Chivite descarta cerrar la hostelería en Navarra y considera "suficientes" las actuales restricciones

La presidenta del Gobierno foral, María Chivite, mira a la cámara a su llegada a un pleno en el Parlamento foral

La presidenta de Navarra, María Chivite, diagnostica que Navarra "no está bien" y que atraviesa una "situación complicada" en esta tercera ola de la pandemia después de que en los últimos días se haya incrementado considerablemente la presión hospitalaria. Con todo, considera que la comunidad foral está "en mejor situación" que otras comunidades en todos los indicadores, especialmente en el de la incidencia acumulada y el de la ocupación de camas hospitalarias, por lo que no ve necesario por el momento endurecer las restricciones que el Ejecutivo foral anunció la semana pasada. Así, descarta adelantar el toque de queda, como le ha pedido su socio presupuestario, EH Bildu, o adoptar medidas más drásticas como el cierre de la hostelería.

GUÍA | Qué se puede hacer y qué no en Navarra hasta el fin del estado de alarma

GUÍA | Qué se puede hacer y qué no en Navarra hasta el 7 de febrero

Chivite cree que el cierre del interior de la hostelería, el adelanto de la hora de cierre de los bares y restaurantes a las 21:00 y la limitación al 30% del aforo en las grandes superficies ayudarán a que en Navarra "vuelvan a bajar los datos" de contagios e ingresos hospitalarios. La presidenta de la comunidad foral ha apuntado que "espera" que los primeros resultados se empiecen a ver reflejados "esta semana" y que la comunidad foral vuelva a una situación de "meseta".

Navarra, que fue la única comunidad que mantuvo el toque de queda a las 23:00 en Nochevieja es ahora la segunda comunidad con menor porcentaje de camas UCI ocupadas, si bien en la última semana pasaron de 14 a 27, y la tercera con menor incidencia acumulada en los últimos 14 días. Por ello, Chivite considera "suficientes" las actuales restricciones para contener la tercera ola, si bien avisa que se sigue "monitorizando" la situación de forma diaria para adoptar nuevas medidas en caso de que fuera necesario. "Somos una de las comunidades que siempre hemos mantenido las medidas prácticamente más estrictas", ha apuntado.

Por otro lado, la presidenta ha señalado que pese al incremento de la ocupación en los hospitales, no se está viendo afectada la actividad ordinaria. En la primera y segunda ola fue necesario aplazar cirugías no urgentes, además de habilitar varias plantas de hospitales para pacientes con COVID-19, lo que por el momento no está siendo necesario en la tercera ola. Sí que se han aumentado ya las plazas de UCI visto el incremento de pacientes necesitados de cuidados intensivos en las últimas jornadas.

"Nadie se tiene que saltar el protocolo de vacunación"

María Chivite también se ha referido al proceso de vacunación, duramente criticado por los dos partidos de la oposición, Navarra Suma y EH Bildu, por ser la comunidad foral una de las que menos vacunas ha administrado. La presidenta ha defendido la estrategia que ha seguido Salud de guardar una "reserva de dosis" que ha permitido "mantener el ritmo de vacunación" la semana pasada, cuando Pfizer recortó el número de dosis a la mitad en su entrega del lunes.

Chivite ha asegurado que Navarra sigue manteniendo "cierta reserva" y ha apostado por "ser conservadores en materia logística" dado que el suministro "a veces falla" y poder "asegurar" que se administra la segunda dosis a todas aquellas personas que ya recibieron la primera. "Dependemos de que las farmacéuticas cumplan con ese compromiso de suministro de vacunas y desde luego cuando se puedan autorizar más vacunas, la esperanza es que podamos aumentar ese ritmo". "Estamos preparados y tenemos gente formada para aumentar el ritmo de vacunación, pero dependemos del suministro".

La presidenta también ha querido señalar que "no se han tirado vacunas", después de que la portavoz en la comisión de Salud de Navarra Suma, Cristina Ibarrola, denunciara que en una residencia se habían "tirado a la basura" varias dosis. El subdirector de Urgencias del Servicio Navarro de Salud, Kiko Betelu, aseguró el pasado jueves que "tan solo se han desechado tres dosis de un total de 14.000". Chivite ha añadido que en Navarra "se sigue estrictamente el protocolo de vacunación" y que "nadie se tiene que saltar ese protocolo de vacunación".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats