eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gallardón, a la fiscal del caso Lezo: "Me duele que me pregunte si he cobrado comisiones"

El expresidente madrileño insiste en que la compra de Inassa fue beneficiosa para los madrileños y se hizo con los informes jurídicos a favor

Ha negado haber cobrado comisiones derivadas de un sobreprecio y se ha mostrado molesto con la pregunta

Asegura que no conocía los detalles de la compra aunque ha insistido en que "las cosas se hicieron bien y de acuerdo con la ley"

- PUBLICIDAD -
El expresidente madrileño Alberto Ruiz-Gallardón a su llegada esta mañana a la Audiencia Nacional para declarar como investigado ante el juez del caso Lezo.

El expresidente madrileño Alberto Ruiz-Gallardón a su llegada esta mañana a la Audiencia Nacional. EFE

Alberto Ruiz Gallardón ha respondido durante hora y media a preguntas sobre la compra de la empresa colombiana Inassa cuando él era presidente de la Comunidad de Madrid. Durante su declaración, ha negado haber cobrado comisiones derivadas de un supuesto sobreprecio en la compra, y le ha llegado a decir a la fiscal del caso que le dolía que le hiciese esa pregunta.

Así lo han explicado fuentes jurídicas al término de la declaración como imputado de Gallardón. El exministro de Justicia ha comparecido en el caso Lezo por la primera operación internacional del Canal de Isabel II en 2001, cuando estaba al frente del Gobierno regional.

La Fiscalía sospecha que en esa operación se pagó más de lo que costaba la empresa, y que se pudo producir un desvío de fondos públicos. Debido a sus similitudes con el pelotazo de Emissao que dio Ignacio González, Anticorrupción cree que en esta compra también pudieron pagarse comisiones a los implicados. Así se lo ha ido preguntando la fiscal Ana Cuenca al resto de investigados, hasta que le ha llegado el turno a Gallardón.

El expresidente regional ha dicho que comprendía la pregunta pero que le "dolía muchísimo" que se la hiciera, en tanto que ponía en tela de juicio su honestidad. ha contestado que no cobró comisiones y que tuvo conocimiento de esa y otras operaciones más tarde, cuando la prensa empezó a publicar informaciones sobre ellas.

Según fuentes presentes en el interrogatorio, Gallardón también ha dicho que ha tenido que acudir al sumario para conocer los detalles de la adquisición, que no conocía hasta ahora. De eso se ocupó el Canal y sus técnicos. No ha aportado documentación alguna durante su declaración, en la que ha contestado a todas las preguntas.

Una buena decisión por parte del Canal

A la salida del interrogatorio, Gallardón se ha parado frente a los periodistas para dar su versión sobre esa compra, que se realizó a través de una sociedad panameña.

Según ha explicado, la compra por 73 millones de dólares se hizo "con todos los informes jurídicos a favor" y con "el mejor y el más absoluto de los convencimiento de que era bueno para el Canal y para la Comunidad de Madrid". "El tiempo ha demostrado que aquella fue una buena decisión por parte del Canal de Isabel II", ha añadido.

Ha destacado que en el Consejo de Administración del Canal garantizaba una gestión profesional y "transparente, porque estaba compuesto por representantes de diversos partidos y sindicatos. "En ese ámbito y en ese espíritu de transparencia" es en el que se tomó la decisión de compra Inassa, la empresa que gestionaba el agua de la localidad colombiana de Barranquilla.

Gallardón ha acudido este jueves a la Audiencia Nacional después de que ya hayan declarado como imputados algunos de sus más estrechos colaboradores. Este miércoles lo hizo Manuel Cobo, su mano derecha en el gobierno madrileño, y que defendió la gestión del expresidente. Además, aprovechó para cargar contra Ignacio González, a quien acusó de manipular informes para incriminarles.

Según ha dicho, tiene plena confianza en que cuando acabe la investigación se demuestra que "las cosas se hicieron bien y de acuerdo con la ley". No ha querido entrar en los detalles sobre la compra a través de una empresa panameña, porque dice que eso le correspondía a otros de los investigados.

El expresidente del Canal Carlos Mayor Oreja se pronunció ante el juez en el mismo sentido. Además, explicó que la expansión del Canal de Isabel II por Latinoamérica se diseñó antes de que llegase el PP al poder en la Comunidad de Madrid. Afirmó que Joaquín Leguina ya la había planificado, y que ellos se limitaron a concretarla y ejecutarla.

Esa expansión permitió luego a Ignacio González y Edmundo Rodríguez -que dirigía los negocios del Canal en Latinoamérica- diseñar y ejecutar la compra de la empresa brasileña Emissao. Según la investigación, pagaron más de lo que costaba realmente, y el sobreprecio se desvió a paraísos fiscales en forma de comisiones por la operación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha