eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

PP y Ciudadanos confían en sus encuestas internas para insistir en que Sánchez convoque elecciones

Los conservadores se ven en una situación de empate técnico con el PSOE y anuncian una "presión máxima" contra el Gobierno para lograr su cese

Ciudadanos considera que su caladero de votos está en el electorado de entre 30 y 45 años mientras el PP se mantiene principalmente gracias a "los mayores"

El último CIS situó a los populares diez puntos por debajo de los socialistas, que volverían a ganar las elecciones, y dejaba al partido de Rivera en tercer lugar

61 Comentarios

Albert Rivera y Pablo Casado

Albert Rivera y Pablo Casado, en una imagen de archivo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tiene ninguna intención de adelantar las elecciones. "Yo aquí me voy a quedar hasta 2020. Lo creo", aseguraba este miércoles en Nueva York. Pero PP y Ciudadanos trabajarán para que su salida de la Moncloa se produzca cuanto antes. Consideran que la situación del Ejecutivo es "insostenible" tras la dimisión de dos ministros y la polémica de las grabaciones a la titular de Justicia, Dolores Delgado –a la que ambas formaciones reprobaron el martes en el Senado–, y creen que es el momento de que Sánchez convoque ya a las urnas a los españoles. Los dos partidos manejan encuestas que les sitúan en una buena posición para competir por el Ejecutivo si finalmente se produce ese adelanto de las generales.

PP y Ciudadanos coinciden en restar credibilidad al Barómetro del CIS hecho público el martes, que situó al PSOE como claro ganador de los comicios –con el 30,5% de los votos–, diez puntos por encima de los populares (20,8%), a los que seguirían Ciudadanos (19,6%) y Unidos Podemos (16,1%). Los conservadores han mejorado cuatro décimas desde la dimisión de Mariano Rajoy logrando un empate técnico con el partido naranja, que pierde ocho décimas con respecto a julio.

No obstante, fuentes de la dirección nacional del PP explican a eldiario.es que esos datos están "muy lejos" de los que maneja Génova. Los "trackings" que mencionan los populares sitúan al partido que preside Pablo Casado en una situación "mucho mejor", hasta ocho puntos por encima del porcentaje otorgado por el CIS. "La cocina se les ha ido de las manos", asegura uno de los miembros del Comité Ejecutivo del partido, para criticar el trabajo realizado por el centro que dirige José Félix Tezanos.

También desde Ciudadanos consideran que la encuesta está descaradamente "cocinada" aunque, a su juicio, el objetivo de esa práctica es "favorecer al bipartidismo". Fuentes de la dirección del partido naranja aseguran, por ejemplo, que no creen que el PP esté recuperando "peso", como apuntaba el CIS. Sus propias encuestas no reflejan el llamado efecto Casado e incluso les dan varios puntos de diferencia por encima de los populares.

"Buenas vibraciones" de Génova

El equipo de Casado explica que los estudios con los que trabaja el PP van "en la línea" de las últimas encuestas realizadas por NC Report para medios comoLa Razón, que vislumbran un empate técnico entre PP y PSOE en el caso de que se celebraran ahora las elecciones generales. Por eso cuestionan la calidad del último Barómetro del CIS y cargan contra el Gobierno por su elaboración.

Preguntado por el porcentaje que obtendría el PP en esas encuestas internas, un dirigente del Comité Ejecutivo de Casado evita dar una cifra concreta aunque reconoce que en el partido "hay mucho optimismo". Esas "buenas percepciones" confirman, a su juicio, la mejora en los sondeos para los conservadores tras culminar la sucesión de Mariano Rajoy en julio, en el XIX Congreso de los populares que Casado le ganó a Soraya Sáenz de Santamaría.

Todo ello refuerza la intención de la dirección del PP de seguir presionando a Sánchez para que adelante las elecciones, utilizando como argumento la negativa del Gobierno a exigir la dimisión a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, a raíz de la crisis abierta en los últimos días por la publicación de las grabaciones realizadas por el excomisario de la Policía José Manuel Villarejo en 2009, cuando Delgado era fiscala de la Audiencia Nacional.

Distintos dirigentes conservadores insistían a lo largo de este miércoles en solicitar el anticipo de los comicios, al considerar "insostenible" que el PSOE siga en la Moncloa por las sucesivas crisis que acumula desde su llegada al poder, en junio, que culminan con las polémicas grabaciones. Fuentes de la dirección del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso consideran, no obstante, que el Ejecutivo "va a aguantar" a Delgado en su puesto "porque saben que si ella cae, cae el Gobierno", en el que "todos los ministros están desnortados".

El PP realizará una "presión máxima" contra el Ejecutivo para que convoque elecciones. Los populares tratarán de aprovechar la "debilidad" de Sánchez y que, a su juicio, el Gobierno "no va a poder hacer nada esta legislatura". El propio Casado auguraba este miércoles poco futuro al Ejecutivo. Preguntado por la pretensión del presidente del Gobierno de mantenerse en la Moncloa hasta 2020, el líder del PP apuntaba: "No sé si va a ser posible porque esto se cae a trozos".

El caladero electoral de Rivera

Ciudadanos explica, por su parte, que según sus encuestas su caladero electoral se encuentra en una franja bastante joven, "dentro de un sector comprendido entre los 30 y los 45 años" –en el que Rivera ha centrado sus propuestas–, mientras los conservadores se mantienen principalmente gracias al voto de "los mayores".

En el partido naranja han recibido con estupor la decisión del Gobierno de elaborar un CIS con intención de voto cada mes. Aparte del "despilfarro de dinero público" que supone, las fuentes de la dirección de Ciudadanos piensan que solo persigue un objetivo: "Influir en la opinión pública en beneficio del PSOE". Estas fuentes insisten en que no están preocupadas "en absoluto" con la posibilidad de que los conservadores puedan seguir escalando posiciones en las encuestas. "La metodología que van a seguir empleando para cocinar los datos del CIS tendrá para nosotros la misma credibilidad que ahora, es decir, poca o ninguna", sostienen.

Como el PP, Ciudadanos también insiste en reclamar elecciones a Sánchez. Pero el partido naranja recuerda que su exigencia no es nueva. Se lo llevan reclamando a Pedro Sánchez desde el mismo día de la moción de censura. En aquel debate, Albert Rivera acusó al líder del PSOE de llegar a la Moncloa "por la puerta de atrás" y le pidió que pactara la fecha de las generales con los demás partidos políticos para que los españoles "hablaran en las urnas".

Poco después, al comprobar que las intenciones de Sánchez eran resistir en el cargo lo más posible, Rivera le recriminó estar "engañando" a los ciudadanos y le dijo que lo único que quería era "atrincherarse en el cargo" como un "okupa", pagando un peaje a los "populistas y nacionalistas". Cuatro meses después, Rivera sigue manteniendo ese mismo discurso. La única diferencia es que por entonces su partido lideraba la mayoría de las encuestas. Algunas les vaticinaban incluso que podrían ser la primera fuerza política por delante del PP y del PSOE. Y ahora, según el CIS, están claramente a la baja.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha