eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El posible fichaje de Manuel Valls como candidato a alcalde de Barcelona suscita polémica en Ciudadanos

El anuncio de Rivera de que ha ofrecido al exprimer ministro francés ser el candidato a la alcaldía de Barcelona hace arder los chats internos en Ciudadanos 

Algunos concejales consideran que deja en mal lugar a Carina Mejías, la actual portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Barcelona, que se había postulado para presentarse a las primarias

Otros opinan que es un "gran fichaje" que va a dar una "importante proyección" al partido para desbancar a Ada Colau

49 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Valls confía en una solución política en Cataluña porque una separatista es imposible

Valls confía en una solución política en Cataluña porque una separatista es imposible EFE

La puerta que ha dejado entreabierta Albert Rivera para que el exprimer ministro frances Manuel Valls sea el candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona está siendo acogida dentro del propio partido con división de opiniones.  

Para unos es "un gran fichaje" que dará "una importante proyección a la imagen del partido dentro y fuera de Catalunya" y, además, será un buen rival para disputar la alcaldía a Ada Colau.

Para otros, el anuncio de Rivera "deja en mal lugar a dirigentes que han trabajado estos años duramente para ganarse esa plaza" y que ahora "no van a ver recompensado ese esfuerzo como se merecen". Una clara referencia a la actual portavoz de Cs en el consistorio, Carina Mejías, que ya había anunciado su intención de concurrir a las primarias.

El anuncio de que Rivera le ha ofrecido a Valls  encabezar la lista por Barcelona en las municipales en 2019 la ha hecho este viernes el propio exdirigente socialista francés en Los Desayunos de TVE, donde ha expresado que está valorando la posibilidad. "Me lo voy a pensar", ha dejado caer Valls.

Horas después, casi sincronizadamente, el propio líder de Ciudadanos ratificaba la oferta desde El Escorial. "El señor Valls se está planteando ser el candidato y estar presente en la campaña española, en Barcelona". "El partido está abierto a que gente como el señor Valls esté en nuestras listas electorales", ha reconocido Rivera.

"Ciudadanos cree que tiene que haber una candidatura ganadora", se ha justificado después el líder de Ciudadanos, porque a su juicio, "si Barcelona tuviera un alcaldable como el señor Valls sería mucho mejor que la señora Colau, por lo tanto está todo dicho y yo espero que eso se pueda concretar aunque falta para eso mucho tiempo", ha concluido Rivera.

Desde ese momento, la noticia ha sido una de las 'comidillas' de los chats internos de Ciudadanos. Según cuentan algunos militantes y cargos catalanes a eldiario.es, ha habido tantos pitos como aplausos ante este anuncio. 

"Siempre hemos visto a Valls como una persona cercana al partido pero la verdad es que nos ha sorprendido el fichaje. Yo me he enterado por compañeros y prefiero no opinar", afirmaba en conversación con eldiario.es. un concejal de un importante municipio de Barcelona. 

Ven a Valls buscando acomodo 

Otros confiesan su rechazo al ex primer ministro socialista al que ven desde hace tiempo buscando acomodo y "coqueteando" con Ciudadanos,  al igual que anteriormente lo ha hecho en Francia con el partido de Emmanuel Macron. 

Valls, que nació en Barcelona, ha acudido a diversos actos de campaña de Ciudadanos y siempre se ha mostrado muy beligerante con los independentistas. En uno de ellos con e l premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa para arropar en las autonómicas a Inés Arrimadas, sentenció  que "el nacionalismo es la guerra".

Valls intentó concurrir a las elecciones francesas como candidato de La República en Marcha, el partido de Macron, tras perder las primarias en su partido y negarse a apoyar al ganador, por lo que fue expedientado. 

Finalmente, se adelantó a la decisión de expulsión y decidió   abandonar el Partido Socialista francés. Pero también fue rechazado por Macron con la excusa de que no cumplía con los requisitos de renovación que impulsaba el ahora presidente francés, puesto que ya había sido diputado en tres legislaturas.

"No dudo de la valía de este hombre. Pero apenas conoce España. Hay muchos dirigentes en Catalunya dentro del partido mejor preparados para afrontar el reto de la alcaldía de Barcelona", señala otra de las personas consultadas por eldiario.es.

"Hay gente que se pregunta en qué papel se queda Carina [Mejías]y por qué se opta por un independiente cuando tenemos gente con trayectoria y experiencia que se merece optar por la plaza", coincidía otro edil catalán.

Lo cierto es que en el partido muchos pensaban  que la actual portavoz del Ayuntamiento de Barcelona podría emular la victoria de Inés Arrimadas en las autonómicas y conseguir ser la primera fuerza en Barcelona en 2019.  De hecho, ella misma había asegurado que se  veía con ganas para concurrir a las primarias.

También se había rumoreado que el exdiputado Jordi Cañas, barajaba presentarse a esas primarias una vez que el Juzgado Penal número 25 de Barcelona le absolvió del delito de fraude fiscal, por el que fue imputado, y que fue la causa de que dejara voluntariamente su escaño en el Parlament en 2014.

Pero Cañas nunca ha confirmado que vaya a optar por ese cargo. Al ser preguntado al respecto por eldiario.es, ha asegurado que no ha puesto nunca sobre la mesa esa posibilidad. 

Tampoco quiere opinar ahora sobre Valls alegando que prefiere esperar a que se confirme si se cierra definitivamente ese fichaje. Aunque matiza que no tiene nada en su contra.

Una figura que transciende al partido

Otros, en cambio, reconocen que la figura de Valls "transciende más allá de Catalunya. Es un persona que se ha implicado en el debate contra los independentistas y que puede aportar mucho a Ciudadanos". "Es una buena proyección para la imagen de  Barcelona frente a la utilización que están haciendo de ella Podemos y los separatistas", añaden.

Lo que unos y otros tienen claro es que si Rivera ya ha optado, como todo apunta, por Valls, va a ser  difícil que alguien se postule para competir con él en unas primarias. 

Su caso, afirman, no tiene nada que ver ni con el de Toni Cantó, cuando optó en las primarias como diputado por Valencia, ni con el de Felix Álvarez, Felisuco, como diputado por Cantabria. En ambos casos, sus aterrizajes causaron un fuerte malestar interno en sectores del partido, calmados después con el paso del tiempo.

Ni tampoco con el fichaje del periodista Nacho Martín Blanco para figurar como independiente en el número  seis  de la candidatura por Barcelona de Inés Arrimadas en las elecciones autonómicas del 21N de 2017. 

Los Estatutos del partido exigen que para concurrir a un proceso de primarias "será necesaria una antigüedad mínima en el partido de al menos 9 meses de militancia en el momento de la convocatoria del proceso".

Pero también contempla excepciones en el caso de que la dirección del partido quiera impulsar a algún independiente. El punto cuarto del artículo 41 señala que "el Consejo General podrá exceptuar este requisito de forma motivada por mayoría absoluta de sus miembros".

"Valls es un fichaje a lo grande. Y además, lo importante también va a ser el equipo de Gobierno que pueda acompañar al candidato", señala un concejal catalán con experiencia en el partido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha