La portada de mañana
Acceder
El PSOE apela a la nueva posición del PP para llegar a pactos en políticas de Estado
La segunda ola, desde dentro de la UCI: "Pasan los meses y no vemos el final"
OPINIÓN | Picoletos novit curia, por Elisa Beni

La hora de hablar

Manifestación de Hablemos/Parlem en Barcelona en 2017

Juan Antonio Geraldes

Candidato de Més País al Congreso por Barcelona —

Este fin de semana hay tres convocatorias en Barcelona. Lo que la semana pasada parecía una respuesta unitaria de toda la sociedad catalana ante la sentencia del procés, esta semana vuelve en forma de manifestaciones antagonistas y una concentración el sábado a las 12:00 en la plaza Sant Jaume del movimiento Parlem/Hablemos. También han convocado el mismo día la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural una manifestación por la tarde. Y, finalmente, el domingo se ha convocado una manifestación por parte de Societat Civil Catalana (SCC) bajo el lema: "Stop Procés". Estas tres convocatorias nos pueden servir para analizar cómo afrontan la sentencia del procés las tres fuerzas progresistas no independentistas que se presentan en Barcelona en las próximas elecciones generales del 10 de noviembre.

Por un lado, el PSC ya ha comunicado que acudirá a la manifestación del domingo convocada por SCC. Por lo tanto, lo que queda claro es que los socialistas, definitivamente, han elegido en qué trinchera quieren estar. Es difícil que un partido que se posiciona tan claramente dentro de uno de los bloques esté en disposición de formar parte de la solución. Por supuesto, que los socialistas han decidido seguir formando parte del problema ya lo vimos con el cambio de tono de sus líderes respecto a la cuestión catalana. El mismo partido que hace nueve meses abogaba por una España plurinacional y por una resolución dialogada del conflicto ahora ha asumido totalmente el discurso de la derecha y de enfrentamiento frontal con el independentismo. Han decidido combatir y no convencer.

Al otro lado tenemos a En Comú Podem: algunos de sus líderes ya han afirmado que acudirán a la manifestación convocada por la ANC y Òmnium, al igual que acudieron a las movilizaciones del pasado 18 de octubre. Por lo tanto, los Comunes también han elegido en qué trinchera quieren estar. Es muy lícito creer que la sentencia no ayuda a recoser el tejido social, y que la relación entre Cataluña y España tiene que replantearse y rearticularse, pero en el momento en el que se participa en una manifestación con la cabecera "Contra la sentència, Independència", es difícil que quepan muchos matices. Aun así, no deja de sorprender que cuando los Comunes llegan a las negociaciones del Gobierno de España lo primero que hacen es renunciar a estos posicionamientos sin despeinarse.

Finalmente, también se celebra la concentración de Parlem/Hablemos en la plaza Sant Jaume el sábado a las 12:00. Desde Más País-Més Barcelona ya hemos expresado nuestra voluntad de acompañar dicha concentración y hemos animado a los inscritos e inscritas a participar como catalanes y catalanas de a pie. De esta forma, lo que observamos es que la concentración convocada por esta iniciativa, que proviene de gente comprometida e implicada pero que en modo alguno dispone de una estructura estable, lo que pretende es abrir un tercer espacio entre los dos frentes para encontrar la manera de componer una subjetividad que impulse la recuperación del diálogo y del sentido común. Es decir, el enfoque de los participantes de Parlem/Hablemos es el de lograr mover las posiciones de dos bloques que parecen completamente estáticos y abocados a confrontar durante décadas.

Dos manifestaciones que buscan ahondar en el conflicto y hacer perdurar una tensión que acaba pagando la gente y una tercera, de Parlem/Hablemos, que nos invita a participar en un llamamiento al diálogo sincero y realista, sin proclamas ideológicas ni banderas, sin líneas rojas; porque el diálogo no puede ser una consigna vacía de políticas de acuerdo. Tarde o temprano ese diálogo tendrá que llegar. Necesitamos representantes del pueblo responsables y capacitados para afrontar estos tiempos difíciles. Es tiempo de dar, todos y todas, lo mejor de nosotros mismos. Es tiempo de entrar en una fase nueva donde el diálogo, la mesura y la política vuelvan a ser los ejes para resolver este y todos los conflictos que surjan. Es necesario empezar a hacer las cosas de otro modo. Es la hora de hablar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats