eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

  • Un antidisturbios afirma que conserva "con orgullo" una cicatriz de un golpe que le propinaron con un paraguas el 1-O: "El odio de la gente no se me olvidará"

    Un antidisturbios de la Policía Nacional afirma que conserva "con orgullo" una cicatriz de un golpe que le propinaron con un paraguas el 1-O en la intervención en la escuela Mediterrània de Barcelona. "El odio de la gente no se me olvidará", indica este oficial, que intervino además en las escuelas Pies de Sant Antoni y el Instituto Pau Clarís. Escribe Oriol Solé

    El oficial indica que en los tres colegios avisaron a los concentrados de que iban a intervenir, contradiciendo así al juez instructor de la causa por las cargas del 1-O en Barcelona, que cuando imputó al jefe del operativo y a otro agente por su actuación en el colegio Mediterrània destacó que la intervención empezó "sin mediar palabra, advertencia o requerimiento alguno"

    El oficial admite el uso de las porras para "desalojar" a los concentrados en la escuela Mediterrània y explica que no vio la agresión con una patada voladora de un antidisturbios a un votante en el Instituto Pau Claris porque permaneció en el patio del centro (tal y como atestigua la cámara go-pro que llevaba ese día).

    El oficial también explica que en el tercer colegio sufrieron lanzamiento de conos, una valla y tres sillas porque había "un grupo violento y hostil". Sobre el uso de las cámaras go-pro, explica que cuando sus jefes se la entregaron le advirtieron de que debía "administrar bien" la batería, ya que solo duraba dos horas, por lo que moduló las grabaciones.

Sigue el resto del minuto a minuto

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha