eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alumnos del máster de Casado confirman a la jueza el trato de favor: "No fui a clase ni hice exámenes"

La Cadena SER publica las declaraciones de los imputados y testigos en el caso Máster ante la jueza Carmen Rodríguez-Medel

María Dolores Cancio, una de las VIP de Enrique Álvarez Conde, asegura que el director del máster le dijo que no era necesario que fuera a clase, mientras que otros alumnos anónimos destacan que apenas faltaron un par de días

Solo se informó a los VIP de que podían convalidar asignaturas, y a defender el TFM fueron convocados exclusivamente los alumnos anónimos

- PUBLICIDAD -
Casado muestra toda la documentación de su máster, que hizo para un doctorado

EFE

En el máster de Derecho Autonómico y Local de la Universidad Rey Juan Carlos que  Pablo Casado asegura que cursó había dos categorías de alumnos. En un grupo estaban los VIP, que no fueron a clase y lograron el título sin mucho esfuerzo gracias al director del departamento que otorgaba el título, el ahora imputado Enrique Álvarez Conde. El otro lo formaban los estudiantes desconocidos, que fueron a casi todas las clases e hicieron trabajos para ir superando las asignaturas.

Así lo confirman las declaraciones de los imputados y testigos en el caso que investiga la jueza Carmen Rodríguez-Medel, cuyos audios han sido desvelados por la Cadena SER, y por el que ya se ha  solicitado al Tribunal Supremo que investigue a Casado por cohecho impropio y prevaricación administrativa, al entender que formaba parte de ese conjunto de alumnos privilegiados. En las grabaciones se escucha cómo la jueza pregunta por la asistencia a clase, los trabajos realizados en las asignaturas y por cuál fue la fórmula para presentar los TFM.

Una de las alumnas que admite ante la jueza que no pisó las clases es María Dolores Cancio, que en 2008 era becaria de Álvarez Conde y que fue la que tiró de la manta. La entonces alumna dice que le preguntó al director del máster por el comienzo de las clases, y que éste le dijo que no era necesario ir. También admite que no hizo trabajos ni exámenes.

Lo mismo hizo Alida Mas Taberner, que está imputada como Cancio, y que era alto cargo del gobierno valenciano. " Pregunté si cabía la posibilidad de hacerlo desde Valencia", asegura, pero Álvarez Conde la eximió de ir a clase a pesar de que el curso era presencial.

Que el máster era de dos velocidades lo corroboran las declaraciones de los alumnos desconocidos. Los que han declarado ante la jueza aseguran que nadie les dijo que pudiesen faltar, y que si faltaron, quizá fue un par de días. Uno de ellos lamenta que, al estar trabajando a la vez que estudiaba, tuvo que hacer "un esfuerzo brutal".

La otra diferencia entre los VIP y los no privilegiados es que estos últimos sí pasaban por el despacho de Álvarez Conde para corregir sus avances y resolver dudas, como desveló una estudiante. Otra de las alumnas le aclaró a Rodríguez-Medel que solía entregar los trabajos por correo ordinario, pero que a veces también los entregó en mano.

El reconocimiento de créditos en el máster también evidencia la desigualdad de unos y otros. A los que contaban con el favor de Álvarez Conde se les informó de que podían hacer las convalidaciones. Pero a los alumnos que iban a clase no se les comunicó que pudieran hacerlo.

Para el último paso de aprobar el máster, los que no eran VIP prepararon su TFM. Todos ellos fueron citados por Álvarez Conde el 29 de junio de 2009, que envió emails personales a cada uno. Allí se les dijo que se les eximía de la defensa del trabajo. Los privilegiados no fueron ni convocados a este encuentro, y nunca se les informó de que debían defender su TFM.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha