Casado "reforzará" la fundación que dio a Suárez Illana frente al nuevo laboratorio de ideas creado por exministros del PP

Imagen de la presentación de la Fundación Concordia y Libertad, en octubre de 2018.

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, tiene previsto "reforzar" en las próximas semanas la Fundación Concordia y Libertad del partido y en la que a finales de 2018 colocó como presidente al actual secretario cuarto del Congreso de los Diputados, Adolfo Suárez Illana, el hijo del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y uno de los fichajes estrella del líder de los populares.

Casado anunció el martes su intención de dar un mayor protagonismo orgánico al citado laboratorio de ideas, cuyo vicepresidente es el secretario general del PP, Teodoro García Egea. El objetivo, dijo el líder de los populares, es consolidar a la fundación como la principal referencia de pensamiento del partido. Su anuncio llegó tras conocerse que varios exministros populares han creado un nuevo think tank de corte conservador para competir con Concordia y Libertad y con la Fundación FAES del expresidente del Gobierno José María Aznar –padrino político de Casado–, que hasta el momento eran las dos organizaciones de referencia para la dirección del PP.

El diario El Mundo adelantó ese mismo martes que la nueva Fundación Propósito ha sido creada precisamente por tres exministros de Aznar: Juan Costa, Josep Piqué y Abel Matutes. Centrado en aportar estrategias del ámbito económico a la derecha española ahora dividida en tres –PP, Ciudadanos y Vox–, el nuevo laboratorio de ideas ha fichado, además, al exsecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, quien fue la mano derecha de Albert Rivera en el partido hasta su dimisión del pasado noviembre, tras la debacle en las generales del 10N en las que la formación que ahora preside Inés Arrimadas se hundió, pasando de 57 a los 10 escaños actuales.

Aprovechando su intervención en el Comité Ejecutivo Nacional –órgano que reúne a la dirección del PP con los principales barones autonómicos–, Casado quiso remarcar el martes que la fundación "de referencia" del PP es Concordia y Libertad. "Vamos a dar un nuevo impulso a la Fundación Concordia y Libertad para que sea el think tank de referencia del centro reformista y liberal español y que nos conecte con el resto de centros ideológicos europeos y americanos", dijo.

Fuentes oficiales de la dirección de Casado evitan especificar a elDiario.es en qué se concretará ese refuerzo de la fundación que preside Suárez Illana, si bien dirigentes populares aseguran en privado que lo más probable es que la organización consiga un mayor protagonismo en los distintos congresos regionales que el PP tiene previsto celebrar en los próximos meses, entre ellos el de la Comunidad de Madrid, región de referencia para el líder de los populares presidida por Isabel Díaz Ayuso, una de las apuestas personales de Casado. La dirección del PP madrileño, presidido ahora por Pío García Escudero, se encuentra en una suerte de interinidad desde la dimisión de su última presidenta, Cristina Cifuentes, en abril de 2018, por el escándalo de su máster, y espera a que pase la pandemia para celebrar el congreso pendiente desde hace dos años.

Nuevas organizaciones vinculadas al PP

En su discurso del martes, el líder del PP sí hizo mención a la nueva Fundación Propósito, con la que dijo que el PP comenzará a trabajar de inmediato, si bien limitó la relación a "las cuestiones relacionadas con el cambio climático, la economía social y la digitalización". "También vamos a crear la Asociación de Mayores Populares para abordar los temas de interés para la tercera edad como pensiones, dependencia o la soledad. E impulsaremos la Asociación Mujeres en Igualdad, que va a renovar su estructura, para tener un nuevo impulso a las propuestas de conciliación e igualdad de oportunidades frente al discurso excluyente de la izquierda", añadió.

Casado, en cambio, no hizo alusión alguna a la FAES de Aznar que el propio líder popular reintegró en el PP nada más ganar las primarias, para después colocar a sus principales miembros en puestos de responsabilidad de la dirección popular. El reencuentro entre FAES y el PP se produjo tras casi tres lustros de desvinculación por las profundas diferencias ideológicas entre Aznar y su sucesor al frente del partido, Mariano Rajoy, al que paradójicamente él mismo había elegido a dedo, en 2004.

Hasta la creación de la Fundación Propósito, FAES y Concordia y Libertad convivían con aportaciones diferenciadas para la dirección de Casado. La fundación de Aznar ha ejercido de guía ideológica del giro a la derecha que emprendió el actual líder del PP tras su victoria en las primarias, y que ahora se ha propuesto corregir con el enésimo intento por virar al centro anunciado hace dos semanas, cuando Casado ordenó a su partido votar 'no' a la moción de censura presentada por Vox contra Pedro Sánchez, con un durísimo discurso de ataque a Santiago Abascal en el Congreso de los Diputados.

Desde el verano de 2018, FAES ha publicado prácticamente cada semana consignas de corte ultraliberal en lo económico, ultraconservadoras en lo político y de ataque constante al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, que después los propios populares han ido calcando en sus argumentarios internos.

La financiación de Concordia y Libertad

Concordia y Libertad, sin embargo, se ha centrado en el aspecto más social de la labor del PP, principalmente con la gestión de centros para inmigrantes en la Comunidad de Madrid así como de proyectos internacionales de voluntariado. El 91% de las subvenciones, donaciones y legados concedidos a dicha fundación del Partido Popular entre 2014 y 2018 fueron, no obstante, adjudicadas por gobiernos autonómicos en manos del propio PP o por ministerios y organismos públicos controlados por los populares durante el último Gobierno de Mariano Rajoy, tal y como reveló elDiario.es el pasado julio.

La memoria de las cuentas anuales de 2018 –la última publicada– de la fundación en la que Casado colocó en 2018 a Adolfo Suárez Illana –antes ya estaba vinculada al PP aunque con otro nombre, Humanismo y Democracia–, refleja que 6.844.417,18 euros del total de 7.509.888,20 euros concedidos a Concordia y Libertad en esos cuatro años llegaron de administraciones gestionadas por el PP como la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Galicia, Castilla y León, Extremadura –durante el periodo en que estuvo presidida por el popular José Antonio Monago–, La Rioja –gobernada hasta 2019 también por el PP– y el Ayuntamiento de Murcia, o por la Administración General del Estado, que hasta junio de 2018 estuvo en manos del partido que hoy preside Casado.

Después de ese periodo de cuatro años (2018-2014), auditado en un documento colgado en la página web de la fundación, los gobiernos conservadores siguieron siendo financiadores de Concordia y Libertad. Solo entre 2018 y 2019 la fundación del PP recibió 876.851 euros en subvenciones de administraciones autonómicas y locales gobernadas por el propio PP, entre las que también se encuentran la Comunidad de Madrid –que además de las propias subvenciones da cada año a la fundación 458.000 euros por gestionar dos centros de inmigrantes–, Galicia, Murcia y Castilla y León.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats