Podemos defiende ante el juez que Neurona realizó los trabajos que se le pagaron y se desentiende del uso que haya dado a esos fondos

El secretario de Comunicación de Podemos, Juan Manuel del Olmo.

El secretario de Comunicación de Podemos y responsable de las dos últimas campañas electorales, Juan Manuel del Olmo, ha defendido este viernes ante el juez que investiga al partido que la consultora Neurona, contratada para las elecciones generales del 28 de abril de 2019, realizó los trabajos que se le pagaron y se ha desentendido del uso que la sociedad haya dado a esos fondos. Del Olmo, hombre muy próximo al actual vicepresidente Pablo Iglesias, ha explicado que apostó por la contratación de Neurona porque le ofrecía confianza en cuanto a su profesionalidad y ha detallado que empleados de la consultora, con sede en Sevilla, se desplazaron a Madrid, informan fuentes jurídicas.

Podemos denuncia una investigación “prospectiva” del juez que indaga en sus contratos con Neurona

Podemos denuncia una investigación “prospectiva” del juez que indaga en sus contratos con Neurona

A preguntas del juez Juan José Escalonilla, del Olmo, que está siendo investigado en esta causa, ha afirmado que se contrató a la consultora para hacer tareas de “apoyo electoral” relativas a los objetivos estratégicos y comunicativos de campaña, realizar “trabajos audiovisuales y de diseño” y llevar a cabo “coberturas audiovisuales” en los actos. El contrato objeto de estas pesquisas, de 363.000 euros, se abonó con cargo a la subvención electoral.

Podemos defiende que los servicios facturados a Neurona corresponden realmente a trabajos que la consultora realizó para el partido. De hecho, ha aportado al juzgado hasta 1.471 “productos” —grabaciones, producción de actos, coberturas....— que, según el partido, así lo justifica. El juez ha solicitado a la Brigada de Investigación de Blanqueo de Capitales de la UDEF que analice la veracidad de esos trabajos. 

La Fiscalía pidió el pasado septiembre investigar ese contrato al entender que “existen elementos que determinan que no se ha acreditado la justificación de este gasto resultando además que es una empresa creada “ad hoc” para la prestación del servicio”. La sociedad se inscribió en el Registro Mercantil de Sevilla el 4 de abril de 2019, solo tres semanas antes de las generales. Preguntado por esta cuestión, Del Olmo ha asegurado que él no se encargaba de las labores de contratación, sino de negociar el alcance de los trabajos. 

El magistrado y la Fiscalía también indagan en los abonos que Neurona hizo en fechas próximas a las elecciones de 2019 a una mercantil de tecnología digital con sede en Dallas —Creative Advice Interactive— por un importe total de 308.257,20 euros “cuando las transferencias de la coalición son manifiestamente superiores”. A preguntas de los investigadores, Del Olmo se ha desvinculado de estos abonos y ha asegurado que no conocía la existencia de la compañía Creative Advice Interactive hasta que la vio en la prensa vinculada a esta causa. 

La denuncia de Calvente

La investigación que se sigue desde el pasado verano en un juzgado de Madrid se abrió a raíz de la denuncia que José Manuel Calvente, abogado que trabajó en el partido desde su fundación y hasta que fue despedido hace un año, presentó en diciembre de 2019 ante la Guardia Civil. Calvente sostenía en esa denuncia que pudo haber "contrataciones ilícitas" para simular gastos y llevarse así "comisiones".

Los agentes elaboraron un atestado en el que apreciaron administración desleal y malversación y el juez Escalonilla ordenó una serie de diligencias entre las que estaban la imputación de Del Olmo, la gerente, Rocío Esther Val, y el tesorero, Daniel de Frutos, que también han declarado este viernes. El juez también tomó declaración al propio Calvente, que por redes sociales había dicho que el caso era "peor que Gürtel" pero que en su declaración rebajó sus acusaciones y dijo que no tenía pruebas de esas "autocontrataciones".

El caso se ha ido desinflando en las últimas semanas. En octubre, el juez sobreseyó por falta de indicios la línea de investigación abierta sobre la supuesta salida “opaca” de dinero del fondo al que los dirigentes del partido hacen donaciones para proyectos sociales, la llamada ‘caja de solidaridad’. El magistrado concluyó que no hubo administración desleal en el fondo que Calvente definió como 'caja B', una denominación que también hicieron suya los partidos de la oposición. Días antes también había acordado anular diligencias que él mismo había solicitado encaminadas a indagar en los contratos del partido con la consultora portuguesa ADB Europa tras constatar que el Tribunal de Cuentas había acreditado que no había irregularidades en dichos contratos. 

El pasado septiembre, la Fiscalía pidió al juzgado que investigara a Podemos solo por el contrato con Neurona para el 28-A. Sobre las otras cuestiones que incluyó el exabogado en su denuncia aseguró que algunas de ellas eran “rumores, sospechas o suspicacias” mientras que para el resto no existen indicios que demuestren la existencia de hechos delictivos.

Etiquetas
Publicado el
20 de noviembre de 2020 - 16:49 h

Descubre nuestras apps

stats