el 17,5 por ciento neto de los casos. Hay que señalar que la fiabilidad del Índice de Precios al Consumo (IPC) en la Región de Murcia está muy condicionada por la declaración del estado de alarma, ya que las transacciones de algunos productos que integran la cesta de la compra han sido prácticamente nulas en algunos periodos desde el 15 de marzo.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2020 - 15:20 h

Descubre nuestras apps

stats