Navarra marca el segundo peor registro de positivos de toda la pandemia y llega a una tasa de incidencia de 929

Una persona, con el pasaporte COVID en un local de Pamplona

El Servicio Navarro de Salud (Osasunbidea) ha notificado este miércoles 655 nuevos casos positivos de COVID-19. Es un registro que deja atrás el pico de la ola anterior de verano (622 el 15 de julio) y que es ya el segundo pero momento de la segunda fase de la pandemia (hubo 698 de tope en la oleada del pasado otoño, antes de Navidad). Los datos de la primera ola están infraestimados porque no se hacía un volumen mínimo de pruebas diagnósticas. Así las cosas, la tasa de incidencia sería ya de 929 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, según la estimación de este periódico. En España solamente la vecina provincia de Gipuzkoa tiene un dato más alto: rozaba los 1.200 este lunes y este jueves la previsión es que haya ido a peor la situación. Al norte, en Francia, los territorios de Nueva Aquitania también tienen valores próximos a las cuatro cifras.

Volkswagen baraja producir dos modelos eléctricos en su planta de Navarra

Volkswagen baraja producir dos modelos eléctricos en su planta de Navarra

En las últimas 24 horas se han realizado 4.090 pruebas diagnósticas, por lo que la tasa de positividad está disparada, en el 16,01%. Todo lo que supere el 5% ya se considera indicativo de alta transmisión comunitaria. En este contexto de sucesión de festivos (San Saturnino, Día de Navarra, Constitución e Inmaculada) ha caído de manera significativa el volumen de pruebas PCR o de antígenos realizadas en la comunidad foral. Está todavía por encima de la media con 2.652 por cada da 100.000 habitantes (el dato es del Ministerio de Sanidad hasta el martes) pero Euskadi (3.013) y Baleares (3.548) están ya claramente por encima. El 30 de noviembre ese indicador superaba los 3.700, alrededor de un 30% más. No hay datos del R0, un indicador epidemiológico básico para saber el momento en que un virus entra en expansión.

En cuanto a la presión asistencial, la red hospitalaria atiende a 124 pacientes con coronavirus y 18 de ellos tienen cuadros críticos y permanecen en la UCI. El crecimiento es exponencial. Hace una semana eran 88 y 14, respectivamente. Y hace dos eran 77 y 12. En perspectiva, ese día de los 622 casos del 15 de julio había 33 personas ingresadas y 10 graves en la UCI. Por el contrario, la vacunación ha cambiado el escenario desde el pico de 698 positivos el 25 de octubre de 2020, cuando eran 389 y 44. 531.665 navarros tienen la pauta completa sea con una, dos o tres dosis.

No se han registrado fallecimientos en las últimas 24 horas, por lo que el total de decesos se mantiene en 1.263. 442 de ellos se han producido en residencias de mayores. Ahora mismo son 26 los mayores con COVID-19, a los que se suman 35 profesionales. Entre los mayores, 18 de 26 tienen síntomas y uno está ingresado. Entre los gerocultores, por su parte, 23 son sintomáticos. Por otro lado, la pandemia está afectando de manera muy clara a los no vacunables, los menores de 12 años, aunque ya está previsto que empiecen a ser citados a partir de la semana próxima. Son 41 los colegios con brotes y 66 las clases confinadas. Los alumnos afectados son 1.155, según datos de este mismo miércoles. Se da la circunstancia de que tras casi una semana sin acudir a los centros no han dejado de aparecer focos. La tasa entre este colectivo de menos de 12 años está en 1.269 puntos por 325 de media en España.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats