Los jóvenes acusados de destrozos en las manifestaciones que reclamaban la llegada del AVE soterrado en Murcia piden su absolución

Manifestación frente a las puertas del juzgado en favot de los tres jóvenes de las vías /CARLOS TRENOR

Ocho años de prisión: tres por desórdenes público y cinco por incendio en la vía férrea. Es lo que propuso la Fiscalía murciana a los tres jóvenes acusados de causar desperfectos en las vías del tren en uno de los días clave en las protestas que reclamaban la llegada del AVE soterrado a Murcia, en octubre de 2017. Delitos que el ministerio público cuantifica en 133.750 euros para compensar a Adif y Aldesa Construcciones por los daños ocasionados.

Los acusados han rechazado la propuesta esta mañana en el juzgado, por lo que deberá fijarse una nueva fecha de juicio. "Los letrados estiman que celebrará dentro de un año y medio", lamenta Plácido Vera, padre de uno de los jóvenes implicados.

"Lo tenemos muy claro, ellos no son responsables de los hechos que les imputan, por lo que pedimos su absolución", señala el padre. Las familias de los acusado llevan dos años viviendo un calvario. "Familiarmente llevamos un sufrimiento terrible, algo que hay que tener en cuenta: es una cosa que nos está llegando al corazón".

Durante la noche del 3 de octubre de 2017, grupos de manifestantes prendieron fuego a varios contenedores, arrancaron vallas metálicas que protegían la vía ferroviaria, lanzaron una catenaria sobre las vías para impedir el paso de los trenes, y destruyeron parte de las construcciones de la pantalla. "Esa noche estábamos ahí con unas dos mil personas y, aunque no sirve de nada, podemos dar fe de que nuestros hijos no hicieron nada", señala Plácido. Joaquín Sánchez, conocido popularmente como 'el cura de la PAH', también aparece en los vídeos que ha aportado la acusación como prueba, "y junto con él estamos más de dos mil personas con las manos levantadas", señala el padre.

"Estuvimos todos los días y todas las noches en las vías desde primeros de septiembre de 2017" señala Plácido, que defiende la revindicación de los vecinos del barrio del Carmen que llevó a conseguir que el AVE no llegara soterrado a Murcia.

Al juzgado se han acercado unas 200 personas, en su mayoría provenientes de los barrios de las vías. Entre los manifestantes se ha podido ver a Joaquín Sánchez y Joaquín Contreras, presidente de la plataforma Prosoterramiento. "Ha habido mucho apoyo de la gente, y es de agreceder por haberlo hecho en horario laboral. Nos hemos sentido respaldados por la sociedad murciana y por la plataforma Prosoterramiento", indica Plácido. Tanto el padre como la abogada defensora sostienen que no hay pruebas para condenarlos, y que se aportarán pruebas periciales para conseguir la absolución.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats