Dos años del mandato de Rajoy, en frases

Los periodistas tienen que seguir el discurso de Rajoy desde la sala de prensa. El presidente no acepta preguntas. Foto: J.J. Guillén / EFE.

"Luis, sé fuerte"

Los cinco silencios más clamorosos de Rajoy

Los cinco silencios más clamorosos de Rajoy

Uno de los acontecimientos que ha marcado esta legislatura ha sido el estallido del caso Bárcenas, por el que la Audiencia Nacional investiga al PP la presunta contabilidad ilegal de la formación. El 18 de enero, poco después de que se publicaran las primeras informaciones sobre los sobresueldos del PP, el presidente del Gobierno envió un SMS al extesorero del PP Luis Bárcenas en el que le pedía que aguantara: "Luis, lo entiendo, sé fuerte". "Hacemos lo que podemos", le dijo a Bárcenas, aunque una semana después aseguró que no recordaba la última vez que habló con él.

"La segunda ya tal"

Al presidente no le gusta responder a los periodistas: huye de ellos en los pasillos del Senado, intenta cambiar las reglas del juego para que no pregunten todos los reporteros, hace convocatorias para seguir 'virtualmente' a través de una pantalla de plasma... También evita contestar a las preguntas incómodas.

El día en que el juez Ruz envió a prisión a Bárcenas, Rajoy dijo: "Mañana hablamos". Al día siguiente, tuvo que valorar si era una "noticia positiva" la encarcelación del extesorero, ante lo que expresó: "La segunda ya tal". No fue mucho más elocuente meses antes en presencia de Angela Merkel, cuando dijo que las noticias sobre los 'papeles de Bárcenas' eran falsas "salvo alguna cosa que han publicado los medios de comunicación".

Su primera reacción ante las preguntas sobre la existencia de sobresueldos en el PP fue un irónico: "Sí, hombre".

"Estoy un poquillo cansado"

Otro ejemplo de su intención de evitar a la prensa tuvo lugar en febrero de 2013 tras una reunión del Consejo Europeo en Bruselas: "No he dormido nada. No me pregunten demasiado, si hacen el favor". Rajoy dio por terminada la rueda de prensa pocos minutos después: "Señores, si me lo permiten, me voy a ir porque estoy un poquillo cansado".

"Fin de la cita"

La oratoria no es una de las cualidades del presidente del Gobierno, que lee la mayoría de sus intervenciones públicas. La más sonada fue su discurso en el Congreso, donde compareció para dar explicaciones por el caso Bárcenas. Rajoy leyó las anotaciones del texto que llevaba escrito: "Fin de la cita", dijo cada vez que parafraseaba. El error provocó la mofa de los diputados, que acabaron sus intervenciones con esa coletilla.

"La reforma laboral me va a costar una huelga"

En una reunión informal con sus homólogos europeos antes de una cumbre de la UE, Rajoy admitió que la reforma laboral iba a provocar una huelga. "La laboral nos va a costar una huelga", le comentó al presidente finlandés, Jyrki Katainen, en enero de 2012. No se equivocó: unos meses después los sindicatos convocaron dos huelgas generales contra la reforma laboral y los recortes.

"No he cumplido mis promesas electorales"

El PP no ha cumplido su programa electoral. Es algo que a Rajoy le recriminan incluso desde dentro de la organización. El presidente lo reconoció públicamente, aunque se excusó (a su manera). "No he cumplido mis promesas electorales", admitió en unas jornadas organizadas por el diario The Economist. "Al menos tengo la sensación de que he cumplido con mi deber".

"Hemos comprado a crédito viajes al Caribe"

Una de las causas de la crisis era para Mariano Rajoy que los españoles habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades. "Uno de nuestros principales problemas es que ha habido un crecimiento desmesurado del crédito. Hemos comprado a crédito segundas viviendas, televisiones de plasma, viajes al Caribe...", aseguró en una entrevista en La Razón en diciembre de 2012. "En España nos hemos pasado gastando lo que no teníamos", añadió antes de decir que eso "no es razonable".

El "striptease completo" de los bancos"striptease

Poco después de culpar a los españoles por haber hecho un mal uso del crédito, Rajoy aseguró que los bancos no iban a necesitar más dinero público porque ya habían realizado el "striptease" al que se les había obligado. "Estoy absolutamente convencido de que las entidades financieras españolas no requerirán más fondos de los que ya han recibido", aseguró en enero de 2013 en una entrevista concedida al Financial Times.

Según el presidente, ya era suficiente haber obligado a las entidades financieras "a revelar todos sus activos problemáticos en un striptease completo".

Sobre la doctrina Parot: "Llueve mucho"

Uno de los varapalos para el Gobierno de Rajoy ha sido la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que obliga a España a derogar la doctrina Parot al considerar que vulnera los derechos humanos de los presos a los que se aplica de forma retroactiva.

La resolución judicial y la ejecución inmediata ha provocado un gran enfado de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, una de las herramientas empleadas por el PP como azote a los socialistas. La primera reacción de Rajoy ante la sentencia europea fue: "Está lloviendo mucho". Ni opinión, ni mensaje para las víctimas.

En el funeral de Mandela: "Es el estadio en el que España se proclamó campeón de fútbol"

"Este estadio en el que se va a despedir a Mandela es el estadio en el que España, además, se proclamó campeona del mundo de fútbol. Con lo cual, es realmente un motivo muy bonito y emocionante. Es uno de los lugares más emblemáticos de Sudádrica y lo será aún más después del acto de hoy", expresó Rajoy antes de asistir al funeral del expresidente sudafricano Nelson Mandela, que congregó a los líderes mundiales y a miles de personas.

"España no es Uganda"

Los SMS a Rajoy le salen caros. "Aguanta, somos la cuarta potencia de Europa, España no es Uganda", le dijo por mensaje el presidente al ministro de Economía, Luis de Guindos, mientras negociaba las condiciones del plan de rescate para el sector financiero español.

El comentario suscitó duras críticas, entre ellas, de la BBC, que realizó una comparativa de los dos países, encabezada con una imagen de una carroza rociera frente a un ciudadano de Uganda que transporta productos en una bicicleta. Los indicadores económicos, como el paro (24% en España y 4% en Uganda) o el PIB (negativo en nuestro caso y del 5,2% en el país africano), mostraban que España sale perdiendo.

"Very difficult todo esto"

A lo largo de su mandato, Rajoy ha demostrado que el inglés tampoco es su punto fuerte. Una de las muestras fue la utilización del 'espanglish' durante una reunión con el primer ministro británico, David Cameron, y el holandés, Mark Rutte. "Las noticias viajan rápido", dijo Cameron en inglés. Rajoy, a pesar de la presencia de su intérptrete, se lanzó a decir: "It's very difficult todo esto".

Etiquetas
Publicado el
20 de diciembre de 2013 - 20:49 h

Descubre nuestras apps

stats