eldiario.es

Menú

Sin sorpresas: el acuerdo PNV, PSE-EE y PP tumba las enmiendas de EH Bildu y Elkarrekin Podemos

La izquierda afea al Gobierno de Urkullu sus alianzas con unos 'populares' que han defendido la "estabilidad" institucional del doble acuerdo presupuestario y fiscal

- PUBLICIDAD -
El consejero, Pedro Azpiazu, este lunes en el Parlamento

El consejero, Pedro Azpiazu, este lunes en el Parlamento EUSKO LEGEBILTZARRA

Puro trámite. El pleno del Parlamento Vasco, con los votos de PNV, PSE-EE y PP, ha tumbado este lunes las enmiendas de totalidad a los presupuestos vascos de 2018 presentadas por la oposición de izquierdas, EH Bildu y Elkarrekin Podemos. Las cuentas, pactadas entre las tres formaciones, continuarán ahora con su tramitación ordinaria en la comisión de Economía, donde al proyecto de presupuestos se incorporarán hasta 180 correcciones planteadas por los 'populares' y que están valoradas en 30 millones de euros, el 0,26% de un crédito total previsto de 11.486 millones, un 3,9% más que en 2018. Será el 22 de diciembre cuando el proyecto vuelva al pleno para su refrendo definitivo.

El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, ha defendido que la sesión era "un trámite que no puede considerarse menor", si bien  el resultado final ha sido el previsto desde que el portavoz económico del PP, Antón Damborenea, estampara su firma junto a la del propio consejero hace unos días en una sala de la tercera planta de la Cámara. En nombre del Gobierno de PNV y PSE-EE, Azpiazu sí ha aprovechado para destacar la "predisposición" de los 'populares' al entendimiento frente a EH Bildu y Elkarrekin Podemos, si bien ha deseado que "en el futuro" haya también "espacios de colaboración" con estas coaliciones. Sin embargo, hoy por hoy esa puerta está cerrada porque tanto el proyecto como el acuerdo político con el PP han recibido duras críticas de los portavoces Maddalen Iriarte (EH Bildu) y Lander Martínez y Jon Hernández (Podemos e IU, que han dividido el tiempo de la coalición Elkarrekin Podemos). 

Bronca entre EH Bildu y el PSE-EE por el 155

Iriarte ha insistido en afear al PNV su acuerdo con los partidos que han apoyado la aplicación del 155 de la Constitución en Catalunya. De hecho, la portavoz de la coalición de Sortu, EA Alternatiba e independientes ha usado mucho más '155' que cualquier cifra de las cuentas vascas. "No será EH Bildu quien apoye los presupuestos del 155. Rechazar el 155 es solidaridad con Catalunya pero también defensa de nuestro propio autogobierno", ha remarcado Iriarte, que ha llegado a plantear directamente al lehendakari Iñigo Urkullu y a su equipo si se imaginan vivir en carne propia "el exilio en Bruselas" o la cárcel. 

En cuanto al contenido económico del proyecto, la representante abertzale ha hecho énfasis en la reforma fiscal acordada por los mismos tres partidos como reverso de la moneda presupuestaria. Y ha criticado que se haya puesto en marcha "la reforma de Confebask". "Si los ricos aplauden, el pueblo sabe que no se avecina nada bueno", ha asegurado Iriarte sobre la decisión de bajar del 28% al 24% el tipo nominal general del Impuesto de Sociedades, un punto menos incluso que en el resto de España. 

"Con estos socios, la coalición de PNV, PSOE y PP condena a Álava, Bizkaia y Gipuzkoa a ser una comunidad autónoma de España. Han elegido ustedes jugar en la liga española, mejor dicho, en la Copa del Rey o en la Copa del 155, si lo prefieren", ha remachado Iriarte.

Las palabras de Iriarte han merecido una durísima réplica por parte de la representante socialista Susana Corcuera. "¿Quién es EH Bildu para decidir quién puede o no formar parte de un Gobierno?", ha preguntado a la bancada abertzale la parlamentaria del PSE-EE, que ha recordado la "terrible amenaza" de ETA y que la izquierda abertzale trató de "aniquilar" a los socialistas mientras el partido impulsaba en Euskadi y en España la sanidad pública, la educación, el derecho a la vivienda o la renta de garantía de ingresos. "Mientras EH Bildu está en la república imaginaria, [...] los socialistas, plan a plan, reforma a reforma, buscamos la estabilidad política que demanda la ciudadanía vasca. Esto es la realidad", ha zanjado Corcuera.

En cuanto a la reforma fiscal, que ha supuesto un viraje del PSE-EE respecto a su deseo inicial de no tocar el tipo de Sociedades, Corcuera ha remarcado que los socialistas están "comodísimos" con los cambios y que a pesar de la bajada de los tipos crecerá la recaudación por haber menos deducciones y subir los tipos mínimos. En similares términos se ha expresado el PNV sobre la recaudación.

Desde la bancada de este partido ha salido el propio portavoz, Joseba Egibar, que ha criticado que EH Bildu afee sus alianzas con socialistas y 'populares' cuando nunca ha mostrado disposición para el acuerdo. "¿Qué posibilidades reales teníamos de acuerdo?", le ha espetado a Iriarte. "Si viene el apocalipsis como dicen, ¡haber puesto aunque sea dos abstenciones sobre la mesa!. ¿Que el PP ha aprovechado su oportunidad? Claro. Pero eso no quiere decir que vayan a cambiar nuestra posición con el 155. El tiempo será testigo. Al tiempo, como decía aquel", ha señalado Egibar en euskara.

Podemos da la 'enhorabuena' al PP por su influencia

Desde las filas de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez ha tirado de ironía para felicitar al PP, y no al Gobierno, por la aprobación de los presupuestos y la reforma fiscal que rebaja la tributación de las empresas. "Hoy no se aprueban los presupuestos del Gobierno, son los del PP, las políticas austeridad y antisociales. Habéis conseguido algo increíble, que PNV y PSE-EE aprueben vuestros presupuestos. Enhorabuena por lo que les toca", le ha dicho Martínez al líder 'popular', Alfonso Alonso, que seguía el debate desde su escaño. Acto seguido, el también  candidato a nuevo secretario general de Podemos en Euskadi, asimismo, ha dado "el pésame a todos aquellos que piensan que merecemos otra cosa". 

Según ha repetido, los 38 de 75 escaños que han tumbado las enmiendas de Elkarrekin Podemos y de EH Bildu no representan a la mayoría social. Y ha añadido sobre el PP: "Es el partido menos querido de Euskadi pero tienen más poder que nunca gracias a los tejemanejes del PNV y su muleta del PSE-EE. Ahora pueden codearse con la patronal, con los colegios del Opus y con la sanidad privada".

De nuevo la socialista Corcuera ha salido a replicar a Martínez, que ha afeado que las enmiendas presentadas por la coalición de Podemos, IU y Equo apenas modifican el sentido del 1% del total de gastos. "Es un 1% del total presupuestario y eso nunca es una alternativa, un modelo alternativo", ha enfatizado. La otra pata del Gobierno, el PNV, se ha centrado en rebatir las acusaciones de políticas "antisociales". La 'jeltzale' Miren Josune Gorospe ha aportado un dato frente a las acusaciones de "recortes" en la renta de garantía de ingresos: en 1990 se destinaban 20 millones a esa partida y ahora "500 millones más".

El PP sólo ha participado en el debate tras la votación, en el denominado turno de explicación de voto. Damborenea, en apenas cinco minutos, ha dicho simplemente que es "bueno para los vascos" que haya "estabilidad". "No es nuestro presupuesto, pero ni de lejos. Otra cosa es que cada uno asume políticamente qué quiere y nosotros queremos que a los ciudadanos les vaya mejor. Y eso lo vamos a conseguir con la reforma fiscal y con las enmiendas", ha señalado el representante 'popular', que ha tenido un recuerdo para las víctimas del atentado contra el cuartel de Zaragoza.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha