La portada de mañana
Acceder
La hora de Casado: el discurso de Abascal allana el camino al 'no' del PP
El estado de alarma, principal escollo en la negociación de Sanidad con las Comunidades
Opinión - Fact-check para Trapero, por Elisa Beni

Navarra Suma ve "débil" al Gobierno y dice que Chivite "no está liderando"

El presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Javier Esparza, se quita la mascarilla durante un pleno en el Parlamento de Navarra.

El presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha calificado al Gobierno foral en su primer año de legislatura como "débil y sin liderazgo" y ha criticado que María Chivite "preside pero no está liderando Navarra para no molestar a sus socios ni a su partido en Madrid". "Navarra podía haber tenido un Gobierno fuerte, pero tiene un Gobierno débil, con 11 parlamentarios del PSN de 50, en manos de EH Bildu y de un pentapartito", ha expuesto Esparza en una rueda de prensa que ha ofrecido este sábado para hacer balance del primer año del Gobierno de Chivite.

Chivite promete que no habrá recortes en Navarra: "Tenemos una buena base para la recuperación económica"

Chivite promete que no habrá recortes en Navarra: "Tenemos una buena base para la recuperación económica"

A su juicio del portavoz de NA+, en este primer año de legislatura Navarra ha tenido "un Gobierno sin iniciativa, continuando con las políticas nacionalistas, un Gobierno que no tiene seguridad en sí mismo y que por eso mismo no ha tomado decisiones". "Un Gobierno al que se le ha ido marcando el paso a lo largo de estos meses, que ha tomado decisiones tarde y mal, un Gobierno que no está aportando soluciones porque plantear soluciones supone generar tensiones internas dentro del ámbito de sus socios", ha sostenido, informa Europa Press.

Además, ha criticado que la presidenta del Ejecutivo "no está defendiendo la realidad institucional de esta tierra frente a las injerencias nacionalistas" y que tampoco "está defendiendo los intereses económicos de Navarra frente al Gobierno de España". "Desgraciadamente, en un momento histórico y tremendamente complejo, Navarra podía haber tenido un Gobierno fuerte, con una mayoría constitucionalista de 31 (los parlamentarios que suman NA+ y PSN), con iniciativa y capacidad para tomar decisiones, pero tenemos un Gobierno débil y sin liderazgo", ha apuntado.

Según ha señalado Esparza, "esta irresponsabilidad la estamos pagando el conjunto de los ciudadanos tanto desde el punto de vista sanitario, con los resultados que está ofreciendo Navarra, como desde el punto de vista económico y laboral". Y ha considerado que la sociedad navarra "está muy por encima de este Gobierno". "Las cosas que se han hecho bien han nacido del conjunto de la sociedad navarra y no tengo duda de que vamos a salir entre todos de esta situación pese a este Gobierno", ha indicado.

Para el portavoz de Navarra Suma, hasta que llegó la crisis del Covid-19 "estábamos inmersos como en una segunda parte de la legislatura de Barkos y Araiz, por el continuismo de las políticas del Gobierno, las renuncias de Chivite a las suyas y su falta de liderazgo". Y ha considerado que a partir de la llegada de la pandemia, "hemos visto más evidentes las carencias" del Ejecutivo.

Así, ha considerado que el Gobierno foral "ha dado bandazos un día sí y otro día también, ha mareado al conjunto de los ciudadanos y ha sido incapaz de hacer frente con solvencia a la situación". "Lo hemos visto desarbolado en muchos momentos y descoordinado en otros", ha apuntado.

En este sentido, ha lamentado que la Comunidad foral "teniendo uno de los mejores sistemas sanitarios de España, con magníficos profesionales que lo han dado todo, no ha estado bien dirigido", lo que, según ha dicho, "nos ha colocado entre los peores de toda Europa desde el punto de vista de la incidencia del Covid-19".

Ha criticado, además, que el Gobierno foral "ha ido siempre a remolque de los acontecimientos, no se ha anticipado nunca, y en lo sanitario se ha limitado a hacer seguidismo de lo que se marcaba desde Madrid". "Es un Gobierno al que se le ha tenido que ir marcando el paso y en algunas ocasiones se lo hemos marcado nosotros, incluso otras formaciones políticas", ha agregado.

También ha rebatido Esparza las palabras de Chivite en su balance del primer año de legislatura sobre que preside un Gobierno "fuerte, inclusivo y dialogante" y ha asegurado que "de cohesión nada" porque "desde el inicio de la legislatura hemos visto desencuentros" entre los socios del Ejecutivo.

En lo referente al diálogo, ha manifestado que "el año se puede dividir en dos partes claras", una primera parte en la que el Gobierno "únicamente ha buscado el diálogo con EH Bildu, hasta que llegó la crisis del coronavirus y se ha visto obligado a contar también con nosotros". "Nuestra actitud, por contra, ha sido de mano tendida desde el inicio de esta legislatura, pero obviamente también de crítica responsable para que las cosas funcionen mejor. Estamos siendo responsables, haciendo propuestas, criticando al Gobierno cuando creemos que lo hace mal, pero también lo estamos apoyando en momentos importantes", ha remarcado.

Por otro lado, preguntado por las palabra de Chivite sobre que su Gobierno no contempla recortes, Esparza ha subrayado que ella hablaba de "reorientar" y que "esto significa coger dinero del presupuesto con el que ibas a hacer unas cosas y no hacerlas para hacer otras".

"Aquí la pregunta es qué es lo que se va a dejar de hacer", ha planteado Esparza, para quien el Gobierno foral "no está dando ninguna seguridad". "No sabemos cómo van a cerrar el presupuesto y cómo se va a cuadrar el agujero que ellos mismos han definido en torno a los 1.000 millones de euros", ha agregado. Según ha señalado, "con el objetivo de déficit que están definiendo, el margen de endeudamiento que tiene Navarra y los 160 millones de euros que van a llegar a la Comunidad foral en el reparto entre las comunidades autónomas no se cuadra ese presupuesto de 1.000 millones".

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2020 - 13:13 h

Descubre nuestras apps

stats