eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Casado se aferra a un "efecto Errejón" que divida a la izquierda como única vía para asaltar la Moncloa si hay elecciones

La dirección popular reconoce que tendría que darse una "cuadratura del círculo" para que pudiera gobernar en el caso de que Sánchez fracase y convoque elecciones

Génova calcula que recuperaría al menos 20 escaños en una repetición pero asume que depende de la desmovilización de la izquierda y la "pérdida del miedo" a Vox

García Egea afirma que el PP lleva un año "engrasando la máquina" ante la posibilidad de que haya nuevos llamamientos a las urnas: "Estamos preparados"

66 Comentarios

Reunión del Comité de Dirección del PP de este lunes.

Reunión del Comité de Dirección del PP de este lunes. Flickr PP

El Partido Popular no quiere un adelanto de las elecciones generales. Desde el día siguiente al 28A, cuando el partido encajó el peor resultado de su historia, su líder, Pablo Casado, reclamó al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que formara su Ejecutivo "cuanto antes" para evitar nuevas elecciones en pleno hundimiento de los populares, que mantienen una guerra abierta con Ciudadanos y Vox por la hegemonía de la derecha y los votantes conservadores. 

Una vez constatados los problemas que está teniendo Sánchez en su negociación con su socio preferente, Unidas Podemos, para lograr un acuerdo de investidura, desde la dirección del PP han asumido, sin embargo, que ese adelanto de las generales es una posibilidad real a la que llegarían en uno de sus peores momentos, con todas las encuestas en contra. Por eso, fuentes cercanas a Casado reconocen que solo una "cuadratura del círculo" podría hacer que los populares recuperaran la Moncloa. 

Ese alineamiento que en Génova consideran "difícil, pero no imposible" y que les devolvería al poder estatal previsiblemente con la ayuda de Ciudadanos y Vox –sus socios en ayuntamientos y comunidades tras el 26M– menos de dos años después de la salida de Mariano Rajoy, pasa, según explican miembros de la máxima responsabilidad de la dirección del PP, por "la desmovilización" de la izquierda y la "pérdida del miedo a Vox" en el electorado progresista.

Pero como una de las condiciones clave en ese hipotético giro a las encuestas que daría el Gobierno al PP los dirigentes consultados citan la posibilidad de que el fundador de Más Madrid y exdirigente de Podemos, Íñigo Errejón, extienda su proyecto a nivel nacional y decida presentarse a las generales, haciendo competencia a los sectores más izquierdistas del PSOE y a los más moderados de Unidas Podemos.

"Tres izquierdas frente a tres derechas"

"El factor Errejón puede ser muy positivo para que pudiéramos gobernar, porque dividiría a la izquierda y ya jugaríamos al mismo nivel: tres partidos de derechas –PP, Ciudadanos y Vox– frente a tres de izquierda", explican desde el entorno más próximo a Pablo Casado.

Además de en esos movimientos en la izquierda, en la dirección del PP confían en que de cara a un adelanto electoral se produzca una "fidelización del voto 'popular". Es decir, Génova cree que habrá un regreso de muchos votantes "decepcionados", especialmente con Vox, por su "actitud ante las negociaciones" en las comunidades autónomas donde realizan exigencias desproporcionadas. También esperan recuperar a electores que el 28A optaron por Ciudadanos, aunque su principal objetivo son aquellos que apoyaron a la extrema derecha.

Aunque en privado los dirigentes del PP reconocen que un adelanto electoral puede suponer un nuevo varapalo del que difícilmente podría recuperarse Casado, el mensaje oficial es que, en cualquier caso, el partido está preparado para volver a las urnas. Así lo verbalizaba este mismo lunes el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, en la rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del partido.

El 'número dos' del PP señalaba que su partido lleva un año "engrasando la maquinaria para lo que pueda venir". No obstante, a su juicio fue un "error" convocar generales y municipales y autonómicas con menos de un mes de diferencia, por lo que advertía que la convocatoria electoral "permanente" es algo que los españoles "no entienden" y podrían "acabar hartándose de los políticos". Pese a todo, García Egea insistía: "Estamos preparados".

Investiduras en Murcia y Madrid

Donde la dirección del PP no espera adelantos electorales es en la Comunidad de Madrid y en la Región de Murcia, pese a las dificultades que están teniendo para lograr acuerdos de investidura con Ciudadanos y Vox. Génova confía en que las investiduras de Isabel Díaz Ayuso y Fernando López Miras puedan producirse esta misma semana o la próxima a más tardar.

El equipo de Casado no descarta la posibilidad de que los debates en Murcia y Madrid puedan coincidir en el tiempo con el debate de investidura de Sánchez que se celebrará en el Congreso. Lo que remarca la dirección del PP es que están esperanzados porque hay "avances importantes" en las negociaciones.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha