eldiario.es

9
Menú

El consejero Toña elevará su caso a la Comisión del Código Ético

El consejero, condenado en segunda instancia a una pena de inhabilitación para ejercer en un juzgado concreto de administrador concursal, se ha reunido esta mañana con el lehendakari.

Toña no avisó a Urkullu de la sentencia, que le fue comunicada apenas 48 horas antes de jurar su cargo, según fuentes solventes.

- PUBLICIDAD -

El flamante consejero de Empleo, Angel Toña Guenaga, ha decidido elevar una consulta ante la Comisión de Etica para que se pronuncie sobre las posibles incompatibilidades para continuar en el cargo ante la sentencia condenatoria dictada contra él por la Audiencia de Bizkaia. El consejero Toña ha tomado esta decisión tras entrevistarse esta mañana con el lehendakari, Íñigo Urkullu, preocupado por las implicaciones que este caso puede tener para la estabilidad de su Ejecutivo.

La Sección 4 de la Audiencia de Bizkaia ha condenado a Toña por su actuación como miembro de la Administración Concursal de las empresas Fundifes, Otsaila XXI y Bator Gestión 2004. La sentencia le obliga a reordenar los pagos realizados y a "una inhabilitación de 18 meses para ser nombrado administrador de concurso" en el juzgado concreto en el que se llevaba el caso. La información la ha adelantado este miércoles  el diario Gara.

Ángel Toña no avisó a Urkullu de la sentencia,que había ganado en primera instancia y que le fue comunicada apenas 48 horas antes de jurar su cargo, según fuentes solventes. Fuentes conocedoras del caso aseguran que la actuación de Toña como administrador concursal buscó en todo momento "la continuidad de la actividad empresa y el pago a los trabajadores". Y así lo recoge la propia resolución judicial. El sindicato LAB ha apoyado la actuacion de Toña, quien sí consultó la sentencia con fuentes judiciales bregadas en materia concursal.

Entre otras cosas,  el Código Etico aprobado por este Gobierno apela a la ejemplariedad en la actuación de sus cargos. El caso que afecta a Toña es de hace cinco años. "Los cargos públicos y asimilados, especialmente en los casos en los que ocupen una posición prevalente en las estructuras gubernamentales u organizativas, son el espejo de la institución en el que se mira tanto la ciudadanía como el resto de personas que trabajan en esa entidad pública, por lo que deben evitar cualquier acción u omisión que perjudique, siquiera sea mínimamente, el prestigio, la dignidad o la imagen institucional de la Administración General e Institucional de la Comunidad Autónoma de Euskadi, evitando así minar la confianza que la ciudadanía tiene en su sistema institucionala institucional".
 
Ahora el caso tendrá que ser estudiado por la citada Comisión de Ética, que preside el consejero de Justicia y Administración Pública, Josu Erkoreka. El Gobierno no se ha pronunciado oficialmente sobre este asunto. El lehendakari tiene una pregunta de control para este viernes en relación con el nombramiento de Ángel Toña.
- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha