eldiario.es

9

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Entrevista - José Luis Mendoza, consejero de Educación

“Lo que espero es que tiren la LOMCE directamente a la basura”

El consejero navarro de Educación, José Luis Mendoza, insiste en que el Gobierno Foral, dentro de la legalidad, intentará frenar y retrasar la aplicación de la ley a la espera de qué sucede tras las elecciones generales

Pide que, en caso de que el PP no gobierne, se deje a las autonomías que lo deseen “desarrollar nuestros propios currículos” a la espera de una nueva ley educativa

Mendoza repasa algunas de las claves de su arranque en la cartera de Educación, desde el PAI a la OPE o la educación segregada

El consejero navarro de Educación, en la sede del departamento.

El consejero navarro de Educación, en la sede del departamento.

Rechazar la LOMCE, potenciar la escuela pública, aplicar la ley que impide hacer conciertos con centros de educación segregada, garantizar una financiación plurianual de la Universidad Pública de Navarra… El acuerdo programático del nuevo Gobierno Foral incluye apuestas ambiciosas, algunas esperadas (quizá la más evidente, la convocatoria de una Oferta Pública de Empleo) y otras que se sabía que generarían debate (como establecer una moratoria de al menos un año en el Programa de Aprendizaje en Inglés). El consejero navarro de Educación, José Luis Mendoza (Cárcar, 1954) tiene ese acuerdo en su despacho, y bien subrayadas las palabras clave. Este maestro de primera enseñanza, licenciado en Ciencias Eclesiásticas y Filología Hispánica, defiende esos compromisos, que siguen dando de qué hablar al llevarlos ahora a la práctica.

Quizá su departamento era, dentro del Gobierno Foral, el que más urgencias presentaba, por la cercanía del inicio del curso 2015-2016. ¿Esperaba tanto debate y tan inmediato al aceptar ser consejero de Educación?

En Navarra nos gusta discutir de todo y replantearlo todo. Por un buen debate nos pirramos.

Y, educación, por desgracia, siempre está en el debate político. ¿Tanto vaivén en cuestiones educativas, en que cada gobierno venga con su propia ley debajo del brazo, no genera hartazgo entre padres, madres, alumnado y profesorado?

Pero uno de los beneficios que tiene es que toda la sociedad se entera de lo que pasa. Como padre, sí diré que es verdad que hemos padecido ya unas cuantas leyes, unas con mejor desarrollo que otras. Con la LOMCE, lo que ha pasado es que algunos de los expertos que la han diseñado, y expertos dicho con muchas comillas en algunos, habrán estudiado mucho pero les ha faltado la práctica. No han contado con la comunidad docente y así les ha salido ese churro de ley. Y ahora, que incluso hay comunidades gobernadas por el PP que se han dado cuenta de que es manifiestamente mejorable, tenían la oportunidad con el cambio de ministro [a José Ignacio Wert le sustituyó Íñigo Méndez de Vigo] de modificarla, pero se ha visto que no tenían intención de cambiar nada. Lo que espero es que la echen directamente a la basura.

¿En qué se va a notar la LOMCE este año en Navarra?

En la medida en la que podamos, y siempre dentro de la seguridad legal, intentaremos frenar y retrasar su aplicación. Trataremos de frenar los decretos de Bachiller, que como no se implantan todavía no corre tanta prisa. Además, lo que pase después de las elecciones generales no depende de nosotros, pero está claro que, si el PP no gobierna y se quiere impulsar otra ley de educación, eso exigirá por lo menos toda la legislatura que viene para ser desarrollada. Por eso pedimos que suspenda la LOMCE y, en ese periodo de transición, que dejen a las comunidades autónomas, en la medida en que lo deseen, desarrollar sus propios currículos a la espera de una ley.

Suena a aprovechar la coyuntura…

No, aprovechar no. Es una situación transitoria, y todo lo que se pueda aportar desde las comunidades autónomas, miel sobre hojuelas.

¿En este curso habrá evaluaciones externas en Navarra?

Técnicamente, habría que hacerlas, en 3º y 6º de Primaria. Ya veremos si se hacen o no.

El pasado curso, hubo padres y madresinsumisos en Navarra a esa prueba de 3º de Primaria.

En el caso extremo de que hubiera que cumplir la ley, intentaríamos influir en qué tipos de evaluaciones se hacen, con qué objetivos y que no fueran evaluaciones externas.

¿La desobediencia civil es una posibilidad o no? Se habló mucho de lo que usted había comentado con el ministro.

La desobediencia civil es una opción personal. Yo ese ejemplo se lo puse al ministro, en un tono cordial, cuando hablamos de lo divino y lo humano. Y le dije, de pasada, que no conocería que en Navarra existía el pase foral, que hacía que en Navarra no se cumpliera una ley. Pero no era una amenaza.

El PSN le ha acusado de “inacción” ante la aplicación de la LOMCE.

Yo estoy dispuesto a escuchar todas las propuestas que nos hagan. Lo que está claro es que no podemos generar una inseguridad, que es lo que habría pasado, a otro nivel, con el Programa de Aprendizaje en Inglés (PAI) sin la moratoria [de al menos un año] que nosotros hemos establecido y si, en cambio, la hubiéramos iniciado en este curso.

Uxue Barkos, en el debate durante su investidura, fue muy crítica con el PAI.

Es que nos preocupa mucho, más allá de la tontería que se decía de que queríamos quitar el inglés para poner el euskera, que es un argumento de muy baja de calidad. Para empezar, el PAI es un programa, no un modelo lingüístico, como son los que hay en euskera y castellano, que son las lenguas propias de Navarra. El PAI no responde a una necesidad de inglés: porque Barcina [expresidenta de Navarra] dijo en una entrevista en 13tv que había servido para frenar el crecimiento del euskera [Barcina después defendió que el PAI no era una amenaza "para nada ni nadie"].

Pero lo que sí es indudable es que la educación en inglés atrae demanda.

Claro, pero de ahí viene la frustración, porque han entendido que prometes una cosa que no puedes ofrecer. Hay profesorado insatisfecho, porque el departamento no les ha preparado para hacer enseñanza en inglés, y eso repercute en que alumnos y alumnas no tienen el suficiente nivel como para aprender en inglés, se desmotivan y el proceso educativo pierde.

¿Quién se encargará de hacer la evaluación del PAI durante la moratoria?

La está haciendo el departamento. Y contaremos con agentes externos, gente experta que no tiene nada que ver con el departamento, aunque también hay que contar con la comunidad educativa. Queremos dar las pautas para hacer un buen programa. Vamos a fortalecer la enseñanza del inglés y ver cómo se hace su introducción. Por poner solo unos ejemplos, en infantil, a través del juego es interesante afianzar la fonética, y luego habrá que ver a qué edad empezar con otras asignaturas en inglés… igual es mejor arrancar por las prácticas. Habrá que ver cuándo y con qué asignaturas.

Entre el profesorado, ¿se va a pasar de la fiebre por prepararse en inglés a la fiebre por el euskera?

No hablo de fiebre porque tiene un matiz peyorativo. A nivel educativo, todo dependerá de las opciones de los padres y madres, porque tienen derecho a elegir. No queremos imponer, sino ofrecer la posibilidad en toda Navarra a que, igual que se puede estudiar en castellano como lengua vehicular, se pueda hacer en euskera [la última reforma de la ley del vascuence equipara la zona no vascófona a la mixta, y permite implantar el modelo D, con todas las asignaturas en euskera salvo lengua castellana, donde haya demanda].

Las ofertas públicas de empleo se plantean para toda la legislatura, no vamos a sacar ahora todas de golpe

¿Qué va a pasar con la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo?

Me comprometí a que en octubre se anunciaría. La idea es que en enero se podría hacer la convocatoria y en junio los exámenes. Y la excepción podría ser que los sindicatos, aunque la decisión es del Gobierno, nos dijeran que no es necesario sacar tantas plazas por el efecto llamada, si al final otras comunidades no llevan a cabo medidas similares.

El gobierno de Yolanda Barcina anunció en febrero una OPE de 134 puestos en Educación, y usted ha dicho que son insuficientes.

Lo digo yo y cualquiera. Las necesidades son mucho mayores: calculamos unas necesidades mínimas de entre 200 y 400 para empezar [remarca las dos palabras]. En cualquier caso, ya se dijo que las ofertas públicas de empleo se plantean para toda la legislatura, no vamos a sacar ahora todas de golpe.

Otro debate abierto son los convenios con centros que hacen educación segregada. El acuerdo programático del Gobierno apuesta por hacer cumplir la ley foral 17/2012, que impide conciertos con centros que admitan a alumnado de un solo sexo. Sin embargo, la LOMCE blinda esos conciertos. ¿En qué va a quedar esta cuestión?

El gobierno anterior dejó firmados en junio varios conciertos por un periodo de entre cuatro y seis años, así que creo que en esta legislatura no toca la renovación o no de alguno de estos conciertos.

¿Tienen las manos atadas?

Hay una ley navarra y la LOMCE. Si desaparece la LOMCE, habrá que ver qué dice la nueva ley estatal. Esos conciertos están firmados por cuatro o seis años y, cuando toque renovarlos, habrá que ver qué dice la legislación.

Da la sensación, entonces, de que tendrán que cumplir los convenios aunque no les gusten.

Nosotros apostamos por la educación pública, por la concertada, sin restarle importancia, como complementaria a la pública, y el acuerdo dice específicamente que los centros concertados cumplan con las obligaciones establecidas en los conciertos. Pero esos acuerdos están firmados por el anterior gobierno, están vigentes hasta que caduquen y nosotros respetaremos lo que cumpla la ley.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha