eldiario.es

9

Nidos Nidos

Cómo afrontar el miedo al parto: "Una de las primeras noches tras el positivo me dio un ataque de ansiedad"

Las expertas coinciden en señalar el autoconocimiento, la información y el empoderamiento como claves fundamentales para superar el temor a dar a luz

La sexóloga Sonia Encinas apunta varias razones para ese miedo, como la desconexión con el propio cuerpo, el desconocimiento sobre el proceso o el mantra del 'parirás con dolor' 

"Lo básico es el conocimiento: saber qué va a pasar en un parto normal. También el empoderamiento: tomar conciencia de que por supuesto que puedes, que han parido millones de mujeres. Y desestigmatizar el dolor", dice la matrona Pilar Lobato

Una mujer observa cómo le sacan su bebé por cesárea

Una mujer da a luz por cesárea. Ben Gibbs

"Desde la adolescencia tenía claro que quería adoptar, no quería ni me sentía capaz de parir. Pero trabajé en adopción internacional y me pareció tan duro que me dije a mí misma que debía pasar por un embarazo y un parto, aunque no quisiera. Una de las primeras noches tras el positivo en el test de embarazo, me dio un ataque de ansiedad". Habla Inés Vivanco, madre reciente de dos bebés. Como ella, muchas mujeres experimentan miedo al parto en algún momento de su embarazo, especialmente las primerizas.

Pilar Lobato es una matrona jubilada del sistema público que ejerció en Salamanca, Madrid, y Sevilla. Formó a cientos de mujeres en sus preparaciones al parto, que incluían siempre un enfoque feminista. "Diría que a todas las mujeres que han estado o están embarazadas les han temblado las carnes ante ese momento", explica. "Tenemos miedo a no saber afrontar el dolor y a perder el control de nuestro parto, a no hacerlo bien. El miedo parte de un estigma social y sobre todo religioso: viene del 'parirás con dolor' que nos impusieron desde la primera manzana". Según ella, se suman varios factores: "El dolor está condicionado por el desconocimiento y por el imaginario popular: en todas las películas los partos se representan como algo doloroso y traumático", continúa.

La sexóloga Sonia Encinas apunta varias razones para ese miedo: "La primera de ellas es la desconexión total con nuestros cuerpos, que tiene que ver con la instauración del sistema patriarcal: no conocemos cómo funciona nuestro ciclo, nuestra sexualidad y nuestro cuerpo; en segundo lugar, la religión, que nos ha condicionado con la premisa de 'parirás con dolor' como castigo a las mujeres. Y en tercer lugar el sistema médico: nos obligan a asumir un rol pasivo (no movernos, no gritar), todo es aséptico, no se tienen en cuenta nuestras emociones y podemos incluso vivir violencia obstétrica", explica Encinas.

En esto difiere Isabel Serrano, ginecóloga y obstetra que ha trabajado durante décadas en programas de planificación familiar y salud materno infantil del Ayuntamiento de Madrid. "Soy una gran defensora del sistema público, creo que se ha avanzado mucho en la atención humanizada al parto normal. Aun así, todavía nos encontramos con una minoría de mujeres que tienen terror a parir, y ahí tenemos que trabajar. Porque miedos y dudas durante el embarazo los hemos tenido todas, forman parte del proceso y hay que naturalizarlos. Lo que no es normal es sentir pavor, hasta el punto de renunciar a ser madres, aun queriendo serlo, por esos miedos", explica.

Todos estos factores han derivado en la construcción de un imaginario negativo en torno al embarazo, el parto y el posparto. Pero el miedo se puede superar. Las expertas coinciden en señalar el autoconocimiento, la información y el empoderamiento como claves fundamentales.

El conocimiento como primer paso

"Lo primero que nos ayuda a vencer el miedo es el conocimiento. Tenemos que entender de dónde viene el imaginario del parto como un castigo para poder deconstruirlo", señala Encinas. "A partir de ahí, hay muchas cosas que ayudan, como parir en movimiento, empoderar nuestra sexualidad, respetar nuestros ritmos y conocer las historias de parto de otras mujeres", continúa.

Pilar Lobato apunta en la misma dirección: "Lo básico es el conocimiento: saber qué va a pasar en un parto normal. También el empoderamiento: tomar conciencia de que por supuesto que puedes, que han parido millones y millones de mujeres y que tú vas a poder igual. Y desestigmatizar el dolor: las mujeres que hemos tenido reglas dolorosas hemos pasado más dolor del que vas a pasar en el parto", asegura. Lo mismo que la ginecóloga Serrano, que califica la preparación al parto de "fundamental", pero "tiene que ser integral: biológica, psicológica y social". 

El Plan de Parto y Nacimiento es un documento oficial, elaborado por el Ministerio de Sanidad, que ayuda a sentarse a pensar qué es lo que se quiere y qué no para el propio parto. Se trata de un documento detallado donde cada mujer marca las opciones que prefiere: la persona que la va a acompañar, si en principio quiere o no ponerse epidural, qué posturas prefiere para parir... Aunque no es vinculante, la mayoría de hospitales se comprometen a cumplirlo si el parto se desarrolla de manera normal. Tanto la matrona Pilar Lobato como la asociación El Parto es Nuestro recomiendan hacerlo y llevarlo al hospital como parte de ese proceso de información y conocimiento.

Inés Vivanco, la mujer que vivió un ataque de ansiedad tras saber que estaba embarazada, buscó ayuda en el activismo y acabó contactando con El Parto es Nuestro, una asociación que trabaja para empoderar a las mujeres en esta situación. "En la primera reunión flipé. ¿No tenía por qué parir en litotomía [tumbada con las piernas hacia arriba]? ¿No tenían por qué hacerme una episiotomía [corte en el periné]? ¿La epidural conllevaba riesgos? Seguí acudiendo a las reuniones mes tras mes, leí infinidad de relatos de parto , y de repente ya no quedaban más miedos por resolver", recuerda.

Desde El Parto es Nuestro organizan reuniones en sus grupos locales donde abordan este tipo de miedos. Axia L., portavoz de la asociación, resume las herramientas que les proporcionan a las mujeres: "Lo primero es informarse sobre el proceso fisiológico del parto. Cuando lo conoces, sabes que está controlado por el sistema nerviosos parasimpático, que es el que gestiona los estados de calma, salud y bienestar. Al contrario, el miedo activa el sistema nervioso simpático y produces adrenalina, por lo que el parto se dificulta, se alarga y es más doloroso. Pero hay que saber que dolor no es sinónimo de sufrimiento: hay muchas actividades del ser humano que son dolorosas y no sufres por ello, como el ejercicio físico o el sexo", asegura.

Lecturas que ayudan

También hay lecturas que pueden ayudar en todo este proceso. El libro Parir sin miedo, de la matrona Consuelo Ruiz, explica cada una de las fases del parto normal y cuenta casos de partos reales asistidos por ella. Defiende el trabajo de las matronas en la atención de los partos y denuncia los mecanismos de miedo que anulan e infantilizan a la mujer, haciendo que pierda el control de su parto. También hay otros, como Parto seguro, una guía completa , de las matronas Mariël Croon, Beatrijs Smulders; o Adiós cigüeña: el placer de parir , de Soledad Galán.

"A mí el miedo al parto me duró muy poco. Di con una matrona estupenda, hice un curso de fin de semana y me quedó todo muy claro. Ahora ya no me da miedo parir, me asusta más el posparto y la gestión de la familia", cuenta Clara Fernández, embarazada de ocho meses. Sonia Encinas, la sexóloga consultada para este artículo, será madre por primera vez en unos días: "En los últimos años he hecho un trabajo personal de empoderamiento y de reconexión con mi cuerpo, así que tengo muchas ganas de vivir el parto. Lo enfrento sin miedo, con ilusión y con ganas". Desde El Parto es Nuestro también animan a abordarlo desde una perspectiva positiva: "Tenemos que disfrutar al máximo de una experiencia que solo las mujeres podemos vivir y en contadas ocasiones de nuestra vida", concluyen

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha